Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Mira estos 23 platillos insólitos que van de lo exótico a lo siniestro

Para gustos hay colores. Por eso mismo, no sorprende que en algunos países del mundo haya platillos que lleguen a contradecir el sentido común y pongan los pelos de punta.

Genial.guru te trae 23 platillos que pueden presumir de formar parte de la lista de los más extraños y atípicos del planeta. Pero su rareza no los exime de ser el favorito de algunos países.

23. Ensalada de verduras gelatinosa

Una gelatina única. Estamos acostumbrados a la que tanto gusta a nuestros pequeños cuando llega la hora del postre, la dulce que comemos con tanto placer. Pero es difícil difícil imaginar una ensalada de verduras con gelatina. Sin embargo, los norteamericanos la consumen más que felices, la llaman "jell-o salad".

22. Grits

Para preparar grits, las mazorcas enteras de maíz de grano duro se secan, luego se ponen en remojo en una solución de bicarbonato de sodio, lima o ceniza de madera. Después, por vibración, las fibras hinchadas de la mazorca y de los cascarones y los granos restantes se vuelven a secar. Los granos triturados de un color blanquecino se llaman grits. Se sirven como guarnición salada.

21. Mantequilla frita

La mantequilla rebozada son trozos de mantequilla pasados por harina (o masa), miel y canela, que luego se fríen. A veces esta "golosina" se prepara con helado. A pesar de su excesiva grasa extra, es un platillo amado tanto por los niños como por los adultos. Si queremos resumirlo todo en una sola frase, esto es pura "mantequilla aceitosa".

20. Fruta con chile

En México, directamente en la calle, ya se venden frutas cortadas y sazonadas con chile. Una comida rápida y saludable, sí ¡y picante!

19. Cheesecake de cocodrilo

En el estado de Luisiana, EE.UU., crían cocodrilos con fines comerciales. Por eso, en algunos restaurantes puedes encontrar fácilmente una tierna tarta en cuya receta observamos queso, camarones y carne picada.

18. Pastel de sangre

Los aficionados a la morcilla, en un viaje por Asia pueden probar un pastel de sangre de cerdo con arroz, que se caracteriza por su textura densa. Este platillo en forma de barritas se vende directamente en la calle en negocios de comida rápida y tiendas. Además, puede añadirse a la sopa. Los que las han probado aseguran que estas "golosinas sangrientas" tienen un sabor fino que recordará a otros platillos también elaborados con este ingrediente peculiar.

17. Ojos de atún

Los japoneses son los principales consumidores de atún en el mundo. De este pescado se aprovecha todo: en las tiendas puedes encontrar departamentos completos dedicados al atún y todas sus partes se venden. Entre lo más exótico están sus ojos, que se fríen o se guisan para comerlos con arroz y salsa de soja.

16. Mole poblano

La salsa mole poblano se cocina en México desde hace más de 300 años. Su sabor varía de acuerdo al especiado -picante a dulce afrutado-. Su color, del marrón a casi negro, dependiendo del lugar de preparación y de los ingredientes utilizados. La salsa contiene tomates, nueces, frutos secos, pipas, pasas y... ¡chocolate! El mole se sirve usualmente con pollo y es menos habitual comerlo con pescado. ¡Es una lluvia explosiva de sabores!

15. Helado con frijoles o guisantes

En Asia, muchos adoran los platillos con sabores inusuales y los dulces no son una excepción. En estas fotos, por ejemplo, encontramos un helado tailandés con frijoles y uno chino con guisantes. Y eso no es todo: los más atrevidos pueden probar también un helado con ajo.

14. Jugo de rana

El jugo de rana es una bebida muy popular en Perú. Su ingrediente principal son las ranas capturadas a primera hora de la mañana en el lago Titicaca. El comprador elige en el acuario una rana, es ensordecida con un golpe en la cabeza, para luego despellejarla y cocerla. Mientras tanto, se mezcla una decocción de frijoles, jugo de aloe, miel, malta y una mezcla especial de especias. A esto se le añade el caldo de la rana, todo se pasa por una batidora, se cuela y se sirve. Los peruanos están convencidos de que esta mezcla mejora el sistema inmunológico, tiene poderes afrodisíacos y aumenta la fuerza masculina.

13. Tong zi dan

Este platillo se considera un manjar de primavera, se utiliza como remedio en la medicina china. Los huevos de gallina se hierven en la orina de niños varones sanos que no han alcanzado la pubertad. Esta se recolecta en recipientes especialmente instalados en las escuelas.

Al alcanzar este líquido su ebullición, los huevos se extraen y las cáscaras se pinchan para que la orina penetre. El proceso de cocción dura todo un día y, si es necesario, se añade más líquido. Los chinos creen que estos huevos, que adquieren un sabor salado, tienen valor medicinal: funcionan como un remedio antipirético y hemostático.

