Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Mira cómo el humeo de los aceites influye en nuestro organismo

Últimamente muchas personas hablan de las propiedades positivas y negativas de los aceites vegetales. Las investigaciones relacionadas con este alimento llaman la atención porque lo usamos a diario para cocinar.

En Genial.guru decidimos investigar si el aceite vegetal puede ser malo y si vale la pena usarlo para cocinar.

¿De dónde proviene el peligro?

Cuantas más grasas polisaturadas tenga el aceite, más produce isómeros tóxicos durante su humeo, cuya inhalación aumenta la probabilidad del desarrollo de cáncer y enfermedades cardíacas.

La descomposición de los ácidos grasos se produce lentamente, pero sobre todo por calentamiento. Por lo tanto, es mejor elegir aceite con una cantidad pequeña de grasas polisaturadas y con un punto de humeo alto.

Aceite de girasol

  • 11 % de grasas saturadas.
  • 20 % de grasas monosaturadas.
  • 69 % de grasas polisaturadas.

De acuerdo con esta descripción, podemos llegar a la conclusión de que freír alimentos con aceite de girasol no es recomendable. Para sustituirlo, puedes usar alimentos de procedencia animal.

El aceite de girasol es totalmente inofensivo como aderezo para ensaladas. Es mejor conservarlo en un lugar seco, oscuro y fresco.

Aceite de sésamo

  • 14 % de grasas saturadas.
  • 40 % de grasas monosaturadas.
  • 41 % de grasas polisaturadas.

Debido a una gran cantidad de ácidos grasos polisaturados, no se recomienda usar el aceite de sésamo para freír.

Aceite de maíz

  • 12 % de grasas saturadas.
  • 27 % de grasas monosaturadas.
  • 54 % de grasas polisaturadas.

El contenido del aceite de maíz también está muy lejos de ser perfecto. En vez de él, es mejor elegir grasas de procedencia animal.

Aceite de colza

  • 7 % de grasas saturadas.
  • 63 % de grasas monosaturadas.
  • 28 % de grasas polisaturadas.

Debido a la saturación media con los ácidos grasos malos, debes usar el aceite de colza con cuidado, vigilando su temperatura.

Aceite de oliva

  • 14 % de grasas saturadas.
  • 73 % de grasas monosaturadas.
  • 11 % de grasas polisaturadas.

El aceite de oliva se considera uno de los más seguros para freír. Esto es debido a su punto de humeo alto, y también al bajo contenido de ácidos grasos polisaturados.

Aceite de coco

  • 88,5 % de grasas saturadas.
  • 6,5 % de grasas monosaturadas.
  • 5 % de grasas polisaturadas.

El aceite de coco se considera el más seguro para freír. Su punto de humeo es mayor al que puedes lograr en una estufa casera, y el contenido de grasas polisaturadas es tan baja que casi no habrá ningún daño de su descomposición.

Nota

Cabe destacar que los aceites vegetales únicamente pueden hacer daño a la hora de calentarlos. También los puedes usar en su estado frío como, por ejemplo, aderezos para ensaladas.

Esperamos que nuestras recomendaciones te ayuden a dar un paso hacia la alimentación saludable. Comparte este artículo para no olvidar qué aceite usar a la hora de freír.

Imagen de portada depositphotos.com