Ser olvidadizo tiene sus beneficios y es señal de que eres muy inteligente, según la ciencia

Seguramente te ha pasado en algún momento. La memoria comienza a fallarte y no sabes en dónde colocaste ciertos objetos, e incluso, no recuerdas cómo se llamaba una persona o cuándo tenías que hacer alguna actividad. Si esto te pasa frecuentemente, algunas personas podrían pensar que no te interesa o que eres muy descuidado, pero puedes estar tranquilo, porque hay buenas noticias. Un estudio afirmó que, olvidar algunas cosas, podría estar relacionado con la inteligencia.

Genial.guru se dio a la tarea de investigar más sobre los resultados de este análisis para compartirlos contigo. Después de todo, si eres olvidadizo, podría significar que tu cerebro se enfoca solamente en las cosas más importantes.

Lo que plantea la ciencia

Aunque los estudios del sistema nervioso prestan más atención a la persistencia de la mente (recordar), en este estudio, realizado por los investigadores Blake RichardsPaul Frankland en la Universidad de Toronto y publicado por Neuron Journal, también se tomó en cuenta a la transitoriedad (olvidar). Después de observar la interacción entre ambas, encontraron que en la segunda existía una mejor flexibilidad y se promovía la generalización de la información. Con esto, pudieron determinar que el objetivo de la memoria es optimizar la toma de decisiones. Por lo tanto, observaron que a las personas que hacían un esfuerzo por almacenar toda la información de forma detallada, se les dificultaba decidir en situaciones importantes.

La información en la que se basaron

En primer lugar, se analizaron todos los datos referentes a la neurobiología de la persistencia y la transitoriedad de la memoria y se hicieron comparaciones con algunas pruebas realizadas en animales. Así lograron hallar que, solamente con la combinación de las dos neurobiologías, las personas podían desarrollar la flexibilidad en sus recuerdos, liberando al cerebro de información irrelevante, para permitir que todos los momentos pasados fueran sustituidos por nuevas experiencias o conocimientos.

Cómo recordamos

Cuando recuerdas, de alguna manera te transportas al pasado y eso te da la oportunidad de revivir un momento en específico. De acuerdo a una investigación, recordar es un proceso en el que el cerebro reconstruye la información. Aunque aún no se sepa de manera exacta cómo se desarrolla, a través de sus experimentos, los investigadores lograron tener evidencias de que, en la reconstrucción de un recuerdo, los datos se invertían en comparación a cuando se experimentaba el mismo evento de manera inicial. Esto causaba que se tuviera en mente lo más esencial como prioridad y se dejara atrás lo menos relevante.

Por qué olvidamos

Olvidar es el resultado de la mala comunicación que se presenta, ocasionalmente, entre las neuronas del cerebro. Las sinapsis, quienes permiten que se lleve a cabo la comunicación de las células nerviosas, pueden debilitarse o eliminarse. A causa de esto se puede llegar a olvidar ciertas cosas, a pesar de haberlas almacenado hace poco tiempo y, entre más datos hay, la estabilidad de estas conexiones va disminuyendo, debido a que con una cantidad tan grande de información guardada en la memoria, podría perderse el enfoque y, queriendo recordar todo, no es posible recordar nada de manera precisa.

Los resultados obtenidos

Los investigadores concluyeron que el objetivo de memorizar las cosas es que puedas convertirte en una persona capaz de tomar decisiones, de acuerdo a las circunstancias por las que estás atravesando. Eso podría ser posible a través de la eliminación de la información innecesaria en el cerebro, para tener un enfoque de lo que es realmente importante e indispensable. Las personas olvidadizas no deben relacionarse con personas que fallan pues, en realidad, son selectivas e inteligentes al elegir qué almacenar en su cerebro. Por otro lado, señalaron que es bueno mantener un orden en los recuerdos y lograr ver a la memoria como una guía, para volverse ágil en las resoluciones, además de percibirla como un medio para la transmisión de información.

Los beneficios de ser olvidadizo

A través del estudio se pudo determinar que existen algunas ventajas para las personas que son olvidadizas:

  1. Almacenar nuevos conocimientos o experiencias: confirmando los resultados de esta investigación, otro estudio obtuvo respuestas en algunas pruebas que se le realizaron a ratones. Fueron entrenados para encontrar una plataforma oculta en un laberinto de agua, y al finalizar el entrenamiento se les administró un medicamento que los haría olvidarse de la ubicación de su objetivo. Se realizó una evaluación posterior entre un ratón medicado y uno únicamente entrenado, colocando la plataforma en un lugar distinto. Los ratones medicados encontraron el nuevo lugar de la plataforma más rápido que los que habían sido entrenados para la ubicación original.
  2. Tener una memoria más flexible: debido a la reducción en el almacenamiento de datos pasados se permite que la persona pueda generalizar la información, para organizarla de acuerdo a su nivel prioritario.
  3. Mayor eficiencia: probablemente no siempre logras retener la información en su totalidad, pero sí puedes recordar lo esencial de ciertos detalles o momentos. Esto puede ser un factor clave para que logres relacionar las experiencias y tener una idea de cómo podrías actuar.
  4. Toma de decisiones: olvidar y ser selectivo en cuanto a lo que almacenas en tu memoria, es una de las cosas que te llevan a enfocarte en lo más importante pues, de manera automática o consciente haces una elección de tus prioridades y esto te ayuda a contar con los datos indispensables para tomar la decisión más correcta de acuerdo a la situación.
  5. Ser creativo: una investigación encontró que olvidar los usos que se le daban a ciertos objetos permitía desarrollar la creatividad del pensamiento para hallar nuevas aplicaciones.

¿Qué piensas de este estudio? ¿Con qué frecuencia se te olvidan las cosas? Cuéntanos tus respuestas en los comentarios.

Compartir este artículo