Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Ideas para hacer de los paseos con tu hijo una experiencia inolvidable

--8-
18k

Siempre recordamos con mucho cariño los momentos pasados en familia, cara a cara con la naturaleza. Pero a veces a los niños de ciudad, acostumbrados a tantos aparatos electrónicos, les cuesta encontrar qué hacer durante un paseo rural. Por lo tanto, los padres tienen que planificar todo de antemano.

Genial.guru juntó para estos casos 10 ideas originales y fáciles para ponerlas en práctica. Lo podrás hacer tanto en un parque urbano, como en un bosque rural.

1. Árbol en un bote

Para poner en práctica esta idea, necesitarás frascos transparentes con tapa o botellas con cuello ancho y agua del grifo. Cada recipiente debe dedicarse a un solo árbol. En la parte inferior pon ramas, hojas, semillas y piñas u otros frutos. A continuación, agrega el agua. Tapa el recipiente. Para exposiciones en casa es mejor añadirles a los frascos bonitas etiquetas con el nombre de cada árbol.

2. Pinta en piedras

Llévate al paseo un pincel y pinturas. Pide que el niño encuentre piedras que sean lisas. Si no lo consigue, utiliza las que haya a tu alrededor, se verá bonito en todo caso. Puedes pintar las piedras como mariquitas, coches y hasta casitas. Lo importante es pasarla bien al aire libre.

3. Casita de hadas

Construir una casa para hadas es una idea maravillosa para el paseo por el parque con una niña pequeña. Ponerla en práctica es muy fácil: construye un armazón de ramas unidas con una cuerda. Haz el tejado con hojas. Lo importante es decorar la casita con flores para que el hada se sienta a gusto en su vivienda. Puedes llevarte de casa una pequeña muñeca de hada y, por ejemplo, algunos muebles de juguete.

4. Cazadores de "hallazgos"

Proponle al niño cazar al aire libre. Pero en vez de un rifle, dile que se arme de un lápiz y una lista de "hallazgos". Los "hallazgos" son dibujos o fotos de aquello que se pueda encontrar en un parque o en un bosque: hojas, flores, insectos, etc. Al lado de las imágenes debe haber una casilla para poder marcarla con una X si encontraste lo que pone. Si no tienes tiempo para preparar tu propias listas de "hallazgos" puedes descargarlas en Internet.

5. Clasifica según los colores

Primero hay que preparar la base de colores. De antemano, en casa, divide una hoja de papel en cuadrados y luego píntalos de distintos colores. La tarea es simple: el niño ordena todo lo que encuentra según los colores de la base. Las piñas se ubican sobre el cuadrado marrón, el diente de león sobre uno amarillo, la hoja sobre el verde, etc. Esta misión atraerá al niño aunque éste ya no sea tan pequeño y haya aprendido todos los colores desde hace mucho.

6. Tela natural

Sólo tendrás que llevarte al parque un ovillo de hilos y unas tijeras. Primero busca ramas largas, luego únelas entre sí en una base cuadrada, rectangular o triangular atando con los hilos y cubriendo con ellos toda la superficie. Entre los hilos enlaza los tesoros encontrados en el parque: flores, hojas, ramas, piñas, trozos de corteza, etc. Esta obra no va a durar mucho, así que no olvides hacerle varias fotos de recuerdo.

7. Volcán

Es una idea de la sección "Ciencia divertida". Pídele al niño que haga una montaña de arena o de tierra. Dentro, pon una botella de plástico en la que, previamente, hayas echado bicarbonato de sodio. Sólo queda verter cuidadosamente un poco de vinagre en la botella, cubierta de arena o de tierra hasta el cuello, y contemplar la erupción del volcán. No olvides hacer la foto de la cara de sorpresa de tu hijo cuando lo vea.

8. Pequeños impresionistas

Los grandes pintores impresionistas intentaron expresar sus percepciones fugaces de todo aquello que veían. Lo mismo puede hacer cualquier padre con su hijo. Sólo tienes que llevar un álbum, pinturas, pinceles, agua y, como un verdadero artista, dibujar la belleza de la naturaleza. En este caso, no es necesario tener una capacidad artística destacada.

9. Provisiones para el invierno

Es mejor empezar este paseo con una pregunta provocadora: "¿Podrías pasar el invierno en el bosque como una ardilla?" Para demostrar que es una tarea realizable, el niño tendrá que encontrar un agujero adecuado en un árbol y hacer provisiones para el invierno, escondiendo dentro muchas piñas. En una semana tendrás que volver para comprobar si las provisiones permanecen intactas. O, a lo mejor, las descubrieron las ardillas.

10. Mandala

Ahora está muy de moda dibujar y pintar mandalas para eliminar el estrés. Pero será mucho más divertido hacer una con tu hijo al aire libre, usando materiales naturales. Busca los tesoros del parque o bosque (castañas, bellotas, hojas, flores, ramas, piñas, piedras, trocitos de corteza y musgo) y empieza a crear. ¡No olvides hacer fotos de tu creación para inmortalizar el recuerdo!

--8-
18k