Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Errores que cometen los padres al preparar a sus hijos para la escuela a temprana edad

Todos queremos ser padres ejemplares. Pero a veces debido a nuestra propia vanidad subconscientemente podemos hacerles daño a nuestros hijos.

Genial.guru enumera los errores más comunes que cometen los padres al criar a sus hijos de 3-4 años.

Error #1: enseñarle los números y el alfabeto al niño

Cualquier maestro dirá que el desarrollo del niño va desde lo visual y figurativo hacia lo abstracto y lógico. Las imágenes de letras, formadas sin el apoyo necesario en la percepción espacial, durante mucho tiempo permanecerán solo como dibujos, no símbolos. Como resultado, se desarrollará un mecanismo de lectura ineficiente, el cual le impedirá en un futuro pasar a la lectura rápida y sumar en la mente.

¿Qué hacer?

  • Desarrollar el pensamiento visual y espacial. Por ejemplo, llevar al niño al zoológico y mostrarle qué tipos de animales existen, o recolectar hojas de árboles diferentes y decirle cómo se llaman: habla con tu pequeño qué tienen en común y en qué son diferentes.
  • Desarrollar la imaginación y el habla: léele cuentos al niño, estudia con él ilustraciones de libros e inventa historias inspiradas en ellas.

Error # 2: enseñarle a leer y a escribir

El cerebro del niño se desarrolla consecutivamente: primero las estructuras del cerebro que responden por la motricidad y emociones y, solo después, la cognición. Enseñarle a leer y escribir antes de tiempo es posible solo perjudicando las estructuras del cerebro que se deberían desarrollar en la normalidad.

¿Qué hacer?

  • Jugar. Simplemente deja en paz a tu hijo y deja que juegue.
  • Desarrollar la actividad motora. En vez de llevarlo al grupo de "Inglés para los más pequeños", mejor lleva a tu hijo a la piscina o a un grupo de baile. El desarrollo físico en los niños influye directamente en el desarrollo intelectual (pero no al revés).

Error #3: saturar al niño con actividades educativas

La saturación del sistema nervioso como resultado de las actividades que no van de acuerdo con su edad, provoca trastornos del sueño y dolor de cabeza, así como también problemas con la concentración de atención. Lo malo también es que para el primer grado de primaria, a este paso, el niño odiará todo lo relacionado con los estudios y hará todo lo posible para no estudiar.

¿Qué hacer?

  • Darle libertad para explorar el mundo. En vez de decirle todo el tiempo "no, te vas a caer/ensuciar, etc.", deja que explore por su cuenta, que haga ruido (¿y de qué otra manera podría conocer las posibilidades de su voz?), que toque el lodo en el charco, que intente atrapar mariposas.
  • Darle tiempo para la pereza y no hacer nada. No pienses todo el tiempo cómo ocupar al niño.

Error #4: comparar a tu hijo con otros niños, involucrarse en la competencia con los padres de otros niños

"Mi hijo ya se sabe todas las letras y sabe leer por sílabas", dirá con orgullo la mamá de un niño de 4 años, exhausto por tantos programas educativos y clases. ¡Y que lo diga! A ti no te debe importar.

¿Qué hacer?

  • Apoyar. Dile a tu hijo a menudo que lo quieres.
  • Interactuar sinceramente y con gusto con tu hijo. No le hables como si fuera bebé, háblale de igual a igual.

Error #5: enfocarse únicamente en los estudios y dejar a un lado las habilidades cotidianas importantes y el desarrollo de la independencia

El niño que sabe muchas cosas, que aprende a leer y escribir temprano, a diferencia de sus compañeros, sabrá las banderas de todos los países del mundo pero no entenderá, por ejemplo, qué hacer si se pierde en una tienda.

¿Qué hacer?

  • En forma de juego incúlcale al niño las habilidades que le serán útiles en la vida independiente. Enséñale a tu hijo a atarse las agujetas, prepara con él algún platillo sencillo.
  • Jugar juegos de rol con muñecas y peluches: cuando los muñecos de felpa comen, se lavan la cara, se visten, se van a dormir, bailan, van de compras. En este tipo de juegos se desarrolla la imaginación y el pensamiento, y los niños aprenden a valerse por sí mismos.
Ilustradora Ekaterina Gapanovich para Genial.guru