12 Alimentos que pueden hacerte daño si los comes en el momento equivocado

Hoy en día, una persona promedio en los Estados Unidos consume alrededor de un 20 % más calorías que sus ancestros en el último siglo, según una investigación. Y aunque las personas se están volviendo más conscientes sobre su dieta, no siempre es fácil hacer acertar en seguir todas las reglas de alimentación saludable. Por ejemplo, comer manzanas en el momento equivocado puede causar problemas intestinales en lugar de mejorar la digestión. Por suerte, no es ciencia de otro mundo y las reglas básicas son bastante fáciles de seguir.

Genial.guru está listo para desmentir algunos mitos sobre los hábitos de alimentación saludable y compartir consejos sobre cómo elegir el momento más adecuado para comer tus alimentos favoritos y obtener así el máximo beneficio.

1. Bananos

Aunque los plátanos pueden parecer una buena opción para comenzar la mañana, si se consumen con el estómago vacío, pueden disminuir tus niveles de energía. Al principio, probablemente sentirás un aumento de energía gracias a su alto contenido de azúcar, pero después de un par de horas, es probable que te sientas cansado y hambriento nuevamente. Comer plátanos también puede suponer una amenaza para aquellas personas que padecen el síndrome del intestino irritable y causar diarrea.

Si no estás listo para renunciar a ingerir plátanos para el desayuno, combínalos con otros alimentos, preferiblemente con otros que contengan grasas saludables como la mantequilla de maní.

2. Café

Para muchas personas, tomar una taza de café justo después de despertarse parece la cosa más natural, pero en realidad es bastante inútil. La investigación ha demostrado que tomar café antes de una comida mejora nuestra tolerancia a la cafeína. En la primera hora después de despertarte, tu cuerpo produce cortisol y es esencial no interrumpir este proceso así como nuestros ritmos biológicos naturales.

Así que solo espera un poco y disfruta tu taza de café. Pero ten en cuenta que es mejor atenerse a la ingesta diaria recomendada de cafeína y no tomar café a medida que se acerca la noche, para prevenir el insomnio.

3. Arroz

Por mucho que nos guste comer algo de sushi o comida india después de un largo día de trabajo, puede que no sea la mejor opción. El arroz contiene muchos carbohidratos complejos que tardan mucho tiempo en digerirse. Es algo bueno, ya que nos mantiene con energía durante mucho tiempo. Pero el hecho de que el arroz tenga un alto contenido de calorías lo convierte potencialmente en una causa de aumento de peso si lo comes por la noche.

La hora del almuerzo es el mejor momento para incorporar el arroz a tu dieta. Tu metabolismo funciona rápido durante esas horas y será más fácil para tu cuerpo digerir este producto. Además, necesitarás un aumento de energía para tener un día más productivo y los carbohidratos complejos pueden ayudar con eso.

4. Azúcar

Es mejor mantenerse alejado del azúcar procesada si estás tratando de seguir una dieta saludable, pero a veces es imposible no caer en la tentación. El error crucial que cometemos es cuando comemos dulces como bocadillos. De esta manera, tus niveles de azúcar en la sangre aumentan, causando picos y choques de azúcar que te dejan cansado y nervioso.

Si no puedes resistir la tentación, regálate un postre después de la comida principal. De esta manera, tus niveles de azúcar en la sangre no aumentarán tan dramáticamente.

5. Leche

Algunas personas se han acostumbrado a comenzar su día con un vaso de leche desde la infancia. Pero ese hábito no funciona bien para los adultos, ya que la leche es difícil de ingerir, por lo que beberla por la mañana y combinarla con otros alimentos puede causar acidez estomacal y dolor de estómago.

La noche es el mejor momento para tomar un vaso de leche tibia. Ayuda a calmar el cuerpo y promueve una buena noche de sueño.

6. Carne

La carne es una gran fuente de proteínas y vitaminas B, pero puede suponer una carga excesiva para el sistema digestivo. Por eso es mejor evitar comer carne justo antes de ir a la cama. Elegir carne magra y comer al menos 3 horas antes de acostarse es realmente una buena opción, ya que proporciona la sensación de saciedad y no contiene una cantidad excesiva de calorías que podrían causar aumento de peso.

Puedes comer carne durante todo el día para obtener suficiente proteína, pero ten cuidado al comerla en la mañana, ya que el ingerir una comida pesada como esta puede ser demasiado difícil de digerir para tu cuerpo.

7. Nueces

Las nueces son una gran fuente de grasas y calorías saludables, pero tomarlas como refrigerio nocturno no es la mejor opción. En realidad, es saludable comer un poco, pero si ingieres demasiadas, pueden tardar mucho tiempo en digerirse causando problemas para quedarse dormido.

Elige las nueces para el desayuno o como un refrigerio saludable ente tus comidas para poder obtener todos sus beneficios, promover la salud del corazón, normalizar los niveles de colesterol y contribuir a la pérdida de peso así como contribuir a la belleza de tu piel y de tu cabello.

8. Queso con un alto contenido en grasa

Hacer tostadas de queso antes de acostarte puede ser tentador, pero es mejor mantenerse alejado de este producto. El queso con alto contenido de grasa puede ser difícil de digerir, lo que significa que puede causar incomodidad e interrumpir el sueño si lo comes por la noche ya cerca de la hora de acostarte.

Por otro lado, tomar un poco de queso para el desayuno proporciona a tu cuerpo el calcio necesario para promover el crecimiento muscular y la salud ósea.

9. Frutas cítricas

Comenzar el día con un jugo de cítricos recién exprimido puede parecer saludable, pero no lo es. Las frutas cítricas son muy ácidas y tenerlas con o inmediatamente después de la comida principal aumenta la formación de ácido, el cual puede causar algunos problemas digestivos desagradables como la acidez estomacal, una sensación de pesadez en el estómago y una disminución en la absorción de nutrientes. Solo espera un poco después de la comida para disfrutar tu jugo de frutas.

10. Frijoles

Los frijoles son ricos en fibra, por lo que comerlos por la noche puede causar hinchazón y disminuir la calidad del sueño entre algunas personas. Es mejor tener cuidado con este producto. Los frijoles son el alimento perfecto para el almuerzo o la cena temprana, de esta manera, se digerirán todos los ingredientes útiles, pero es menos probable que te sientas hinchado y demasiado lleno.

11. Manzanas

Las manzanas son altas en fibras y contienen ácidos naturales que mejoran la digestión y la función del colon. Pero si comes manzana por la noche, el ácido de ellas puede acumularse en el estómago causando algunas molestias. Comer manzanas por la noche puede llevar a una formación excesiva de gases y problemas con las evacuaciones intestinales.

El mejor momento para comer manzanas es por la mañana. De esta manera puedes estimular la deposición intestinal después de un largo sueño. Será especialmente beneficioso si cenas tarde o comes demasiada comida poco saludable.

12. Yogur

Es mejor evitar comer el yogur con el estómago vacío o antes de cualquier comida. El yogur contiene ácido láctico que puede disminuir la acidez del estómago. Ralentizará la digestión mientras tomas tu comida principal.

Toma un yogur aproximadamente de 1 a 2 horas después de la comida principal para obtener todos los beneficios del ácido láctico para tu digestión. Tomar una pequeña porción de yogur antes de ir a la cama parece una buena opción, ya que llenará tu cuerpo de proteínas, lo que contribuirá al desarrollo muscular.

¿Cuál de estas reglas te parece más difícil de seguir? ¿Tienes tus propios métodos para mantener hábitos alimenticios saludables? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!

Ilustrado por Daniil Shubin para Genial.guru
Compartir este artículo