Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Alimentos que no debes darles a tus hijos para desayunar

--9-
24k

Un desayuno infantil saludable debe incluir fibra, proteína y grasas "saludables" que le darán energía al niño. Mientras que la comida no saludable puede hacer que los niños se sientan desanimados y cansados, los puede subir de peso e incluso aumentar el riesgo del desarrollo de enfermedades crónicas.

Genial.guru te cuenta qué tipo de alimentos no les debes dar en el desayuno a tus hijos y con qué sustituirlos.

Desayunos secos

Los cereales azucarados y bolitas de chocolate, ¡los niños los adoran! Y también algunos adultos no tienen nada en contra de servirles a sus hijos un desayuno seco con leche o yogur porque es algo rápido y sabroso. Pero no es saludable porque tienen demasiado azúcar (363 kcal por 100 g). El componente valioso, la fibra, solo equivale a 3 g por 100, y una hora y media después tu hijo tendrá hambre de nuevo.

Sustitúyelos por: omelette con verduras.

Jugos cítricos frescos

Los ácidos de frutas irritan la membrana mucosa del estómago, provocando la producción excesiva de ácido clorhídrico. El consumo cotidiano de cítricos y jugos cítricos es nocivo: contienen sustancias químicas "sensibles a la luz", prosalenos y furanocumarinas que hacen la piel más sensible frente a los rayos del sol.

Sustitúyelos por: té herbal.

Frutas y verduras frescas

No le des a tu hijo verduras y frutas como desayuno independiente. Los ácidos que contienen no le harán bien al estómago vacío. Por ejemplo, los tomates contienen una gran cantidad de la pectina y ácido tánico, debido a los cuales se forman las úlceras gástricas.

Sustitúyelas por: un caldo de verduras. Suena inusual pero se digiere fácilmente y no provoca la producción de gases en el transcurso del día.

Bebidas lácteas

Las bebidas lácteas no son nocivas para los niños, pero en ayunas son más bien inútiles. Las bacterias lácteas (lacteo y bifido) que componen su principal valor, entran a un ambiente ácido agresivo y mueren en el estómago sin llegar al intestino. Es mejor que el niño beba yogur media hora después de desayunar.

Sustitúyelas por: jugo de arándano, que contiene la dosis diaria de vitaminas C, A, E y K, alrededor de 1/3 de la dosis diaria de las vitaminas del grupo B y es una fuente valiosa de los microelementos: potasio, fósforo y calcio.

Horneado y sándwiches

Los carbohidratos rápidos que se encuentran en el pan suben el nivel del azúcar en la sangre y hacen que el páncreas trabaje más, produciendo una mayor cantidad de insulina. Y el exceso de insulina ayuda a acumular grasa incluso en niños. Además, los horneados que contienen levadura (sobre todo, los panecillos calientes), provocan una producción de gases excesiva en el intestino.

Sustitúyelos por: barritas naturales de frutas secas, miel y granos.

--9-
24k