Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Qué hacer en caso de una fuga de gas

--81
16k

Saber actuar correctamente en situaciones extremas puede salvar muchas vidas. Precisamente por eso es importante saber cuáles son los pasos a seguir si cada minuto está contado.

Genial.guru preparó para ti una lista de instrucciones en caso de que sientas olor a gas en tu hogar.

Cierra la llave del gas inmediatamente

Por lo general, la llave se ubica justo detrás de la estufa. Si tienes tu tanque de gas en el patio, cierra la llave desde ahí. No intentes encontrar por tu cuenta por donde se está fugando el gas porque te puede quitar segundos valiosos. Tu tarea principal es cortar el suministro de gas lo más pronto que puedas.

Si en el lugar de la fuga, el gas se enciende, está absolutamente prohibido extinguir la llama; mientras el gas se esté quemando, no explotará.

En este caso, debes cortar el suministro de gas, y si no tienes esta posibilidad, salir urgentemente de la casa y llamar a los bomberos. Abre todas las ventanas en tu casa. Las corrientes de aire te ayudarán a deshacerte del gas acumulado durante la fuga.

No enciendas la luz ni aparatos eléctricos, no apagues

los aparatos que ya están funcionando

Bajo ninguna circunstancia uses la electricidad, tampoco desenchufes ni apagues los aparatos electrónicos que ya están funcionando; recuerda que el gas se puede encender con una chispa pequeña. Al salir de tu casa, desconecta la corriente eléctrica (baja la palanca de los fusibles).

No uses tu línea de teléfono fijo ni móvil si aún estás en casa

Llama al servicio de emergencias o al servicio de gas. Cada país tiene sus números de teléfono, apréndete el tuyo. Para hacer la llamada, usa el teléfono de tus vecinos o sal de la casa para llamar desde tu móvil.

Puedes esperar la llegada de los especialistas afuera o en un lugar seguro. No regreses a casa hasta que se elimine la fuga de gas.

Para evitar situaciones extremas relacionadas con el gas, los especialistas recomiendan seguir estas simples reglas:

  • No instales ni repares estufas de gas por tu cuenta.
  • Si detectaste que uno de los quemadores de la estufa se apagó, no intentes volver a encenderlo de inmediato. Corta la corriente de gas, ventila bien tu casa, espera que el quemador se enfríe y luego vuelve a encenderlo.
  • No uses tu estufa de gas para calentar tu casa.
  • Al encender el horno, asegúrate de que las llamas salgan de todos los orificios del quemador.
  • Presta atención al color de la llama: debe ser azul. El color rojo, verde o anaranjado es un motivo para llamar a los especialistas.
Fuente MCHS
Ilustradora Asthik Rakimova para Genial.guru
--81
16k