Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Reglas de taxistas que la mayoría de los pasajeros desconocen

--1-
25k

Últimamente usar las aplicaciones móviles para pedir taxi se ha convertido en algo más práctico y conveniente que comprar un auto propio.

Genial.guru decidió buscar diferentes reglas y trucos de taxistas que todos los pasajeros deben conocer para evitar malentendidos.

#10. El semáforo es tu amigo y el atascamiento de tráfico, tu mejor amigo

El lema de muchas empresas de taxis es: "No nos importa la velocidad, sino la seguridad del pasajero". Sin embargo, para ganar dinero, muchos taxistas irresponsables interpretan esta regla así: "Toma el camino más largo. Recuerda que el semáforo es tu amigo y el atascamiento de tráfico, tu mejor amigo". Por esto es mejor especificarle la ruta al taxista antes de que arranque.

#9. El taxista no debe ser el primero en iniciar una conversación

Según las reglas de buen comportamiento, el taxista no debe imponer su conversación al pasajero. Si el pasajero empieza a hablarle, entonces sí, debe seguir la charla. Pero si te sientes incómodo en caso de que al taxista se le ocurra contarte toda su vida, tienes todo el derecho de seguir con el diálogo.

Dicho esto, generalmente a la gente le gusta hablar con los taxistas, y abordar, entre otras cosas, asuntos económicos, compras nuevas y problemas personales. Ten cuidado: hablar de política no es buena idea, ni siquiera con un taxista.

#8. Los taxistas son despedidos si tienen una mala calificación

4.6 de 5 es una calificación casi perfecta. No obstante, en las aplicaciones móviles este puntaje no lo es tanto. Si un taxista tiene la calificación menor de 4.7, el sistema los desactiva. Por lo tanto, antes de calificar mal a alguien, pregúntate si el taxista de verdad lo merece. Y toma las puntuaciones en serio: no es una red social, sino el trabajo de alguien.

#7. A ti también te califican

Tal vez será una sorpresa para muchos, pero los pasajeros también son sometidos a evaluación (si se trata de Uber). La puedes encontrar en los ajustes de la aplicación o preguntárselo al chofer. Si tuviste un acceso de ira, y ahora tienes remordimientos de conciencia, no te preocupes: este rating no te afecta en lo más mínimo. Lo único que sucederá es que los choferes quisquillosos (casi no existen) no querrán darte servicio.

#6. El taxista no conoce el destino final de tu viaje

En las aplicaciones móviles el destino final del cliente es solicitado de inmediato; sin embargo, el chofer solo lo ve después de haber recogido al cliente. En una ocasión, en los Estados Unidos, una persona pidió un servicio de Uber... ¡a otro estado! Por cierto, el viaje duró 6 horas y le costó 583 dólares. Así es que si tu chofer no está conforme con el destino final, no te sorprendas. Para evitar malentendidos, es mejor avisarle con anticipación.

#5. Tampoco conoce tu número de teléfono

A pesar de que los conductores de las aplicaciones móviles pueden ponerse en contacto contigo fácilmente, no tienen tu número en sí. La comunicación se realiza a través de la aplicación.

#4. Los trayectos mínimos son una regla

En algunas empresas de taxi modernas (tipo Uber) existe cierto mínimo que se le asegura al taxista. Por ejemplo, si tu viaje sale en 3 dólares, el taxista, en cualquier caso, ganaría 6. Sin embargo, algunos taxistas bajan tu calificación si piensan que el servicio duró muy poco tiempo.

#3. Los pasajeros son paxes

Pax (del inglés: persons approximately) es la palabra que se usa en la industria turística para referirse a los pasajeros aéreos. Pero curiosamente también la usan algunos pasajeros. Así que si escuchas este término, puedes estar seguro de que hablan de algún cliente.

#2. No es el chofer, es el sistema

Las aplicaciones móviles manipulan a sus empleados. Por ejemplo, si un taxista quiere cerrar la app, le sale el aviso "Solo te faltan 15 dólares para los 300. ¿De verdad quieres salir?". Este tipo de mensajes explotan a las personas, haciéndolas trabajar lo más posible para alcanzar algunas metas invisibles.

#1. Algunos taxistas prenden el taxímetro antes del tiempo

Algunos choferes engañan a los pasajeros: al acudir al servicio, lo primero que hacen es prender su taxímetro (lo cual va en contra de las reglas) y sólo entonces llaman al cliente. Quiere decir que el cliente paga por el tiempo de espera, el cual no se debe contar en los primeros 10 minutos.

Por lo tanto, lo más aconsejable es ser cuidadoso: si pediste un taxi, debes estar preparado para salir en cuanto este llegue. Así ahorrarás tanto tu dinero como el tiempo del chofer. ¡Qué tengas buenos viajes!

Imagen de portada ARP Sélection
--1-
25k