Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Con estos 2 ejercicios jamás volverá a molestarte el pie plano

El pie plano es una enfermedad común que muchas personas piensan que es inofensivo. Contrariamente a la opinión común, este mal pocas veces es congénito. Muchas veces la deformación de los pies se desarrolla en personas con sobrepeso, actividad física insuficiente o exagerada.

Y si también sufres de estas sensaciones desagradables, Genial.guru te recuerda: solo un doctor puede diagnosticarte correctamente y recetarte un tratamiento, pero sí puedes aliviar los síntomas ahora mismo.

Test de pie plano

Puedes revisar si tienes pie plano sin salir de casa:

  1. Toma una hoja de papel y algún colorante (por ejemplo, gouache, yodo, mertiolate) o una crema grasosa. Úntate los pies y pisa el papel con cuidado.
  2. Deja que la huella se seque, luego dibuja una línea recta desde el talón hasta el dedo gordo. Dibuja otra línea perpendicular a la primera a la parte más alejada de la cavidad del pie (mira el dibujo de arriba).
  3. Si la huella de la parte más angosta del pie ocupa la mitad o más de la línea que dibujaste, tienes pie plano.

Ejercicio 1

Sirve para cambiar el arco del pie y mantenerlo en la posición correcta. Es mejor realizarlo por la mañana.

  • Ponte de puntillas durante 20-30 segundos.
  • Repite 5-10 veces.

Ejercicio 2

Fortalece los músculos y los tendones débiles de la espinilla.

  • Pon algunas bolitas sobre el piso.
  • Recoge las bolitas alternadamente con los dedos de tus pies y mételas en un vaso.

Para fortalecer el efecto positivo, vale la pena tomar en cuenta también otros ejercicios. Notarás la ligereza de antes en tus pies y un estado de ánimo mejorado.

Ilustrador Daniil Shubin para Genial.guru