Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

12 Trucos que salvarán tus vacaciones en la playa

Cuando hablamos de vacaciones en la playa, de inmediato recordamos la arena caliente, el agua marina fría y el bronceado bonito. Pero incluso ahí nos pueden esperar situaciones desagradables que arruinarán todas las vacaciones.

Genial.guru quiere compartir contigo estos 12 trucos para hacer que tus vacaciones sean agradables, seguras y útiles.

#12. Para que la arena no se pegue a los pies

Debido a la arena pegada a los pies, después de la playa es difícil ponerse zapatos. Para deshacerte de la arena, usa talco para bebé.

Qué hacer. Espolvorea talco sobre una tela y amárrala bien. Cuando estés listo para ir a casa, toma el trapo y frota tus pies con él. A diferencia de simplemente sacudirte los pies, el talco absorberá todo el líquido y la arena se caerá por sí sola. Tus pies se volverán limpios y lisos.

#11. No perder las llaves del auto

Para que no tengas que llevar las llaves contigo y no las ahogues en el mar por accidente, puedes ocultarlas detrás de un neumático del auto.

Qué hacer. Toma una rama, inserta las llaves en ella y amárrala. Asegura la rama detrás del neumático y cuelga las llaves ahí. O simplemente ponlas detrás de la llanta.

#10. Proteger cosas de valor

Muchas veces no sabes dónde dejar tus cosas de valor cuando te metes al agua, y tampoco te gusta la idea de dejarlas sin vigilancia.

Qué hacer. Simplemente coloca tus llaves, móvil y dinero en un pañal, una toalla femenina o en tu ropa interior. Para cualquier ladrón estas cosas no representan interés alguno y no las tocarán, y tus cosas estarán a salvo.

#9. Deshacerse del dolor de cabeza

A la hora de bucear, debido al cambio en la presión, te puede empezar a doler la cabeza, pero existe un método para prevenirlo.

Qué hacer. Antes de sumergirte en el agua, tápate la nariz y la boca para crear presión de aire durante 5-10 segundos. Luego inhala profundamente y repite lo mismo 2 veces. Tu organismo se acostumbrará y no te dolerá la cabeza.

#8. Proteger un smartphone de la humedad

Qué hacer. Para proteger tu móvil de la arena y la humedad, ponlo en una bolsa resellable (Ziplock) y saca el aire de ella con una pajilla. Crearás una funda a prueba de agua que podrás hacer en cuestión de segundos.

#7. Si se te taparon los oídos

Si después de bañarte en la piscina, te quitaste toda el agua de tus oídos pero aún así permanecen tapados, quiere decir que necesitas restablecer la presión natural en tu oído interno. Es fácil solucionarlo.

Qué hacer. Toma un globo, tápate la nariz y empieza a inflarlo. Durante este proceso escucharás un "clic" débil, el cual significa que la presión está restablecida y tus oídos se destaparán al instante.

#6. Bebida refrescante rápida

Qué hacer. Antes de ir a la playa, llena 1/3 de una botella con agua y métela al congelador. Después de estar mucho tiempo en el sol, se te antojará beber algo: solo vierte en la botella cualquier bebida para enfriarla rápidamente.

#5. Protege tu frazada de la arena

Qué hacer. Para que cuando el aire pase por doquier, la arena no se meta en los zapatos, ropa o bolsa, usa en vez de una frazada una funda para colchón con un elástico. Así obtendrás algo similar a una alberca sin agua, cómoda para acostarse encima y guardar cosas.

#4. Sandalias frescas

Qué hacer. Para no quemarte los pies con las sandalias que se calientan durante las horas que pasaste en la playa, simplemente voltéalas cuando no las uses.

#3. Para que la arena no se pegue

Qué hacer. Coloca tu envase con la bebida en un vaso de papel para que no se le pegue la arena.

#2. Proteger el móvil del agua y la arena

Qué hacer. Es otra manera buena para proteger tu móvil del agua y la arena: envuélvelo en el plástico para la cocina. Así lo podrás sumergir incluso debajo del agua. Aunque, debido a las temperaturas bajas, la pantalla tactil no funcionará.

#1. El aloe congelado ayudará en caso de quemaduras

El jugo de aloe contiene sustancias que curan las heridas, reducen la hinchazón y retienen el líquido. Es un excelente remedio para curar una quemadura por el sol.

Qué hacer. Compra un gel natural con aloe o recolecta el jugo de unas hojas para congelarlo en unos moldes para hielo. Usa estos cubitos de hielo para frotar el rostro, las manos o la espalda en caso de una quemadura. Esto te ayudará a reducir el dolor y la comezón, restaurando la piel rápidamente.

Fotógrafo Ildar Khaziev, Modelo Polina Polishchukova para Genial.guru