Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo aprender la tabla de multiplicar y ahorrarte un montón de nervios

La tabla de multiplicar es una noción básica en las matemáticas que conocemos desde la escuela primaria y luego usamos durante toda la vida independientemente de nuestra profesión. Pero a los niños se les hace difícil aprender la tabla, especialmente si lo tienen que hacer durante sus vacaciones.

Genial.guru te comparte algunos tips de cómo aprender la tabla junto con los niños y hacer que este proceso sea entretenido.

Tabla de Pitágoras

A pesar de que la tarea es aprender la tabla, es importante entender la lógica de cómo funciona. Para esto puedes sustituir la multiplicación por la suma: los números iguales se suman tantas veces por cuanto multiplicamos. Por ejemplo, 6 x 8 significa sumar 8 veces 6.

Resalta con el mismo color los números iguales

La tabla de Pitágoras es un excelente auxiliar para aprender a multiplicar porque también demuestra ciertas regularidades. Por ejemplo, si cambias los números de lugares, el resultado no cambia: 4 x 6 = 6 x 4. Resalta lo resultados iguales con cierto color: esto le ayudará a tu hijo a memorizar los resultados y no confundirse.

Empieza a enseñarle a tu hijo la tabla de Pitágoras con las partes más sencillas y entendibles: la multiplicación por 1, 2, 5 y 10. Multiplicando por 1, el número no cabe; multiplicando por 2, el número se duplica. Todos los resultados de multiplicación por 5 terminan en 0 o 5. Y multiplicando por 10, el resultado será el número inicial con un cero que lo acompaña.

Tabla para revisar los conocimientos

Para repasar lo aprendido, dibuja con tu hijo una tabla de Pitágoras vacía y ofrécele llenar las celdas con las respuestas correctas. Para esto solo necesitarás una hoja de papel, un lápiz y una regla. Dibuja un cuadro y divídelo en 10 partes en vertical y horizontal. Luego llena la línea superior y la columna izquierda extrema con los números del 1 al 9, omitiendo la primera celda.

Claro que todos los niños son individuales y no existe una receta universal. La tarea principal del padre es encontrar la manera para apoyar a su hijo porque todos algún día empezamos con estos pasos sencillos y difíciles a la vez.