Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Cosas que es mejor no hacer si quieres causar buena impresión

El deseo de todos es presentarse en el aspecto más ventajoso y caer bien a muchas personas, pero a veces lo que nos parece bien resulta ser molesto para los demás. Y nosotros sin desearlo e incluso sin darnos cuenta, predisponemos a las personas en contra de nosotros mismos.

Genial.guru descubrió qué acciones se deben evitar para causar una buena primera impresión.

1. Presumir

Para presentarte en el momento más oportuno, tienes que aprender a controlarte. Aunque tengas muchas insignias o premios, no tienes que presumirlos, porque quedarás mal.

Otra estrategia mucho más ventajosa es mostrar modestia y no levantar la liebre a la vez. Es mejor que la persona se entere de tus méritos de otra manera. Por lo general, las personas inmediatamente cuentan todos los hechos sobre sí mismas, por eso este tipo de comportamiento será beneficioso para distinguirte de los demás. Al hacerlo, romperás el estereotipo y harás que esta persona piense en ti.

2. Mostrar arrogancia

No hay que mostrar sentimiento de superioridad frente a los interlocutores, humillar a los demás con frases soberbias e intentar demostrar que los otros no sirven para nada.

Tal evaluación a la gente le da rabia y lo primero que querrán hacer es bajarte del cielo a la tierra. Si alguien es más fuerte (hay muchas personas de este tipo, no te halagues) te responderá y pasarás un mal momento. Por lo tanto, no te burles de nadie, solamente ofréceles ayuda o diles que intentarás hacerlo. Les caerás bien mostrando un comportamiento táctico.

3. Dar falsos cumplidos

Por un lado a la mayoría le gusta escuchar frases de elogio, pero solo si dentro de ellas no hay un insulto oculto. Compara: "¡Wow, qué bien te ves!" y " ¡Wow, qué bien te ves, lista para una fiesta de disfraces!"

En realidad bajo este sarcasmo yacen la debilidad y la envidia. Las personas utilizan estas frases para humillar a aquellas personas que se ven mejor que ellos. Y como este esquema es muy conocido para los demás, de inmediato lo notarán, responderán ante esta situación y serás humillado.

4. Hacerte menos

Se puede presumir de manera abierta y no al revés. Por ejemplo, atraes la atención a tus defectos de esta manera: "Oh, me veo tan horrible, no dormí lo suficiente, no tuve tiempo para arreglarme. Es un horror, ¿verdad?"

Esta es una manera directa de pedir algún cumplido, ya que hace que esta persona se vea lastimosa y desagradable ante los ojos del interlocutor. Pocas personas pueden decirte a la cara: "Bueno, si tú piensas eso, entonces lo estás. Te ves horrible". La gente tiene que convencerte y elogiarte, aunque ellos no hayan planeado hacerlo. El cumplido no es sincero, sino forzado y esto enoja a la gente.

5. Insertar tus historias al diálogo constantemente

Es un método malo para responder a cada frase de tu interlocutor contándole tus momentos del pasado. Te arriesgas a hacer la imagen de un piojo resucitado con el cual no es agradable comunicarse.

Es mucho mejor mostrar comprensión confirmando o diciendo una frase de apoyo, hacer una pregunta para aclarar. Demuéstrale que te interesa esta persona, que aprecias su comunicación. No es extraño que todos los artículos sobre el desarrollo del carisma contengan consejos para escuchar atentamente al interlocutor. Deja tus observaciones y comentarios sin mencionar hasta que te lo pregunten.

6. Violar espacio íntimo

Hay una regla sencilla: no tienes que acercarte a tu interlocutor a una distancia más cercana que la de tu codo hasta la punta de tus dedos. Esta "invasión" se percibe como una amenaza a la seguridad y causa una mala impresión. La persona querrá alejarse de ti y sacarte de su espacio.

Además, en algunos casos, la invasión del espacio íntimo puede percibirse como una intención de simpatía o un deseo de relaciones cercanas. Si realmente quieres mostrar atención o responder a la intención de una persona interesante, adelante. En todos los demás casos, lo mejor es mantener distancia.

7. Hablar sin quitarse lentes solares y audífonos

Tapando una parte de la cara con lentes, pareces una persona extraña. Por lo tanto, creas una barrera con el interlocutor, muestras una falta de respeto. Por supuesto, si hablan en la playa bajo los fuertes rayos del sol, los lentes estarán en su lugar, pero en los demás casos es mejor quitarlos.

Está claro que tus auidífonos siempre los tienes que quitar. Ambos, sin excepción.

¿Qué habitos en una comunicación te desagradan más? Compártelos en comentarios.

Иллюстратор Anna Syrovatkina para Genial.guru