Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Las 18 mascotas más seguras para los alérgicos

Es muy triste cuando adoras a los animales pero no puedes tener una mascota porque tienes alergia.

En Genial.guru creemos que no es justo. Y aquí están algunos consejos de cómo elegir una mascota sin perjudicar tu salud.

Es importante recordar que todos los animales producen cierta cantidad de alergenos. Por lo general, se trata de los pelos, la saliva y el sudor, así como también el polvo que se acumula en la piel de tu mascota. Por lo tanto, no existen gatos o perros 100% hipoalergénicos. Pero existen ciertas razas, cuyo peligro para los alérgicos con debidos cuidados se puede reducir notablemente.

Gatos

El gato de Bengala tiene pelaje especial que casi no suelta pelo y no requiere que se lama mucho, lo cual reduce la cantidad de alergenos como pelo y saliva del animal.

Devon rex y Cornish rez tienen pelaje corto de pelos suaves y delgados que casi no se les cae. Solo tendrás que bañar a la mascota más seguido para deshacerte a tiempo de los alergenos de su piel.

Los gatos siberiano y azul ruso no tienen pelaje corto. Sin embargo, en su saliva existe notablemente menos proteína Fel d 1, la cual provoca alergia en personas.

Los gatos pelones no tienen pelaje y no crearán problemas por soltar el pelo. Pero no olvides bañarlos más seguido y untar la piel de la mascota con aceite especial.

Perros

El perro Xoloitzcuintle y el Crestado chino son más seguros para los alérgicos porque casi no tienen pelo. Pero al igual que con los gatos sin pelo, hay que bañar a estos perros más a menudo.

Los Schnauzer y terrier tienen pelaje largo y rígido, y casi no sueltan pelo.

Los Shiz Tsu y Poodle tampoco provocan alergia, sobre todo, si los llevas con frecuencia al salón de belleza canino.

Animales exóticos

Tal vez la opción más segura para los alérgicos sean los peces, siempre y cuando les des alimento vivo. El alimento seco se prepara de crustáceas secas: Daphnia y Gammarus, que pueden provocar reacciones alérgicas en personas.

Las tortugas y los reptiles como lagartos y camaleones son hipoalergénicos. No sudan, no sueltan pelo, no se lamen. Sin embargo, la madera húmeda y las hojas del terrario pueden provocar la aparición de los hongos que también provocan reacciones alérgicas en personas. Por eso es necesario cuidar bien el hábitat de tu mascota.

Las cobayas y ratas sin pelo se ven bastante exóticas pero, al igual que en el caso de gatos y perros sin pelo, son seguras para los alérgicos.

Si prefieres a los animales peludos, vale la pena pensar en chinchillas. Casi no tienen glándulas cebáceas ni sudoríparas, ni tampoco sueltan pelo. Su única desventaja es su estilo de vida nocturno.

Imagen de portada depositphotos