Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Desayunos no compatibles con un cuerpo esbelto

Avena o granola, huevo o una tostada con aguacate, yogur o simplemente una taza de café... existen muchas opciones para un desayuno. Pero no siempre la comida que nos parece saludable lo es de verdad.

En Genial.guru creemos que necesitas saber algunas cosas sobre los desayunos.

Esta es la comida más importante del día. Precisamente los alimentos que consumimos por la mañana le dan la energía necesaria al organismo. Claro, si lo que desayunas es saludable. Al saltarte el desayuno, el organismo queda con hambre durante mucho tiempo, lo cual puede provocar todo tipo de enfermedades. Por eso no desayunar nada es un grave error.

Y para que el desayuno no solo sea delicioso sino beneficioso de verdad, Genial.guru quiere desmentir algunos mitos populares.

1. La granola es increíblemente saludable, ¿cierto?

En teoría, claro. Pero la granola que compramos en la tienda contiene azúcar y grasas saturadas. Esta combinación indica que el alimento tiene un alto contenido calórico. No es justo lo que esperábamos, ¿verdad?

Pero no te desesperes, hay una salida. La granola se puede preparar en casa. Solo necesitas mezclar hojuelas de avena, nueces, coco rallado, canela y miel, luego hornear la masa hasta que se dore.

2. Los alimentos light son mejores que los que contienen grasa

Es un mito. En los alimentos lácteos light, la falta de grasa se recompensa con todo tipo de suplementos para conservar el mismo sabor como los alimentos con el nivel de grasa normal. Además, los lácteos que contienen poca grasa, afectan los procesos del metabolismo, lo cual provoca una digestión más lenta. Se recomienda optar por alimentos con grasa y bajo contenido de azúcar. Este tipo de grasas no solo no dañan el organismo sino que te harán sentir satisfecho durante más tiempo.

3. No desayunar alimentos ricos en proteínas

Si después de desayunar aún sientes hambre, vale la pena agregar proteínas a tus desayunos. Por ejemplo, se puede preparar huevo de formas diferentes. Pero si los huevos no son lo tuyo, intenta desayunar granos integrales. Son ricos en microelementos, gracias a lo cual te sentirás lleno durante más tiempo. Puedes complementar el desayuno con yogur griego, el cual, por cierto, también es una fuente de proteínas.

4. Claras de huevo en vez de huevo entero

Es un caso bastante común. Las claras de huevo contienen poca grasa y el mínimo de calorías. Las yemas contienen todos los microelementos, incluyendo las grasas, el hierro, las vitaminas B y D. Precisamente debido a las grasas de la yema se cree que afecta el nivel del colesterol en el organismo. Pero las investigaciones han demostrado que no es así. Por lo tanto, puedes hacerte un omelette no solo de claras sino también de las yemas.

5. Jugo de naranja

Un vaso de jugo de naranja para desayunar suena muy bien. Pero la situación cambia drásticamente cuando sabemos cuántas naranjas se necesitan para completar un vaso. Los jugos empaquetados siempre contienen azúcar. Así que en vez de beber un vaso de jugo de la tienda mejor cómete una naranja. Así enriquecerás tu organismo con vitaminas y fibras.

Por cierto, puedes intentar preparar un jugo por tu cuenta. Una de las mejores combinaciones es manzana verde, zanahoria, apio y jengibre.

6. Barrita de granola

Casi todas las barritas contienen mucha azúcar y grasas saturadas. Sin mencionar que tampoco tienen proteínas. Si por la mañana no tienes tiempo para prepararte un desayuno saludable, piensa en eso desde la noche anterior. Por ejemplo, una avena con frutas o nueces no te tomará mucho tiempo. Y por la mañana tu organismo te dirá gracias por un platillo saludable y sabroso.

7. Desayunar en el camino

El tiempo lo necesitamos mucho para alimentarnos de forma saludable. Desayunar en el camino priva al organismo de los nutrientes necesarios y, además, seguirás con hambre. Si no desayunas o desayunas muy poco, siempre lleva contigo un aperitivo. Pueden ser frutas secas, un yogur o una fruta. Y después, no olvides comer proteínas. Solo así dejarás de sentir hambre todo el tiempo.

Estas pequeñas correcciones con tu desayuno te ayudarán a lograr tus objetivos luchando contra los kilos de más. Un cuerpo saludable, una piel bonita y un buen estado de ánimo es justo lo que necesitas y lo que te traerá un desayuno saludable.

Imagen de portada Pixabay
Basado en material de BYRDIE