Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Sencillos consejos para tratar la piel quemada por el sol

Todos alguna vez hemos sentido la piel irritada por el sol, ya sea por el deseo de obtener un bronceado bonito o por falta de protección solar.

Genial.guru juntó unos sencillos consejos para estos casos que siempre podrás usar en casa.

Toma una ducha fresca

El agua lavará el polvo, humectará y calmará un poco la piel. La temperatura del agua no debe ser demasiado baja, ya que puede provocar espasmos en los vasos sanguíneos. Si no tienes oportunidad de tomar una ducha, moja una sábana o un trozo de una tela natural y ponla sobre las áreas afectadas.

Adopta una posición horizontal

Tu organismo necesita reposo para recuperarse más rápido. Por eso si te quemaste la piel, lo mejor es acostarte. Si se te quemaron más las piernas, levántalas contra la pared. Esto prevendrá la inflamación.

Usa talco

Si te duele estar acostado, espolvorea sobre tu sábana un poco de talco. Esto reducirá la fricción de la piel sobre la tela y la incomodidad que sientes disminuirá notablemente.

Bebe mucho líquido

Beber en exceso te ayudará a prevenir la deshidratación que es inevitable si sufres de una quemadura por el sol. Es mejor beber agua sin gases, té frío o una infusión de hierbas (manzanilla, menta).

Haz compresas

Las compresas de verduras y frutas frescas reducen el dolor y la irritación. Para este procedimiento puedes preparar un puré y aplicarlo en la piel afectada por el sol. Si la masa resulta demasiado acuosa, exprime el jugo, impregna una tela y ponla sobre las áreas afectadas.

Para las compresas puedes utilizar:

  • Patatas frescas.
  • Pepinos y tomates.
  • Zanahoria y calabazas.
  • Manzanas y albaricoques.
  • Sandía y fresas.

Si no tienes oportunidad de preparar una compresa de frutas o verduras, puedes aplicar una infusión herbal. Prepara un té de manzanilla, remoja en él una tela y ponla sobre la piel irritada. Puedes sustituir la manzanilla con tila o menta. También las compresas de té verde o negro te pueden ayudar.

Aplicar hielo

Esta solución temporal tendrá tristes consecuencias. El hielo puede provocar la muerte del epitelio con algunos defectos cosméticos posibles en el futuro.

Hacer compresas de alcohol

No dedes aplicar compresas que contengan alcohol porque secan la piel. Por el mismo motivo no debes usar vinagre.

Aplicar aceites en la piel

No apliques ningún tipo de aceite sobre las áreas afectadas, ya que sella los poros y no deja que la piel respire. Tampoco uses vaselina o cualquier otra grasa.

Aplicar productos lácteos agrios

La crema agria puede causar más daño que beneficio. Los productos lácteos agrios crean un ambiente favorable para las bacterias, lo cual puede provocar una infección.

Beber café o alcohol

Es mejor renunciar temporalmente a las bebidas alcohólicas, té fuerte y café porque agravan la deshidratación.

En algunos casos es necesario acudir al médico, cuanto más rápido se te brinde ayuda profesional, menos consecuencias negativas tendrás.

Los siguientes síntomas indican que hay motivos para preocuparse:

  • Tu piel se llenó de ampollas y se puso de color púrpura o rojo intenso.
  • Tienes fiebre de más de 38 grados.
  • Te falta el aliento o te sientes agitado al respirar.
  • Experimentas dolores de cabeza fuertes o mareos.