Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Los 10 platillos más deliciosos de Italia

Los 10 platillos más deliciosos de Italia

--3-
35k

La pasta y la pizza son dos platillos populares en todo el mundo que nos regaló la soleada Italia. Pero en realidad, la variedad de platillos tradicionales de este país es tan rica y diversa que es difícil encajarlos en un solo artículo.

Sin embargo, en Genial.guru escogimos los 10 platillos italianos más famosos y deliciosos que seguramente querrás probar.

Panini

Es el tradicional emparedado italiano que se come caliente, tiene el relleno de jamón, parmesano, tomates y salsa pesto. Debido a su sencilla preparación y sabor sofisticado a la vez, panini se ha vuelto famoso en todo el mundo.

Necesitarás (para 4 porciones):

  • 8 rebanadas de pan blanco. 
  • 2 cdas. de mantequilla.
  • 200 g de queso mozzarella.
  • 2 tomates.
  • 2 cdas. de salsa pesto.
  • Hojas frescas de albahaca.

Preparación:

  1. Unta 4 rebanadas de pan con salsa pesto.
  2. Corta el mozzarella y los tomates en rodajas delgadas. Pon sobre las rebanadas de pan con pesto los tomates, y por encima de ellos, el mozzarella.
  3. A continuación, ponle unas hojas de albahaca, y tapa cada emparedado con otra rebanada de pan.
  4. Calienta una sartén y fríe los emparedados en la mantequilla por cada lado durante 3 minutos.

Panna Cotta

Es una verdadera fiesta de crema batida, azúcar y vainilla. El nombre del postre se traduce como "natilla cocida", el platillo se prepara principalmente en el norte del país.

Necesitarás:

  • 1 lt de crema para batir.
  • 150 g de salsa de frambuesa.
  • 20 g de gelatina.
  • 20 frambuesas enteras (opcional).
  • 2-3 cdas. de azúcar.
  • 1/2 cdta. de vainilla.

Preparación:

  1. Vierte la crema para batir en una pequeña olla, ponla a fuego lento, agrega azúcar y vainilla.
  2. Disuelve la gelatina en una pequeña cantidad de agua caliente, a continuación, añádela en la crema caliente, remueve todo para que no haya grumos. Vierte la mezcla en vasos.
  3. En cada vaso agrega unas frambuesas.
  4. Guarda el postre en el refrigerador al menos durante 4 horas para que se cuaje.
  5. Vierte sobre cada postre la salsa de frambuesa (o de la fruta que más te guste), y sirve.

Pollo a la parmigiana (parmesana)

Es uno de los platillos más populares en la región de Campania y Sicilia, también ganó fama en Estados Unidos. El filete de pollo horneado en salsa de tomate con queso parmesano es perfecto para comer con espagueti.

Necesitarás

  • 1/2 cdta. de pimienta molida.
  • 2/3 de taza de pan molido.
  • 1 cdta. de sal.
  • 1/2 pimiento rojo picante.
  • 50 g de queso parmesano.
  • Una pechuga de pollo.
  • 1/2 taza de harina tamizada.
  • Un manojo de albahaca.
  • 3-4 cdas. de aceite de oliva.
  • 4 rebanadas de queso mozzarella.
  • Un huevo grande.
  • 4 dientes de ajo.
  • 3-4 tomates grandes.
  • 1-2 cebollas pequeñas.

Preparación:

  1. Limpia la pechuga de pollo de piel y huesos, lávala, sécala con una toalla de papel. Corta cada mitad a lo largo en 2 partes. Agrega sal, pimienta, ajo machacado y albahaca picada. Añade 1-2 cucharadas de aceite de oliva, mezcla y conserva en el refrigerador durante una hora.
  2. Prepara la salsa. Corta la cebolla en trozos, fríe hasta que se torne transparente en 2 cucharadas de aceite de oliva, añade ajo picado, fríe a fuego lento durante otros 5 minutos. Añade los tomates licuados y pimiento rojo picante cortado finamente. Prepara a fuego lento durante 10-15 minutos para que se evapore el exceso del líquido. Añade albahaca picada.
  3. Prepara 3 recipientes para el empanizado. Llena el primero de harina, el segundo de huevo mezclado con una pequeña cantidad de agua, y el tercero con una mezcla de pan molido y parmesano rallado finamente. Cada trozo de filete de pollo debe pasar primero por harina, luego por huevo y, por último, por el pan molido y queso. A continuación, pon los trozos de pechuga sobre una bandeja para hornear cubierta con una hoja de papel para hornear. Lleva la bandeja al horno precalentado durante 15 minutos.
  4. Retira el filete del horno, pon sobre cada trozo una capa de salsa de tomate y una rebanada de queso mozzarella. Regresa la bandeja al horno y hornea durante otros 5 minutos. Sirve decorado con albahaca fresca.

