Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

¿No sabes cómo mejorar tu cabellera? ¡Pregúntanos a nosotros!

Prestamos mucha atención a la salud de nuestro cabello y, por supuesto, gastamos mucho dinero para que sea más denso y brillante. Y sí, a veces es complicado orientarse en el mar de consejos sobre procedimientos y remedios.

Genial.guru descubrió qué declaraciones populares sobre el cuidado del cabello son verdaderas y cuáles son mitos.

Mito #1. La caída excesiva siempre es mala

Entre 150 y 200 cabellos deben caer de nuestras cabezas todos los días. Y dos veces al año, normalmente en primavera y otoño, la gran mayoría de nuestra melena entra en la fase telógena (así llamada la fase de reposo), cuando ya no crece y sólo está encima de nuestras cabezas como "un peso muerto". Por esto comienza a caer en cantidades, sin embargo enseguida aparecen cabellos nuevos en fase anágena, de crecimiento rápido.

Pero, si la caída de pelo te molesta más a menudo que 2 veces al año y dura más tiempo que un mes, deberías consultar con un doctor.

Mito #2. Remedios que hacen crecer el cabello más rápido

Ningún remedio, aunque sea el más fuerte producto hormonal, puede acelerar la actividad de las células, por lo cual no existen cosméticos que hagan que el crecimiento de cabello sea más rápido. La velocidad del crecimiento se determina genéticamente y casi siempre oscila alrededor de 1 centímetro al año.

Mito #3. Aplicar el champú y el acondicionador en todo el cabello

De hecho, el champú sirve para limpiar el cuero cabelludo y no el pelo. Por esto hay que aplicarlo en las raíces. Para limpiar las puntas serán suficientes la espuma y los restos del producto que llegarán hasta allá, cuando vas a enjuagar la cabeza.

Otra historia es el acondicionador, que se aplica en las puntas. Porque las raíces, que son más sanas y se ponen grasosas más rápido, no requieren del efecto hidratante del producto.

Mito #4. El secador daña la melena

En realidad, el secador, así como las planchas y otros dispositivos, daña solo el "cabello desnudo", o sea, cuando no le aplicas ningún producto antes de comenzar a secar. Si lo haces, no te preocupes por la salud de tu melena.

Mito #5. Si le haces su corte antes de que cumpla el año, el cabello de tu hijo será más espeso

Sí, es cierto que el pelo de los bebés que se desarrolla aún en el útero materno, se parece más a una pelusa y a veces no tiene mucho pigmento. Pero si lo cortamos, entonces comenzará a crecer el cabello de "adulto", con la misma estructura que tenemos nosotros. De ahí viene la ilusión de que se pone mejor. Sin embargo, el cabello más espeso y grueso va a comenzar a crecer independientemente de si lo cortas o no.

Mito #6. El alisado de keratina le hace bien a la melena

Es cierto que la composición del alisado de keratina ha mejorado en los años que este procedimiento existe. Al inicio traía formaldehído, un líquido que usan los patólogos. Ahora la mezcla trae las mismas sustancias que nuestras mamás usaban para hacer la permanente y destruyen la estructura del cabello. Así que la keratina no es un procedimiento de salud, sino un cosmético que le da a nuestro pelo un atractivo externo.

Mito #7. Las rubias tienen menos cabello que las morenas

En realidad, es al revés. Las mujeres rubias tienen más cabello que las morenas o pelirojas, pero es más delgado. Debido a eso, las rubias de nacimiento no pueden presumir de una melena voluminosa y espesa, mientras que la cabellera de las pellirojas siempre provoca envidia. Y, para que sepan, las que menos cabellos tienen son justamente las pellirojas, pero su pelo es el más grueso y elástico, lo que les da una apariencia tan saludable.

Mito #8. Si siempre usas una cola, perderás más cabello

Si no la ajustas muy fuerte (hasta que te duela), no va a pasar nada. Además, una cola puede proteger tu cabello de posibles daños.

Mito #9. La caspa es contagiosa

La caspa es un indicio del excesivo trabajo de tus glándulas, por lo cual en el cuero cabelludo aparecen demasiadas partículas de piel exfoliadas. Así que no puedes contagiarte con caspa, al probar una gorra o al usar un cepillo ajeno. Pero esto no quiere decir que haya que olvidar las reglas de higiene personal.

Mito #10. El pelo masculino es diferente del femenino

La estructura anatómica del cabello tanto masculino como femenino es idéntica, sólo que tratamos nuestras cabelleras durante la vida de forma diferente. Lo que hace el cabello femenino más delgado son los peinados, tintes y otros experimentos en salones de belleza. Los hombres sí son más conservadores en lo que toca al cuidado del cabello, por esto suelen tenerlo más grueso y saludable.