12. Natto

Natto es un queso que se prepara con habas de soja. Estas se cuecen durante 6 horas, luego se les añade la bacteria Bacillus subtilis y se deja reposar durante 24 horas. Este procedimiento convierte la soja en una sustancia pegajosa, mucosa y dura con un olor desagradable. Los japoneses creen que este platillo previene la trombosis y trata la osteoporosis.

11. Vegemite

Vegemite es un platillo nacional australiano que se prepara con los restos del mosto de la cerveza con diversos aditivos. Es una pasta salada de color marrón oscuro, ligeramente amarga de sabor. Algunos afirman que recuerda un poco al caldo de vacuno. Vegemite se utiliza principalmente para untar sobre el pan, sándwiches y galletas y también para rellenar los bollos típicos de Australia conocidos como cheesymite scroll.

10. Haggis

Haggis es un platillo nacional de Escocia. Se prepara de menudillos de cordero, añadiendo cebollas, avena y tocino, que se cuecen en el estómago del mismo animal. Después de cocinarlo, el platillo se sirve con un diseño original y con claro desparpajo.

9. Serpiente frita

Es uno de los manjares más inusuales de EE.UU., ampliamente popular en los estados del sur. La serpiente previamente se cuece hasta que su carne queda blanda, añadiendo después sal, se pasa por masa para rebozar y pan rallado. Y luego, se fríe.

8. Huitlacoche

El huitlacoche es una trufa mexicana especial. Es un hongo que afecta al maíz. Bajo su influencia, los granos se vuelven negros, se hinchan y adquieren un aspecto repugnante, pero al mismo tiempo, según los que entienden de esto, emana una fragancia especial: de seta, amaderada terrenal. Estos granos pueden hacer, de cualquier platillo una delicia que seguro apreciarán como se debe los gourmets.

7. Helado con hormigas secas

En el restaurante australiano Attica sirven un increíble helado, elaborado de leche de camello, con caramelo, miel, trocitos de lima y... ¡hormigas secas! Según los críticos de cocina, las hormigas aportan al postre una acidez y crujido especiales.

6. Las algas caulerpa

Las algas caulerpa (Caulerpa lentillifera) recuerdan a los hilos de perlas verdes. Se comen crudas o con vinagre, se añaden a las ensaladas con cebollas y tomates. Es un platillo rico en yodo, saludable y muy espectacular.

5. Pollo negro

¿Crees que el pollo se quemó? ¡Pues, no! El pollo negro frito es un pollo marinado con tinta de sepia, pasado por pan rallado con carbón vegetal y espolvoreado con sésamo negro. La combinación de una inusual corteza crujiente por fuera con carne jugosa y tierna por dentro vuelve locas las mentes de los gourmets.

4. Sopa azul

Otro platillo de color inusual es una sopa japonesa de pollo, denominada ramen. En realidad, es una variedad económica de comida rápida, un caldo con fideos de trigo. Su color inusual le viene por la espirulina, que también ayuda al cuerpo a combatir las altas temperaturas y cuenta con propiedades antioxidantes.

3. Embrión de pato (balut)

El balut es un huevo de pato hervido en el que ya se ha formado un polluelo con plumaje, cartílagos y pico. Es un plato muy querido en Asia, su sabor se asemeja a hígado vacuno cocido. Se come con sal y pimienta y se considera un platillo "masculino", ya que mejora la potencia sexual.

2. Café de ajo

La idea de esta bebida se le ocurrió al japonés Yokimoto Shimotai hace 30 años. Él ahora tiene 74. Entonces, era dueño de una cafetería y una vez no vigiló bien un filete de ajo que se le pasó. Luego, picó el ajo quemado, añadió agua caliente y descubrió que, por su sabor, esta bebida recordaba a un café muy amargo. Durante 30 años olvidó su bebida, pero al día de hoy Yokimoto está preparando la venta de ajos en bolsitas, como si fueran infusiones del clásico té.

1. Platillos de Alkatraz ER

En las afueras de Tokio, existe uno de los restaurantes más antiguos del país, al estilo de un hospital penitenciario. Aquí el personal va vestido con uniforme médico, las paredes están manchadas con "sangre", se oyen gritos por todas partes y los platillos van a juego. Así, puedes "disfrutar" de un cóctel de "cabeza humana", beber un par de tubos de ensayo con "sangre", o comer un asado servido en recipientes médicos, que te recordará a algunos órganos humanos.

¿Te gustaría probar alguno de estos platillos? ¿Conoces otros más de este tipo? Comparte en comentarios tus conocimientos e impresiones.