Gelato

El sabor del auténtico gelato italiano no se compara con ningún otro helado. Con todo el derecho puede considerarse una obra maestra de gastronomía de dicho país.

Necesitarás:

  • 250 ml de leche entera.
  • 250 ml de crema para batir de 33-35%.
  • 4 yemas de huevo.
  • 150 g de azúcar.
  • 1 vaina de vainilla o 1 cdta. de extracto de vainilla.

Preparación:

  1. En un recipiente hondo antiadherente vierte leche, crema y la mitad del azúcar. Llévalo a fuego lento y mezcla hasta que empiecen a formarse burbujas pequeñas. ¡No lo hiervas! Retira del fuego y agrega el extracto de vainilla.
  2. Separa las yemas y las claras. Bate ligeramente las yemas. 
  3. Añade la segunda mitad de azúcar y sigue batiendo. Vierte un poco de la mezcla caliente, bate durante 1-2 minutos. Vierte esta mezcla a la leche con crema y sigue batiendo. Calienta la mezcla a fuego lento mezclando constantemente.
  4. Utilizando un termómetro, mide la temperatura de la mezcla. Es muy importante no dejar que se sobrecaliente. La crema estará lista cuando llegué a los 185°F (85°C) de temperatura. Puedes determinar la temperatura sin termómetro observando el proceso de la cocción. En cuanto la mezcla empiece a cubrirse de burbujas, hay que apagar la estufa. La crema está preparada y debe tener una consistencia bastante espesa y pegajosa.
  5. Cuela la mezcla a través de un colador para evitar que se formen grumos, en un recipiente hondo puesto sobre hielo. El hielo permitirá enfriar la crema rápido y seguir con el proceso de preparación. Cuando la mezcla esté bien fría, viértela en una heladera. Tu aparato tendrá una instrucción del tiempo necesario para que se cuaje la mezcla. Por lo general, se requieren de 20 a 30 minutos.
  6. A continuación, guarda el helado en un contenedor herméticamente cerrado y llévalo al congelador durante 30 minutos.

Risotto

Junto con el espagueti, el risotto italiano es un platillo muy popular. La base de arroz permite crear un número de recetas infinito y agregarle los ingredientes al gusto.

Necesitarás:

  • 1 kg de filete de pollo.
  • Un tallo de apio.
  • 2 cebollas.
  • 1 zanahoria.
  • 100 g de mantequilla.
  • 200 ml de vino blanco seco.
  • 200 g de arroz de grano corto.
  • 50 g de queso parmesano.
  • Sal y pimienta.

Preparación:

  1. Troza el filete de pollo. En una olla, pon los huesos de pollo, el apio, la zanahoria y una cebolla enteros. Agrega 1,5 lt de agua, sal y pimienta. Lleva a ebullición y prepara a fuego lento durante 30 minutos. Cuela el caldo, vierte 500 ml en una olla limpia y caliéntalo para que hierva lentamente.
  2. En una sartén para saltear, derrite 65 g de mantequilla, añade 1 cebolla finamente picada y el filete de pollo. Fríe a fuego lento durante 10 minutos mezclando constantemente hasta que el pollo se dore. Añade el vino, sal y pimienta. Cocina durante otros 12-15 minutos hasta que el líquido se evapore.
  3. Agrega el arroz y prepara durante 2 minutos hasta que se torne transparente. Agrega la cantidad de caldo necesaria para que cubra todo el arroz y, mezclando constantemente, prepara hasta que el caldo se evapore. Luego vuelve a agregarle caldo y sigue cocinando, removiendo constantemente.
  4. Procede con esto hasta que el risotto esté listo (aproximadamente 20 minutos), luego retira la sartén del fuego y mientras aún esté caliente, agrega al risotto la mantequilla y el queso parmesano rallado. Tapa el risotto y espera durante 5-7 minutos a que se integren los sabores. El platillo está listo.

