Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

5 Motivos contundentes para nunca alzarle la voz a tu hijo

--8-
20k

Los métodos de crianza son diferentes de familia a familia. Cuando los padres son demasiado permisivos, los niños crecen mimados. Pero una actitud demasiado estricta también puede provocar consecuencias desagradables.

En Genial.guru estamos seguros de que debemos hacerlo todo con medida, y descubrimos por qué es tan peligroso alzarles la voz a tus hijos.

Los adultos que gritan asustan a los niños

Cada padre quiere ser amigo de su hijo para enterarse de primera mano de lo que sucede en su vida. ¿Pero cómo puedes ser amigo de alguien a quien le tienes miedo? En el mejor de los casos, el miedo pasa con el tiempo; en el peor caso, la persona desarrolla miedo hacia los adultos, incluso cuando deja de ser niño.

¿Cómo cambiarlo?

  • Recuerda que el punto de vista del niño también es válido.
  • Siempre dale la oportunidad de expresarse.
  • Sé su consejero, no su agresor.

Los gritos rompen la confianza en la relación

Científicos han demostrado que los gritos afectan a los niños de la misma manera que lo hace el castigo físico. Es decir, si el niño sufre del maltrato verbal, empieza a aislarse y se vuelve casi imposible establecer una relación de confianza.

¿Cómo cambiarlo?

  • Trata a tu hijo como a uno igual.
  • Reacciona a sus travesuras pequeñas con humor.
  • Muestra curiosidad hacia sus aficiones e intereses.

Los niños tendrán sobrepeso

A esta conclusión llegaron otros científicos. Comer en exceso para superar el estrés es uno de los problemas más comunes de la sociedad moderna, y los niños también sufren de esto. Los expertos afirman que los niños a los que se les ha regañado y alzado la voz mucho, crecen con alteraciones hormonales, actividad cardíaca baja y procesos inflamatorios en el organismo.

¿Cómo cambiarlo?

  • Controla tus emociones y acciones.
  • No proyectes tus problemas en la relación con tu hijo.
  • Alaba a tu pequeño más y dile que lo quieres.

El niño desarrolla mal carácter

Si le alzas la voz muy seguido a tu hijo, con el tiempo te empezará a pagar con lo mismo: se volverá grosero o empezará a hacer escándalos. La ira de estos niños crece con las prohibiciones estrictas o con el trato muy duro. Muchas veces con la edad todo se agrava, y un niño enojado se convierte en un adulto enojado. Además, en la adolescencia estos niños son propensos a la depresión.

¿Cómo cambiarlo?

  • Recuerda que eres el ejemplo en todo para tu hijo.
  • Muestra tu firmeza pero sé justo.
  • Préstale más atención.

En el futuro el niño sufrirá de migrañas

Los adultos a los que se les humilló mucho en la infancia, muchas veces padecen de migraña crónica. Los complejos y miedos infantiles también pueden provocar ansiedad y pensamientos suicidas. Para superar el estrés, la persona necesitará años y la ayuda de un psicólogo profesional.

¿Cómo cambiarlo?

  • Expresa tu inconformidad tranquilamente y con argumentos.
  • Aprende a reconocer tus errores si le alzaste la voz sin motivos.
  • Aprende a escuchar a tu hijo.

La razón principal por la cual nunca debes alzarle la voz a tu hijo es para que pueda crecer una persona sana y feliz. Y esto solo se puede lograr con mucha paciencia y amor.

Ilustradora Anna Syrovatkina para Genial.guru
--8-
20k