Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

4 Maneras eficientes de deshacerse de los bultos en los pies

Muchas veces no prestamos atención a los primeras síntomas de juanete (bunio). Pero deberíamos. Porque en las primeras etapas cuando los cambios físicos son apenas visibles, puedes prevenir el desarrollo de la bursitis: un proceso inflamatorio que provoca dolores fuertes.

En esta publicación Genial.guru te cuenta cómo evitar la aparición de los bunios en los pies y no llevar la situación a una cirugía.

Un papel importante en el desarrollo de esta deformación lo juega la predispocisión genética. En este caso, el riesgo se aumenta por el calzado inadecuado y sobrepeso.

Por eso antes que nada, diles no a los zapatos de tacón alto y puntiagudos. También excluye de tu dieta los productos que aumentan el riesgo de la aparición de los procesos inflamatorios en las articulaciones: platillos grasosos y picantes, dulces, horneados y legumbres.

El masaje te puede ayudar a relajar y fortalecer los músculos de los pies y ayudarles a mantener la forma correcta. Lo mejor de todo es que lo puedes hacer por tu cuenta.

  • Usa una pelota de masaje especial o una pelota de tenis. Rúedala por el piso con los pies.
  • Con los dedos gordos de las manos masajea los pies de arriba hacia abajo y en la dirección inversa, presionando ligeramente.
  • Separa los dedos de los pies. Coloca entre ellos los dedos de la mano y mueve la mano de arriba hacia abajo y al revés.
  • Sujeta un dedo del pie y estíralo ligeramente hacia arriba. Y así con cada dedo.
  • Si piensas ir de vacaciones al mar, aprovecha para caminar descalza por la arena o gravilla. Es un masaje muy bueno.

Existe una serie de ejercicios sencillos pero muy eficientes que puedes realizar en casa y no gastar en ellos más de 10 minutos al día.

1. Coloca un pie sobre el piso e intenta levantar cada dedo por separado.

2. Pon en los dedos de los pies una liga firme (por ejemplo, para el cabello) y con esfuerzo, separa los dedos superando la presión.

3. Simplemente gira los pies a los diferentes lados.

Pon objetos pequeños como lápices o bolitas sobre una toalla o un paño en el piso e intenta levantarlos con los dedos de los pies.

Los baños frecuentes para los pies ayudarán a aliviar el cansancio, y a reducir la sudoración y bacterias nocivas.

Para su preparación, usa las hierbas que tienen efecto antiinflamatorio. Por ejemplo, manzanilla, caléndula o lavanda.

Imagen de portada depositphotos