Lasaña

El platillo tradicional de Bolonia, preparado de capas de masa mezcladas con capas de relleno y salsa (por lo general bechamel). Las capas pueden ser de pulpa de res o de carne molida, tomate, espinacas y otras verduras y, por supuesto, de queso parmesano.

Necesitarás:

  • 400 g de carne molida.
  • 40 g de cebolla.
  • 100 g de zanahoria.
  • 40 g de tallos de apio.
  • 40 g de puré de tomate.
  • 400 ml de agua.
  • 40 g de harina de trigo.
  • 40 g de mantequilla.
  • 750 ml de leche.
  • Una pizca de nuez moscada.
  • 4 ramas de albahaca fresca.
  • 2 pizcas de sal.
  • 1 cda. de aceite de oliva.
  • 80 g de queso parmesano.
  • 8 hojas para lasaña.

Preparación:

  1. La salsa boloñesa.
    Mezcla el puré de tomate con el agua caliente. Pica en trozos pequeños la cebolla, la zanahoria y el apio. Pon las verduras y la carne molida en una sartén para saltear, vierte ahí mismo el puré de tomate con agua, agrégale sal. Lleva a ebullición y prepara a fuego lento durante 30 minutos. 2-3 minutos antes de que esté preparado, añade albahaca finamente picada.
  2. La salsa bechamel.
    Vierte la leche en una olla y caliéntala sin llevarla a ebullición. La leche debe estar caliente. En una sartén, derrite la mantequilla, agrega la harina y fríe durante 2-3 minutos, luego poco a poco empieza a agregar la leche caliente mezclando constantemente para que no se formen los grumos. Sigue removiendo y hierve la mezcla a fuego lento, añade sal y nuez moscada. La salsa estará lista en cuanto espese.
  3. Junta la lasaña.                                                                                
    Ralla el queso. Precalienta el horno a 220 grados. Unta el fondo del molde que usarás con mantequilla o aceite, vierte un poco de la salsa bechamel para que el fondo quede cubierto por completo. Luego añade la salsa boloñesa. Pon 4 hojas de lasaña. Sobre ellas, vierte las dos salsas y añade el queso rallado, luego nuevamente pon otras 4 hojas de la masa y vierte las salsas, por último agrega el queso rallado.
  4. Lleva el molde al horno durante 20 minutos. Después de ese tiempo, apaga el fuego, cubre la lasaña con papel aluminio y déjala en el horno durante otros 10 minutos.

Tiramisú

Este postre de sabor tan sutil y delicado, con un ligero toque de café, se prepara tradicionalmente con queso mascarpone y galletas especiales que se llaman savoiardi (bizcocho de soletilla).

Necesitarás:

  • 500 g de queso crema mascarpone.
  • 4 huevos.
  • 5 cdas. de polvo de azúcar.
  • 300 ml de espresso frío.
  • 1 taza de vino dulce Marsala (o coñac, ron, amaretto -pero solamente unas cucharadas-).
  • 200 g de galletas savoiardi (bizcocho de soletilla).
  • Polvo de chocolate o chocolate oscuro amargo.

Preparación:

  1. Bate las claras hasta obtener una espuma dura. Al final, agrega un poco de polvo de azúcar: así la espuma tendrá una mejor consistencia. De esto dependerá si la crema se quedará en su lugar o será demasiado líquida.
  2. Mezcla las yemas con el polvo de azúcar hasta que obtengan color blanco.
  3. Añade Mascarpone y mezcla todo con un tenedor.
  4. Empieza a agregar con cucharadas las claras a la crema y mezcla con precaución.
  5. Mezcla el espresso frío con alcohol. Remoja cada galleta durante 5 segundos en esta mezcla y ponlas en un molde.
  6. Pon sobre las galletas remojadas la mitad de la crema. Luego agrega la segunda capa de galletas impregnadas de café.
  7. Añade el resto de la crema. Puedes usar una manga pastelera para decorar el tiramisú con la crema.
  8. Llévalo durante 5-6 horas al refrigerador. Ese tiempo será suficiente para que la crema espese.
  9. Antes de servir el postre, espolvoréalo con polvo de chocolate o con chocolate amargo rallado.

Tortellini

Tortellini es una especie de pasta rellena cuya región de origen es Emilia.

Necesitarás:
Para la masa:

  • 2 tazas de harina.
  • Una yema.
  • 100 ml de agua tibia.

Relleno:

  • 200 g de espinacas.
  • 200 g de ricotta o requesón.
  • Una cebolla.
  • Sal al gusto.

