Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Genial.guru comprobó qué pasaría si dejas de beber café durante un mes

--1-
17k

Desde hace muchos años no imagino mis mañanas sin café. Y a veces cuando me cuesta levantarme, es lo único que puede alegrarme. Pero no me dejaba de inquietar esta pregunta: ¿qué pasaría si dejo de beberlo? Porque en Internet hay muchos artículos que hablan tanto del daño como de los beneficios de la cafeína.

La mejor manera de descubrirlo es probarlo. Así que les cuento a los lectores de Genial.guru cómo decidí dejar de beber café durante un mes y cuáles fueron los resultados.

  • Semana 1: El primer día fue el más difícil. Definitivamente me hacía falta el café: tenía muchísimo sueño y estaba frente a la computadora sin poder concentrarme. Me ayudó un poco el té verde. Al día siguiente, llevé al trabajo un té de frutas, tiene un sabor intenso. También probé té de achicoria y me pareció bueno. Me ayudaban todo tipo de golosinas: por ejemplo, al quinto día me preparé una ensalada deliciosa de frutas y nueces.
  • Semana 2: Iniciando la semana tenía un deseo enorme de beber café. Tal vez ese fue el momento crucial. Me costó mucho trabajo no rendirme. El té de achicoria ya no me alegraba. Pero concentré mi fuerza de voluntad y aguanté, lo cual me hace sentir orgullosa.
  • Semana 3: Excelente noticia: empecé a dormirme más fácil. Me duermo aproximadamente a las 23:00, y si antes podía estar sin dormir de 20 minutos a una hora (dependiendo de la suerte), ahora me quedo dormida casi al instante. No me había pasado esto desde que era niña. ¡Y me encanta!
  • Semana 4: También me despierto más fácilmente para ir al trabajo. Necesito levantarme a las 6:00 para tener tiempo para todo: ducharme, peinarme, desayunar. Pero solía atrasar mi alarma para dormir otros 10 minutos, luego otros 10 y otros más. Ahora me despierto con más ganas y energías e incluso en cuanto empieza a sonar la alarma (bueno, casi).

Lo que me dio este experimento:

  • Mejoró mi sueño. Empecé a dormir mejor e incluso dormir bien en tan solo 6 horas. Admito que solo para esto vale la pena reducir el consumo de café.
  • Siento más energía. Resulta que el organismo que descansó bien no necesita el café para tener energías. También noté que empecé a molestarme menos, mi estado de ánimo ahora no es tan variable como antes.
  • Empecé a lucir mejor. Un buen sueño me quitó las ojeras y me hizo lucir más despierta.
  • Superé la adicción. Dos días después de terminar el experimento, bebí café en dos lugares diferentes. ¿Y sabes qué fue lo que sentí? ¡Nada! Es un café común, pero antes me fascinaba.

Y, sobre todo, resultó que no es el café lo que amo tanto. Me encanta el ritual de beberlo con un chocolate o un pastelillo. Por la mañana era uno de los motivos para levantarme de la cama, y en el trabajo, una manera de relajarme y aliviar el estrés.

En nuestra rutina diaria necesitamos esos pequeños detalles. Mi objetivo para los próximos días es crear tantos detalles como pueda. Tal vez sean flores en la mesa, un té con jengibre y miel o mi canción favorita en los audífonos, estaré completando la lista.

P.D.: Por cierto, no quiero dejar de consumir café del todo, lo estaré bebiendo 1-2 veces por semana y únicamente el café bueno. Para que la costumbre se convierta en una ocasión especial.

Fotógrafo Román Zakharchenko, modelo Olga Zakharchenko para Genial.guru
--1-
17k