Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Principios educativos de las personas más exitosas del mundo

A menudo pensamos que los hijos de los ricos crecen dentro de una burbuja de cristal, sin el más mínimo problema y sin complicaciones. Pero esto no es así. Resulta ser que las personas más exitosas del mundo han centrado la educación de sus hijos en cuestiones que tienen una importancia primordial.

En Genial.guru creemos que, incluso si tú no sueñas con criar a un millonario, debes conocer estas reglas de educación que imperan en algunas personas que protagonizan la lista de Forbes.

"Una vez, cuando tenía 4 años, mi madre detuvo el auto a pocas millas de nuestra casa y me dijo que ahora yo tenía que encontrar por mi cuenta el camino de regreso a casa en medio del campo. Lo presentó como un juego y me puse contento por poder jugar a eso. Crecía y las tareas se volvían más difíciles... Para muchos, este tipo de educación puede parecer dura, pero mis padres querían que creciéramos fuertes y aprendiéramos a confiar en nosotros mismos".

"Mi madre hacía pequeñas cajas de madera para servilletas y cestos para tirar la basura. Su taller estaba en un cobertizo del jardín y nuestro trabajo consistía en ayudarla. Pintábamos sus creaciones y luego las apilábamos".

Es muy importante que los niños tengan la oportunidad de ayudar a sus padres. Esto no sólo les muestra cómo funciona el mundo, sino que también crea un sentimiento de comunión entre la familia y el trabajo.

"Si quieres que tu hijo entienda cómo funcionan los motores, no empezarás por enseñarle a utilizar la llave y contarle todo sobre destornilladores", asegura el empresario. Propone mostrarle al pequeño el motor y preguntarle cómo lo desmontaría por piezas. Tratando de resolver el problema propuesto, él entenderá qué herramientas necesita y empezará a aprender cómo funcionan.

En la vida, los niños tendrán que enfrentarse a muchas dificultades y deben estar preparados para ellas.

"Nunca iría a acampar por mi propia cuenta. Lo hago sólo para asegurarme de que ellos, de vez en cuando, se enfrenten a diferentes dificultades. Ellos tienen que cocinar y limpiar y hacer todo lo que se hace habitualmente en una acampada".

"La capacidad de hacer las preguntas correctas desarrollla no sólo las habilidades creativas, sino también el pensamiento crítico. Esta es una de las condiciones más importantes para el éxito en nuestros días".

"Permite que los niños se busquen a sí mismos, que descubran su vocación, apoya sus decisiones. Incluso si en algunos momentos se topan con los problemas: sin esto es imposible avanzar".

"Nuestros hijos crecieron en condiciones normales. Siempre hemos vivido en la casa que compré en 1958. No se alojaban en casas costosas y modernas, no volaban en jets privados. Ellos iban a la escuela en autobús. Cada miembro de la familia Buffett en la ciudad de Omaha iba a la escuela pública. Los niños iban a la misma escuela donde estudió su madre. Por lo tanto, no pensaban que éramos diferentes económicamente de los demás".

Muchos de los hábitos de un adulto provienen de su familia. Por eso es muy importante inculcar la actitud correcta hacia el dinero tan pronto como sea posible. Por ejemplo, en la familia de Rockefeller, los hijos han trabajado siempre. También se les enseñó a controlar sus ingresos. Guardaban una parte, otra se destinaba a caridad y el resto podían gastarlo como quisieran, pero apuntaban los gastos en unos libros especiales.

"El trato descuidado conduce al deterioro de las cosas. Mi esposa y yo no nos apresuramos comprar algo que lo reemplace. Y pongo otro ejemplo: un día llegamos a la casa de campo y resultó que uno de nuestros hijos se había olvidado la ropa de cambio. Así que toda la semana, cada noche, tuvo que lavárselas él solo".

"Establecemos la hora después de la cual ya no se pueden utilizar los aparatos electrónicos. En el caso de nuestros hijos, eso los ayuda a conciliar el sueño a una hora razonable. No dejamos utilizar teléfonos inteligentes a nuestros hijos hasta cumplir los 14 años". Gates explicó que procura asegurarse de que los niños utilizan los celulares para actividades útiles, como por ejemplo, para hacer los deberes o comunicarse con los amigos.

La familia de Steve Jobs ha seguido siempre una tradición: cada tarde/noche se cena en casa en una mesa grande en la cocina, hablando de libros, historia y muchas otras cosas. Nadie utiliza su iPad o computadoras. Los niños no son adictos, en absoluto, a los dispositivos electrónicos.

Chuck Feeney limitaba los gastos de sus hijos y los ayudaba a encontrar trabajo durante sus vacaciones. Su hijo Patrick vendía helados y su hija Diana pagaba todos sus gastos por su cuenta. Todo esto con el fin de que conociesen el valor del dinero y aprendieran a apreciarlos.

Imagen de portada lionsgate, holly_branson