Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Este inofensivo hábito es más peligroso de lo que crees

--7-
39k

Seguro alguna vez te has frotado los ojos. De hecho, es probable que lo hagas a diario. Pues después de leer esto no lo volverás a hacer nunca más. En Genial.guru revelamos los principales riesgos de esta práctica tan común pero tan peligrosa en nuestras vidas.

1. Deforma la córnea del ojo

Si has sufrido de miopía sabrás que muchos problemas de visión se originan por la forma de la córnea. Frotarse los ojos no solo la adelgaza sino que la deforma hasta que parece un cono o disminuye significativamente la visión. Por esto, si te has realizado cirugía láser, el éxito de que tu nueva visión se mantenga es no frotarte los ojos.

2. Causa infecciones

¿Sabías que en tus manos viven más de 150 bacterias y gérmenes? Ahora imagina lo que entra en contacto con tus ojos cuando te los frotas. Desde un orzuelo, hasta una conjuntivitis, son algunas de las enfermedades que podrías contraer.

3. Lesiona el ojo

La córnea de tus ojos es una membrana muy frágil, por lo que puede rayarse si te frotas los ojos, y en el peor de los casos podrías necesitar de un transplante de córnea que de seguro no es nada agradable.

4. Envejece tu rostro

Si eres una persona vanidosa, no deberías frotarte los ojos, pues en esta zona del cuerpo, la piel es muy delgada y delicada, por lo que se arruga con más facilidad.

5. Enrojece tus ojos

La fuerza con la cual te frotas los ojos puede causar que los vasos sanguíneos se lesionen ocasionando un rojo intenso.

6. Se puede convertir en una adicción

Te frotas y te frotas y sientes el ojo hinchado y seco. Una vez empiezas no puedes dejar de frotar. Es casi como una adicción. Entre más lo hagas peor será.

--7-
39k