Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

11 Objetos que olvidamos limpiar aunque sea necesario

Para algunos, conseguir que su hogar esté ordenado se convierte en una verdadera hazaña, y otros no pueden soportar siquiera una mota de polvo en su mesa de escritorio. Pero ha llegado el momento de reconsiderar cómo enfocar este habitual problema.

En Genial.guru preparamos para ti una lista de elementos que deben limpiarse también junto al marco de nuestras ventanas polvorientas, y con frecuencia en el tiempo. No te preocupes, elaboramos también un manual de instrucciones.

Interruptores y tiradores de puertas

Lo primero que tocas cuando entras en la habitación y lo último cuando te vas. Los Interruptores y tiradores de las puertas son los lugares que más se "tocan" en nuestra casa y, por tanto, albergan una gran cantidad de gérmenes.

Para limpiar la superficie, utiliza papel de cocina o un paño de microfibra con cualquier limpiador universal y frota bien la zona contaminada. También puedes utilizar toallitas desinfectantes.

Persianas

Las persianas son un trastero natural de polvo. La manera más rápida y fácil de limpiarlas es eliminar la suciedad y la grasa con una solución a base de vinagre. Para hacerlo aún más sencillo, simplemente ponte un calcetín viejo en la mano y utilízalo como si fuera un guante.

Cubo de basura

¿Los malos olores persisten en la cubeta de basura incluso después de haberla tirado? Aquí no hay lugar para las sorpresas porque siempre permanecen en la papelera restos de alimentos y bacterias.

Para deshacerte del mal olor, realiza los siguientes pasos:

  1. Elimina del cubo toda la basura.
  2. Lávalo con agua caliente y sécalo con un paño.
  3. Utiliza un desinfectante sobre toda la superficie del cubo y frótalo bien con un cepillo.
  4. Deja actuar durante 5-10 minutos. Luego, lávalo de nuevo y sécalo con papel de cocina.

Lavavajillas y lavadora

Puede que suene ilógico, pero las máquinas que lavan también requieren un protocolo de limpieza. Tanto los restos de alimentos como las fibras de la ropa permanecerán en su interior, junto con la espuma, la cal e incluso el moho.

En primer lugar, tienes que frotar las superficies exteriores utilizando una solución de vinagre. Luego, mezcla el vinagre blanco con bicarbonato de sodio en una proporción 4:1, viértelo en el interior y pon en marcha el electrodoméstico a la temperatura más alta posible.

Vaso portacepillos de baño

Jamás te cepillarías los dientes con un cepillo sucio, pero lo harás si lo dejas sobre algo que sí lo está. Todo lo que necesitas es enjuagar el soporte con agua caliente, eliminando así la suciedad acumulada. A continuación, limpia con una esponja y jabón o con una solución de bicarbonato de sodio.

Cortina de ducha

Seguro que puede parecer más fácil comprar una nueva cortina que intentar salvar la antigua, pero ésta puede y debe ser lavada.

La forma más sencilla recomendada, si la cortina es fuerte, es lavarla junto a las toallas de cocina en la lavadora.

Si no estás seguro de que tu cortina sobrevivirá tras un lavado, límpiala primero con una esponja y un desinfectante, para luego enjuagarla en agua con una solución de bicarbonato de sodio.

Mandos a distancia y teléfonos móviles

En esta lista, tenemos que incluir los teclados y ratones de las computadoras porque son las cosas que suelen estar en contacto con nosotros durante todo el día. Estos objetos son un verdadero almacén de polvo, suciedad y gérmenes, que a menudo son más abundantes allí que debajo del asiento del inodoro.

Sólo hay una solución posible: limpiar estos objetos con toallitas desinfectantes y hacerlo con regularidad.

Mosquiteras

Al lavar las ventanas, a menudo olvidas la cantidad de polvo y suciedad que se acumula en las mosquiteras.

Resultan bastante fáciles de limpiar: tan sólo hay que retirarlas y lavarlas con una solución de agua y jabón, usando una esponja suave, o simplemente pasar la aspiradora sobre ellas. En los casos más graves, rocía un poco de detergente en la mosquitera y usa un cepillo de dientes que ya no uses.

Marco de fotos y cuadros

La limpieza del cristal como del marco no requiere esfuerzos especiales: basta con un detergente y un paño suave y sin pelusas. Presta atención: si tu marco tiene detalles intrincados o de relieve, puede requerir de más atención. Por ejemplo, usa un plumero, un cepillo, o un bastoncillo para los oídos.

Carteras y bolsos

Los bolsos y las carteras se ensucian fácilmente, tanto en su interior como en el exterior.

Si no hay mucha suciedad, aplica un limpiador a base de alcohol sobre un disco de algodón o una gamuza de microfibra. Tienes que frotar bien toda la superficie del bolso con él. Presta especial atención a las piezas o partes de metal.

En caso de que la mancha sea producto de un bolígrafo o rotulador, utiliza una solución 1:1 de vinagre y alcohol. En cuanto a las manchas de aceite, se eliminan fácilmente con bicarbonato de sodio o almidón de maíz.

Si es un bolso o una mochila de tela, tan sólo tienes que meterlo en la lavadora.

Accesorios de limpieza

Sí, las cosas que te sirven para limpiar es neceario que estén limpias, porque también ellos contribuyen a la propagación de bacterias por toda la casa. Lava y cambia regularmente tus esponjas y estropajos para lavar platos, las toallas de limpieza y los cepillos.