Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Consejos fáciles para perder peso tras el exceso de las vacaciones

Para muchos de nosotros, las vacaciones nos han dejado su huella, trayendo consigo algunos kilos de más. Genial.guru preparó algunos consejos que no consisten en pasar día y noche en el gimnasio, alimentarte del Espíritu Santo y cenar con calculadora en mano. Te proponemos cambios pequeños que te conducirán al final a obtener un resultado real.

Espera 10 minutos

Los estudios demuestran que el deseo de comer algo dura aproximadamente 10 minutos, pero luego desaparece. Tan pronto como te apetezca picar algo, pon en marcha mentalmente el temporizador de 10 minutos. Mientras tanto, mantente ocupado con algo útil, o aprende algo nuevo durante ese tiempo.

Una vida sedentaria no es buena

Un estilo de vida sedentaria ralentiza el metabolismo, ese es un hecho comprobado. Pero, un paseo a paso ligero por la oficina, cambiando de planta o saliendo por el té o el café, al menos, una vez cada hora, corregirán la situación. Aún mejor, si pasas de pie unas 2 horas al día. Sentados gastamos 100 calorías por hora, y de pie 140. Sólo recuérdatelo a ti mismo más a menudo.

Bebe agua

Es muy simple. Nuestro cuerpo, a menudo, confunde el hambre con la sed. Así que la próxima vez que tengas hambre, trata en primer lugar de beber agua o un té helado. Si el hambre continúa después de 10-20 minutos, puedes comer.

Los demás toman refrescos, pero tú no

Probablemente no deberíamos volver a escribir tratados sobre los refrescos con gas y jugos industriales. Honestamente, estas bebidas pueden destruir todos los resultados ya obtenidos y aumentar la figura como la levadura. ¡Un litro de cola contiene, al menos, 90 gramos de azúcar! No vale la pena, simplemente, toma más agua, un té o un café.

Prepárate para disfrutarlo

Debes comer sintiendo el sabor, sin prisa, disfrutándolo. El truco consiste en que, en cuanto hayas pensado en picar algo, no participes en una carrera o sin pausa. Pon la mesa, saca los platos, los cubiertos, la comida, sírvela con raciones normales, siéntate y luego... come, saboreando cada parte como si fuera la última.

Las proteínas son buenas

Hay más de una dieta especial, rica en proteínas, pero no vamos a hablar de eso. Se sabe que la proteína mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo. Por lo tanto, si para el desayuno y el almuerzo te nutres de alimentos ricos en proteínas y bajos en grasa, la cena no requerirá que te comas un elefante entero.

Si quieres entrenar, haz ejercicios de cardio

Los ejercicios de cardio son ideales para aquellos que van al gimnasio o hacen fitness. La principal tarea después de las vacaciones es perder los kilos de más añadidos. Y los ejercicios de cardio son mejores para quemar grasa porque involucran un mayor número de grupos musculares.

Opta por un plato más pequeño

Son solamente números, pero comeremos el 22% menos de comida si optamos por servirlo en un plato 5 cm más pequeño. Simplemete, la falta de espacio te impedirá servir más de la cuenta.

Evita el ascensor

Una buena alternativa para aquellos a los que no les gustan las carreras largas, son las escaleras. Subiendo y bajando, durante tan sólo 15 minutos, gastamos alrededor de 150 kcal. Y si lo haces todos los días, en una semana, ya son 1.050 kcal. ¿Todavía tienes ganas de estirar la mano y pulsar el botón del ascensor?

Mejor, sin alcohol

Además de que el alcohol, por sí mismo, estimula el apetito, también contiene calorías. Una copa de vino tiene alrededor de 85 kcal; una jarra de cerveza, entre 150 y 200 kcal. Y peor aún, los cócteles cremosos. Por ejemplo, un "Baileys" tiene tanto como un postre completo: 100 ml suponen un total de 327 kcal. Por lo tanto, si quieres perder peso, opta por bebidas saludables sin alcohol.

¿Pizza? Sí, pero elige bien los ingredientes

¿Quieres pizza? ¿Por qué no?. Unos trozos de pizza vegetariana sobre una masa fina causarán mucho menos daño que una pizza con pepperoni, salchicha italiana u otros ingredientes pesados. Así comes lo que te gusta pero sin estimular el aumento de peso en tu cuerpo.

Al cine, con palomitas

Más allá de las palomitas habituales caramelizadas, saladas, dulces o con queso, existen las palomitas de maíz sin más, sin aditivos. En ellas encontramos dos veces menos calorías y además con antioxidantes y fibra. Justo estas palomitas sabrosas y saludables son las que necesitas que te acompañen en el cine. Por otro lado, en muchas salas de cine puedes ir con la comida comprada, por ejemplo, en el supermercado cercano.

Juega a los bolos en familia

Si tu familia se niega a salir cuando hace frío, puedes ir a jugar a los bolos. En dos horas de juego sin prisa, cada uno perderá alrededor de 500 kcal. A tu abuela también le gustará.

Baila hasta el amanecer

Es mejor que tú disfrutes bailando que quedándote sentado con la mesa repleta de comida. Sólo dos horas de baile son 650 kcal perdidas y todo el cuerpo en forma. Recuerda beber más agua: apróximadamente entre 200 y 300 ml por cada 20 minutos de baile.

Amplía el calendario de limpieza

¿Se fueron los invitados y te apetece remangarte cuanto antes y empezar a limpiar todo de una vez? No tengas prisa. Divide esta tarea en diferentes días: hoy recoge el salón, mañana la cocina, pasado mañana el cuarto de baño, etc. ¿Has oído que sólo los ejercicios de 45 minutos dan resultado? Esto funciona igual. Perderás muchas más calorías si recoges durante 30 minutos en varios días que un día a jornada completa.

Imagen de portada bariatriccookery.com
Basado en material de Kathleen Mulpeter