Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

6 Hábitos cotidianos que son igual de peligrosos que el tabaquismo

Todos sabemos de los peligros del tabaquismo. Sin embargo, investigaciones recientes muestran que existen hábitos cotidianos que no son menos peligrosos que el humo de cigarro.

Genial.guru te cuenta sobre 6 hábitos malos y cómo reducir su impacto negativo en nuestra salud.

Comer mucha carne y queso

El consumo excesivo de proteína animal en las personas menores de 65 años aumenta 4 veces el riesgo de desarrollar cáncer y 5 veces el riesgo de diabetes, así como también aumenta la mortalidad en general.

  • Intenta sustituir las proteínas de procedencia animal por las vegetales, por ejemplo, incluye en tu dieta verduras de hoja verde o frutos secos.

Dormir poco

La falta de sueño provoca desequilibrios de metabolismo y el aumento de la hormona cortisol, lo cual muchas veces genera una presión arterial elevada y trae el riesgo de accidentes cerebrovasculares.

  • 6—8 horas de sueño por la noche reduce el riesgo del envejecimiento y muerte prematura en un 12%.

Tomar el sol a menudo

El amor al bronceado, también artificial, provoca el desarrollo de cáncer de piel. En un año en los Estados Unidos fueron registrados 400 mil casos de melanoma.

  • Incluyendo en tu dieta verduras ricas en carotenoides, no solo protegerás tu piel del impacto nocivo del ambiente sino también tendrás un bronceado bonito.

Llevar un estilo de vida sedentario

La falta de actividad física provoca enfermedades cardiovasculares, y un riesgo elevado de desarrollar cáncer de mama o de colon.

  • La actividad moderada, por ejemplo, caminar 30 minutos al día, reduce el riesgo de la muerte prematura.

Cocinar con aceite de girasol

Al calentar el aceite de girasol, éste emana sustancias químicas en concentraciones altas, sobre todo, aldehidos que provocan cáncer, enfermedades cardíacas y demencia.

  • Sustituye el aceite de girasol por el de oliva, de coco, de aguacate, manteca o mantequilla.

No ventilar la casas

La preparación de comida en estufa de gas, el uso de aromantizantes de aire, de calentadores, chimeneas, etc., provocan que en el aire se formen sustancias que provocan infecciones de las vías respiratorias y aumentan el riesgo de infecciones de pulmón.

  • Cuando uses la estufa de gas, enciende la campana (extractor), y ventila a diario todas las habitaciones del hogar.
Imagen de portada pixabay, pixabay