Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Alimentos comunes que son peligrosos en grandes cantidades

Cualquier medicina se puede convertir en veneno, y el veneno, en medicina. Ambas cosas se determinan por la dosis. Esto también aplica para los alimentos comunes que podemos encontrar en cualquier cocina.

Genial.guru descubrió qué alimentos son peligrosos en grandes cantidades y cómo es mejor consumirlos.

Zanahorias

Parece un mito pero en realidad, si comes muchas zanahorias, desarrollas carotinemia, en la cual la piel adquiere un tono amarillento naranja. Afortunadamente, sin un daño fuerte para el organismo.

Pepitas de manzana

Las pepitas de manzana, cereza, durazno, ciruela y albaricoque contienen ácido prúsico en diferente concentración: más en los duraznos, menos en las manzanas. El ácido cianhídrico es un veneno, por lo tanto, es peligroso consumir los núcleos de estas pepitas. Pero si te gustan las cerezas y no te comes sus huesos, no te harán ningún daño.

Nuez de Brasil

100 g de estas nueces contienen aproximadamente 2000% de la dosis diaria de selenio. Sin duda, el selenio es un elemento importante que participa en el metabolismo. Al comer algunas nueces de Brasil, abastecerás tu organismo de selenio durante mucho tiempo. Pero su sobredosis puede provocar pérdida del cabello, uñas frágiles, problemas neurológicos e insuficiencia cardíaca.

Café

Las dosis grandes de cafeína afectan, sobre todo, el corazón, provocando insomnio, náuseas y dolor de cabeza. Pero para sentir las consecuencias negativas aún más serias, debes ser un verdadero fanático y beber de 4 a 5 tazas al día durante un tiempo prolongado.

Kombucha

Es mejor consumir esta bebida como medicamento: en dosis moderadas y con pausas. No se debe usar en caso de diabetes, acidez elevada del estómago, enfermedades por hongos y otra serie de problemas. Como la Kombucha puede contener hongos tóxicos, su consumo en grandes cantidades puede llevar a consecuencias lamentables.

Carambola

La primera señal de sobredosis de carambola es el hipo, luego las náuseas, el vómito y la debilidad. En casos más graves: alteraciones en el sistema nervioso y riñones. Las pequeñas porciones de carambola son tóxicas solo para quienes tienen problemas renales. En general, la carambola no se recomienda comer en ayunas ni en grandes cantidades.

Nuez moscada

La nuez moscada es una especia que se agrega a las galletas de jengibre o carne, pero en cantidades limitadas y no solo porque tiene un sabor muy intenso. Una cucharada de nuez moscada provoca confusión del conocimiento, ansiedad, miedo, manías, alucinaciones y otras consecuencias más graves.

Caviar rojo

El caviar es malo en primer lugar por el almacenamiento incorrecto y los conservantes que usan algunos productores: por ejemplo, la urotropina (E239), la cual en el estómago se convierte en formaldehído, a pesar de que fue prohibida en 2010. Su consumo provoca intoxicaciones, a veces graves. También el caviar contiene mucha sal, por eso es mejor no abusar de este alimento.

Almendras amargas

Las almendras amargas se ven exactamente igual que las dulces pero tienen un sabor intenso. Muchas veces consumimos almendras dulces, pero las amargas son peligrosas en grandes cantidades. Contienen amigdalina, que se convierte en el estómago en ácido cianhídrico. La dosis crítica para un niño son 10 almendras amargas al día; para un adulto, 50.

Agua

No lo tomes como una invitación a beber menos agua demasiado literal. El exceso de agua disuelve la concentración de sodio y potasio en tu sangre. En los casos graves esto provoca intoxicación por agua. Muchas veces la presentan los atletas y los amantes de las dietas, sobre todo, sin sal. Necesitamos beber de 2 a 3 litros de agua al día, pero se nos olvida que no solo se encuentra en las bebidas.

Patatas verdes

Las patatas verdes, sobre todo, las que presentan brotes, contienen solanina, un pesticida natural que es tóxico para las personas incluso después del tratamiento térmico. La intoxicación puede provocar vómito, diarrea y paros cardíacos. Afortunadamente, para que una persona adulta se intoxique con estas patatas, tendría que comerse al menos medio kilo. Pero definitivamente no es un alimento que le quieras dar a tu hijo.