Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Trucos que te ayudarán a comprar las fresas más deliciosas

Las fresas son frutas del bosque increíbles, que además de su sabor y aroma increíble tienen muchas propiedades saludables. Por ejemplo, contienen muchos antioxidantes, magnesio y potasio.

Genial.guru preparó para ti algunos consejos que te ayudarán a comprar las fresas más deliciosas en vez de frutas acuosas que no saben a nada.

1. Aroma

Lo primero y lo más importante que debes tomar en cuenta a la hora de comprar fresas es, por supuesto, su aroma. Unas fresas buenas tienen un aroma intenso y bien marcado, sin aditivos. Si las fresas tienen un aroma sutil, lo más probable es que fueron cultivadas usando agentes químicos.

2. Color

"Las fresas correctas" deben tener un color rojo intenso y brillar un poco. No confíes en las frutas de color rojo oscuro, puede ser que los vendedores hayan usado colorantes para darles un aspecto más apetitoso. No compres las fresas que tienen partes verdes, una vez cosechadas, las frutas ya no madurarán más.

3. Tamaño y forma

Existen muchos tipos de fresas, por lo tanto, no existe alguna recomendación en especial al respecto del tamaño y la forma de estas frutas. No busques las fresas más grandes, puede ser que les hayan inyectado agua para darles volumen adicional. También presta atención a los daños visibles que tengan las fresas: los golpes ligeros y partes hundidas son una señal de que las frutas ya se empezaron a pudrir.

4. Hojas

Las hojas de las fresas pueden revelar muchas cosas acerca de su calidad. Antes que nada, las hojas deben estar presentes siempre, sin ellas, las fresas no se conservan durante mucho tiempo. En segundo lugar, las hojas no deben estar secas, esto indicaría que las fresas ya no están tan frescas. El color de las hojas de las fresas debe ser verde intenso. Y un consejo más: las fresas en las que entre la hoja y la base hay un espacio, son las más dulces. Si la hoja está muy pegada a la fruta, su sabor será un poco ácido.

5. Granitos

Es otro truco interesante para evaluar visualmente la calidad de las fresas: examinar sus granos. Cuanto más lejos se ubican unos de otros y cuanto más profundo están, más dulce es la fresa. Claro que no existe una prueba científica para este truco, pero vale la pena probarlo, ¿verdad?

Imagen de portada depositphotos.com