Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

16 Alimentos que se pueden almacenar más tiempo del que pensamos

--7-
32k

El verano siempre trae sol y alegría a nuestras vidas, y nos gustaría tener siempre a mano un cesto con fruta fresca en nuestra mesa, tanto tiempo como sea posible. Por desgracia, la mayoría de los alimentos tienen una vida útil bastante corta.

¡Pero no te preocupes! Genial.guru reunió para ti algunos consejos sabios que te ayudarán a disfrutar de bayas frescas, queso y otras delicias, durante mucho más tiempo de lo habitual.

16. Bayas + vinagre + agua

Mezcla vinagre de manzana con agua (1:10). Lava en esta mezcla las frambuesas, arándanos u otras bayas, escúrrelas y ponlas en un recipiente forrado con papel, para después colocarlo en el refrigerador. La solución es bastante débil, por lo que el vinagre se asienta sin notarse, mientras que las bayas aguantarán durante más tiempo. Hay más métodos para almacenar las bayas sin pinchas en este y este otro enlace.

15. Apio, brócoli, lechuga + papel de aluminio

Es todo muy simple. Envuelve el brócoli, el apio y la lechuga en una lámina de aluminio, preferentemente por completo. Haciendo esto, podrán ser almacenados por más tiempo y quedarán crujientes durante 2-3 semanas o más.

14. Queso + papel de pergamino

El queso se conservará mejor si no se envuelve en plástico, sino en papel de pergamino y se guarda en un recipiente de cerámica o vidrio. Se puede poner en un recipiente de plástico, pero sin cerrarlo del todo. Debes almacenar el queso en la parte menos fría del refrigerador. Hay otra forma muy conveniente de almacenarlo, congelando el queso rallado (más detalles pinchando aquí).

13. Albaricoques + compartimientos de huevos

Para su almacenamiento tomamos albaricoques ligeramente verdes, sin manchas y otros defectos. Si tienes una gran cantidad de frutas, ponlo todo en una caja, envolviendo cada uno con papel de pergamino. También puedes utilizar un recipiente limpio con compartimentos, tales como una bandeja de huevos, que se venden nuevas y sin uso, o bien una caja de bombones. El albaricoque madura a una temperatura de 10-15 ° C. El refrigerador puede almacenar la fruta madura si está envuelta en su papel.

12. Requesón o ricotta + azúcar o sal

El paquete abierto de requesón o de ricotta debe ser guardado en un recipiente de esmalte o vidrio con tapa. Cuando lo almacenes en el refrigerador, coloca 2-3 terrones de azúcar por encima en el mismo. Para preservar el requesón, en el exterior y sin refrigerar, también te puede servir el siguiente método: vierte una capa de sal gruesa en un recipiente esterilizado, pon el requesón o la ricotta, cúbrelo con un paño, y pon algo de peso en la parte superior. Por cierto, si es bajo en grasa, dura más tiempo.

11. Uvas + cuerda

El mejor lugar es en el refrigerador, cerca de la pared trasera. Elige variedades tardías que se apilen de manera que las bayas mínimamente se toquen entre sí. Se pueden almacenar durante largos periodos de tiempo si cuelgas los racimos en un lugar seco, fresco, oscuro y bien ventilado. Los jardineros aumentan la vida útil de las uvas realizando el último riego un mes y medio antes de la cosecha.

10. Jengibre + Agua hervida + papel de pergamino

Si no te molesta la pérdida de propiedades útiles de este alimento, pero te preocupa que no pierda su sabor, puedes almacenarlo en el congelador. Pero si deseas mantener el jengibre fresco por más tiempo, sécalo un poco al sol, envuélvelo en papel de pergamino y colócalo en un lugar fresco y oscuro. Hay otra manera: sumerge la raíz en agua hirviendo y colócalo en el refrigerador. Así, se almacena durante mucho tiempo

9. Carne + ortiga + aliños

Puedes almacenar la carne fresca sin necesidad de refrigerador durante 4-6 días. Para conseguirlo, coloca a su alrededor las hojas de ortiga (de rábano picante, ajenjo, estragón, nuez...), envuélvela en un paño empapado en vinagre y mételo en una olla o caja de madera. Cierra la tapa firmemente y entierra la carne a 10 pulgadas (20 cm) en el suelo. Enjuaga la carne con agua antes de su cocción. En el congelador, la carne es mejor mantenerla envuelta en papel de aluminio, y también puedes aplicar un método de congelación con aliño.

