Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Secretos de salud que podríamos copiar de los animales

Si llevas tiempo soñando con ponerte en forma, pero resulta que te sientes confundido con todo lo relacionado con las pesas y la maquinaria del gimnasio y buscas ejercicios más sencillos, prueba resolver este problema de una manera inusual: observa a los animales. Sus movimientos son naturales y muestran una buena forma física. Así que simplemente ¡míralos y repite!

Genial.guru seleccionó para ti una lista de ejercicios que ayudarán a cualquier empleado de oficina a adquirir la flexibilidad y fuerza de nuestros antepasados ​​primitivos.

1. Estira la espalda como un gato

La postura del gato (marjaryasana) es una de las asanas más simples y saludables en el mundo del yoga. La puedes practicar a diario en casa, aunque no hayas hecho deporte en tu vida. Este ejercicio también es saludable incluso para aquellos que sufren de escoliosis. Imitando a un gato, te olvidarás de los problemas con la columna vertebral, harás tus articulaciones más ágiles, fortalecerás músculos débiles y mejorarás la circulación sanguínea de los órganos internos.

2. Sujétate en alto y trepa como un mono

¿Recuerdas cómo en tu infancia te encantaba trepar a los árboles como si fueras un mono? Después creciste y pensaste que esta afición ya no era apta para los adultos. Error. Investigadores estadounidenses de la Universidad de Florida del Norte han demostrado que mantener el equilibrio sobre una barra transversal y trepar a los árboles al menos un par de horas al día aumenta el volumen de la memoria y mejora las capacidades mentales. Al realizar ejercicios dinámicos donde se tiene que pensar, se entrenan no solo los músculos, sino también nuestro cerebro. Por lo tanto, en las pausas que realizas en el trabajo, conviértete en un mono. Agárrate de la rama o barra transversal más cercana.

3. Corre como un guepardo

En el mundo animal, para atrapar a una presa o no convertirte en una, necesitas correr rápido. Un guepardo, por ejemplo, alcanza velocidades de 120 kilómetros por hora. En límites razonables, correr siempre es bueno y saludable (si una persona no sufre de enfermedades ni contraindicaciones). Este es el mejor remedio para la depresión, la tensión nerviosa y otras "delicias" de la vida moderna. Por lo tanto, aprende de los animales. Si deseas mantener la salud en plenitud en este mundo loco, encuentra tiempo para correr.

4. Salta como un antílope

El antílope es uno de los animales más saltadores del planeta. En largo, logra saltar hasta 10 metros y en alto, hasta 3. No estamos diciendo con esto que te esfuerces en alcanzar estos niveles, solo recordarte que saltar también es ciertamente saludable. Por ejemplo, lo puedes hacer a la comba. ¡Como en la infancia! Si al menos le dedicas 5 minutos al día a este sencillo ejercicio, te protegerás de la osteoporosis.

5. Nada como un pez

La natación en una piscina quema calorías y permite al individuo mantener su cuerpo en buena forma: esbelto y lleno de energía.

Los beneficios de nadar para las personas con algún tipo de enfermedad son enormes. Por ejemplo, la Asociación Estadounidense de Diabéticos recomienda nadar al menos 3 veces por semana para controlar los niveles de glucosa en sangre. Y las personas que sufren de artritis se sienten mucho mejor después de ir a la piscina.

6. Escala las montañas como una cabra

Practicar escalada en rocas entrena no solo los músculos, también el cerebro. Claro está, haciéndolo estás obligado a pensar cuidadosamente cada movimiento. Y aunque necesitas cierto estado físico preliminar para iniciarte en este mundo, escalar montañas es una excelente manera de alejarte del bullicio de la ciudad y pasar tiempo conectado con la madre naturaleza. Un hecho interesante: durante una investigación se descubrió que la escalada es mucho menos traumática si se compara con otros deportes como el fútbol o ​el baloncesto.

7. Dóblate como una serpiente

La postura de la cobra (bhujangasana) es una de las asanas clásicas del yoga para ostentar una espalda sana. El efecto positivo de su práctica regular es difícil de sobreestimar. Rejuvenece los músculos profundos del abdomen y la espalda, hace que la glándula tiroides, los intestinos y los riñones funcionen mejor y provoca que la columna vertebral se vuelva menos rígida.

No obstante, este ejercicio tiene contraindicaciones como, por ejemplo, un embarazo o si sufres de lesiones graves en la espalda.

8. Fortalece tu musculatura arrastrando peso como si fueras un escarabajo

Varias sesiones a la semana entrenando con pesas beneficiarán a cualquiera, pero especialmente a los varones. No permiten que se aumente de peso, ni músculos flácidos, ni huesos frágiles. Estudios recientes han confirmado que las personas que regularmente "mueven objetos pesados" reducen significativamente el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares.

9. Duerme como un perezoso

Con este ritmo de vida moderno, pocas personas pueden presumir de dormir al día lo suficiente. Pero un perezoso, por ejemplo, es capaz de dormir durante 15 horas al día. ¡Los humanos necesitamos menos! Con 7 u 8 horas diarias será suficiente.

No subestimes al sueño. Si una persona no duerme lo suficiente, su cuerpo produce la hormona del estrés, cortisol, que tiene un impacto negativo sobre la memoria: la persona se vuelve distraída y le cuesta asimilar nueva información.

10. Alégrate la vida como un perro

Los líderes de la alegría en la vida son los perros. Te aconsejamos aprender de ellos para atrapar cada momento de tu día a día y disfrutarlo sin preocuparte profundamente por los problemas. Pasea más a menudo al aire libre, conoce gente nueva y sonríe. No en vano recientemente los científicos llegaron a la conclusión de que entre los perros hay de todo: tanto optimistas como pesimistas.

¿Y tú, cómo te mantienes en buena forma física?

Imagen de portada depositphotos, depositphotos