Aderezo:

  • 100 g de mantequilla.
  • 1-2 dientes de ajo.
  • Parmesano o el queso duro de tu preferencia.

Preparación:

  1. Prepara el relleno. Corta las espinacas. Calienta en una sartén una pequeña cantidad de aceite vegetal y fríe las espinacas durante 7-9 minutos mezclando de vez en cuando.
  2. Pica la cebolla finamente. Pon las espinacas preparadas en un recipiente aparte, en la misma sartén agrega otra cucharada de aceite vegetal y fríe las cebollas hasta que se ablanden. Al recipiente con las espinacas, agrega el queso y la cebolla. Mezcla bien.
  3. Llena una olla amplia con agua, añade sal y llévala a fuego moderado para que hierva.
  4. Prepara la masa: para eso, junta todos los ingredientes y amásalos durante un tiempo (es mejor mezclarlos primero en un procesador de comida o en una licuadora, y luego a mano). Divide la masa en 2 partes iguales y cubre cada uno de ellos con un papel film para que repose y se seque.
  5. Luego de 10-15 minutos (o preferiblemente, luego de una hora), destapa la masa y estírala con un rodillo en tiras rectangulares largas. Cuanto más delgada sea la masa, mejor.
  6. Sobre la primera capa de la masa, ubica el relleno en la cantidad que quieras, pero manteniendo una distancia una de la otra. Tapa la primera tira de masa con la segunda. Junta con los dedos las dos partes y empieza a formar los tortellini.
  7. En cuanto esté lista la primera parte, ponlos en el agua salada hirviendo. Cuando hayan flotado, sigue cocinando durante otros 3-4 minutos, y luego sácalos con una espumadera.
  8. Para el aderezo, derrite la mantequilla y mézclala con el ajo machacado. Vierte un poco de mantequilla en un recipiente, agrega los tortellinis, vierte el resto del aderezo y agrega el queso parmesano rallado. Decora con cualquier tipo de hierbas de tu preferencia.

Sopa minestrone

"Minestrone" significa "sopa con una variedad de ingredientes". Por lo general, se prepara en verano y se hace con verduras frescas, pasta o arroz. Puedes servirla tanto fría como caliente.

Necesitarás:

  • 2,5 lt de agua.
  • 200 g de chícharos secos.
  • 100 g de arroz.
  • 4 tomates.
  • 2 patatas.
  • 2 calabacitas.
  • Una zanahoria.
  • Una cebolla.
  • La mitad de un repollo.
  • 1 lata de frijoles. 
  • 3 cdas. de aceite de oliva.
  • Especias (orégano, albahaca).

Preparación:

  1. Corta en julianas el repollo; las calabazas, las patatas, la zanahoria y los tomates, en cubitos; la cebolla, en rodajas. Fríe la cebolla en aceite.
  2. Lleva el agua a ebullición, ponle todas las verduras, cocina a fuego lento durante 1-1,5 horas. Agrega la cebolla, el arroz lavado y los chícharos secos. Cocina hasta que estén preparados estos ingredientes.
  3. Antes de servir la sopa, puedes agregarle queso rallado.

Frittata

Frittata es un omelette tradicional italiano con verduras y queso ricotta o parmesano. Por lo general, se empieza a cocinar en la estufa y se termina preparando en el horno. Es una opción perfecta para un desayuno saludable.

Necesitarás:

  • 6 huevos.
  • 1/4 de taza de crema para batir.
  • Salami al gusto. 
  • 6-7 tomates cherry.
  • 1/2 libra de queso Ricotta.
  • Perejil finamente picado.
  • 2 cdas. de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.
  • Albahaca.

Preparación:

  1. Bate los huevos con la crema, agrégales sal y pimienta. Cuando se forme una mezcla homogénea, añade las hierbas picadas.
  2. Calienta la sartén, agrega una cucharada de aceite de oliva y fríe el salami por ambos lados. 
  3. Vierte en la sartén el resto del aceite de oliva. Pon en el fondo la mitad de salami, vierte la mezcla de huevo, agrega los trozos de tomates, entre ellos, añade ricotta, y a continuación, el resto de salami.
  4. Lleva la frittata al horno durante 20-25 minutos.
  5. Cuando el platillo esté listo, deja que repose durante 5 minutos. Agrega albahaca picada y sirve.
Traducción y adaptación Genial.guru
--3-
35k