Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Cosas que no te dejan dormir bien

La falta de sueño crónica nos hace sentir cansados y agotados justo después de levantarnos. Además, es una de las causas del sobrepeso.

Genial.guru te cuenta cómo combatir a los "monstruos" que nos impiden dormir bien y, por lo tanto, se reflejan en nuestro aspecto físico.

#11. Temperatura de aire incorrecta

A pesar de que dormir en un lugar calientito es más agradable, la temperatura óptima para el sueño es de 15-23°C.

Solución: Usa una frazada y, por la noche, cámbiala por una manta más gruesa.

#10. Ejercicio físico

Hacer ejercicio estimula el sistema nervioso, por lo cual después de entrenarte en el gym puede ser difícil dormir.

Solución: Haz ejercicio por lo menos 3 horas antes de acostarte.

#9. Falta de itinerario

Para descansar y restablecer las fuerzas, el organismo necesita cierta cantidad de horas. Además, es imposible dormir "por anticipado" o "reponer" las horas perdidas durante el fin de semana.

Solución: Acuéstate siempre a la misma hora, de preferencia, de 22:00 a 01:00.

#8. Iluminación

Incluso la fuente más mínima de luz, ya sea de una lámpara de noche o focos en tus dispositivos electrónicos, no te deja dormir bien. Cuanto más oscuro sea tu dormitorio, mejor será la calidad de tu sueño.

Solución: Deshazte de todas las fuentes de luz o usa una máscara para dormir.

#7. Ruido

Cualquier ruido, por ejemplo, el sonido de autos o la charla de tus vecinos detrás de la pared, no deja que el organismo se recupere durante el sueño.

Solución: Usa tapones para los oídos o prende "ruido blanco" que aisle los sonidos.

#6. Mal uso de la cama

Muchas personas usan la cama no solo como un lugar para dormir, sino también como escritorio, lo cual, al final de cuentas, no los deja descansar bien.

Solución: Deja tu trabajo fuera de tu dormitorio.

#5. Cafeína

Como es bien sabido, la cafeína te impide que te duermas rápidamente. Sin embargo, no olvides que no solo la contiene el café, sino también el té, chocolate y algunos otros alimentos.

Solución: Reduce el consumo de alimentos que contienen cafeína en la segunda mitad del día.

#4. Intentar dormir

Muchas personas se acuestan cuando aún no tienen sueño, esperando que el deseo de dormir llegue en el proceso. Sin embargo, en la mayoría de los casos esto no ocurre.

Solución: Si no puedes dormir durante 20 minutos, levántate de la cama y lee un libro (pero no electrónico porque dificultaría aún más el proceso) u ocúpate de algo relajante.

#3. Alcohol

A pesar de que el alcohol ayuda a dormir más rápidamente, afecta la fase del sueño rápido, por lo cual nos despertamos cansados.

Solución: No consumas alcohol al menos 2 horas antes del sueño. O mejor aún, no lo consumas del todo.

#2. Cerebro "saturado"

Muchas veces dormimos mal porque no dejamos que el cerebro "se descargue" de los problemas del día antes de dormir.

Solución: Distráete de los asuntos cotidianos y ocupa tu cerebro con algo más: por ejemplo, intenta recordar los países que empiezan con la misma letra o incluso cuenta ovejas que brincan por encima de la cerca.

#1. Falta de costumbre

La ausencia de rituales antes de dormir es otra causa de que duermas mal.

Solución: Acostumbra tu organismo a cierta rutina: por ejemplo, toma una ducha tibia (no muy fría ni muy caliente), escucha música. Pero dile "no" a un baño caliente porque despierta el metabolismo y te será más difícil dormir.

Imagen de portada depositphotos