8.Cebolla verde + botella + congelador

Este simple método de congelación alegrará a todos. En verano, corta la cebolla verde fresca y rellena con ella un recipiente o una botella de plástico. Antes de meterlo todo en el congelador, es importante que la cebolla picada no contenga agua, que esté ligeramente seca. Si lo haces todo correctamente, puedes transformar al instante el sabor de diversos platos... Y en invierno.

7. Tomates + tallos hacia arriba o abajo

Puedes guardar los tomates verdes con sus tallos hacia abajo en una bolsa de papel o bien, en una sola capa en un departamento, siempre en un lugar fresco hasta que adquieran su típico color rojo. Si a su lado hay otras frutas, se acelerará la maduración por la emisión de etileno. Los tomates maduros deben almacenarse a temperatura ambiente con sus tallos mirando hacia arriba, preferentemente sin que los tomates estén en contacto entre sí.

6. Pescado + hielo

Una condición importante: la manipulación correcta después de la captura. El pescado no debe ser transportado en vivo en una bolsa de plástico vacía, sólo se permite así después de su limpieza. La mayoría de refrigeradores domésticos no proporciona la temperatura óptima (0 ... -2 °C) para el almacenamiento de pescado fresco. Pero se puede resolver fácilmente el problema si lo pones en un recipiente lleno de cubitos de hielo. Esto prolongará su vida útil por 2-3 días.

5. Verduras + bolsa de plástico + agua

La forma más sencilla de conservar las hierbas frescas es utilizando un aparato especial, por supuesto. Pero también se puede reemplazar fácilmente este elemento. Tan sólo coloca las puntas de los tallos en un recipiente con agua y cubre por encima con una bolsa de plástico. ¡Hecho! Ya sólo tienes que ponerlo en un lugar fresco.

4. Manzanas + papel + cajón

Recoge el fruto a tiempo y mantén intacta su cera natural: esto lo protegerá de los hongos. Después, pon las manzanas en "cuarentena" en un lugar fresco. 2 semanas más tarde deshazte de la fruta dañada y envuelve la buena cuidadosamente en papel o papel de calco (no de periódico). Si tienes muchas, puedes crear distintas capas separando cada una con papel. Hay que mantenerlas con el tallo hacia arriba, en un rincón oscuro, frío y lo más lejos posible de las patatas.

3. Setas y champiñones + caja, tazón o bolsa de papel

La mejor opción, siempre, setas jóvenes. Límpialas del suelo, lava, pero no por mucho tiempo: su cuerpo absorbe el agua. Puedes ponerlas en un recipiente con agua salada para deshacerte de posibles insectos. A continuación, colócalas sobre papel de cocina y elimina las partes dañadas. Las setas secadas con el papel pueden conservarse en el refrigerador en una bolsa de papel, una caja de madera, o utilizando un recipiente con servilletas.

2. Sandía + ceniza, redecilla, arcilla, musgo o paja

¿Sandía para celebrar el Año Nuevo? Es real. El mejor lugar, en una bodega (2 °C). Se mantendrán allí por un tiempo muy largo, sólo hay que envolverlas en un paño, y colgarlas en una red o ponerlas en un estante, envueltas, además, con la paja. También puedes cubrirlas con arcilla o cera. Y existen otras dos maneras: almacenarlas en ceniza (en un barril) o en musgo seco. La sandía aguanta mejor en un lugar oscuro y fresco, en una esquina del balcón o en un rincón. Mantenerlas siempre sobre algo suave y, a menudo, girarlas.

1. Mantequilla + horno

Este antiguo método permite que la mantequilla se almacene durante 1-3 años. Simplemente coloca los frascos esterilizados en una bandeja de hornear y pon la mantequilla dentro de ellos. Colócalo en el horno (110 °C) durante 15-20 minutos. A continuación, añade más mantequilla a los tarros, cierra bien las tapas, y déjalas otros 45 minutos más en el horno. ¡Ahora está lista! Enfríala y guárdalas en un estante con puertas.

Imagen de portada Depositphotos
--7-
32k