Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Consejos geniales para enseñar al niño a ahorrar

Los hábitos de vida importantes y aquellos relacionados con el dinero adquieren forma hasta los 7 años de edad. Por lo tanto, para proteger al niño de gastos imprudentes al llegar a adultos es importante enseñarle a ahorrar y a tratar al dinero con la actitud correcta.

Genial.guru comparte contigo siete maneras seguras que ayudarán a desarrollar en el niño hábitos útiles.

7. Explícale el presupuesto familiar

Se puede hablar con el niño sobre el dinero a partir de los 3-4 años de edad. Así, para la primaria, ya sabrá manejarlo. Es importante hacerlo utilizando un lenguaje adecuado. Separa los gastos por colores y cuéntale que el azul oscuro es el pago por el alojamiento; amarillo, el gasto en alimentos; azul celeste, los juguetes.

Qué aprenderá: A la próxima, cuando el niño pida un juguete nuevo en la tienda, puedes explicarle con calma que queda dinero sólo en el círculo amarillo y en el azul celeste aparecerá el próximo mes. Muéstrale al niño que puede aguantar, ahorrar más con el color azul celeste y comprar un juguete más grande.

6. No compres de inmediato

Los escaparates y estanterías llamativos provocan una oleada de emociones y hacen que el niño grite: "Cómpramelo, cómpramelo, cómpramelo". No se lo niegues, ofrécele apuntar esta cosa en su lista de deseos. Es necesario dibujar el deseo, apuntar el nombre, el precio y colgarlo en el refrigerador. Al acabar el mes, se puede volver a ver la lista y elegir un juguete.

Qué aprenderá: El niño aprende a reflexionar cada compra y no sucumbir a sus deseos espontáneos. Este proceso será interesante y didáctico.

5. Asígnale una paga semanal

Es importante no sólo darle a tu hijo dinero de tu bolsillo, sino también enseñar a gastarlo para que no se esfume en dulces y pequeñas compras. Por ejemplo, un niño tiene 10 dólares. Dile que puede comprar un pequeño juguete. Pero si logra esperar un mes, tú puedes ayudarlo y él podrá permitirse uno más grande.

Qué aprenderá: Podrá reflexionar de antemano sobre sus ahorros y futuras compras.

4. Divide sus deseos por prioridad

Los deseos de los niños cambian constantemente. Hoy quieren una cosa, mañana otra. Si se acumularon muchas cosas en la lista de deseos, divídelas según su prioridad. Pide al pequeño marcar con un color qué cosa quiere ahora mismo y cuál en un futuro. Si algo es caro, proponle ahorrar para ello juntos utilizando una alcancía.

Qué aprenderá: Esto desarrolla la importante habilidad de saber planificar y hace pensar bien las futuras compras.

3. Crea una alcancía

Su primera hucha puede ser un frasco de vidrio, un recipiente de plástico o un sobre. Pon en él una pegatina con el nombre de la futura compra y apunta cuánto hay que ahorrar.
Deja que el niño guarde una parte de paga semanal y apunte cuánto añadió.

Qué aprenderá: La hucha enseñará a tu hijo a ser paciente, le incentivará a contar y no olvidarse de su objetivo. Si el niño ahorra con paciencia, ayúdalo. Por ejemplo, con cada añadida agrega alguna más por tu parte.

2. No pagues por sus resultados en la escuela

"Saca una buena nota y te doy 10 dólares": este método no funciona. El niño puede decidir que la calificación en matemáticas no vale 5, sino 50 dólares. Además, este enfoque, a su vez, convertirá sus estudios en un medio para adquirir dinero y no conocimiento.

Añade un poco de efectivo en su hucha sólo por grandes eventos: felicitándole por concluir el año escolar o por una victoria en natación.

1. Conviértelo en un juego

Si el niño tiene un sueño, pero cuesta mucho dinero, elabora un plan y convierte el objetivo en un juego. Escribe el nombre de aquello que quiere y, al lado, dibuja junto a él una carretera o un camino mágico. Cuelga este plano en un lugar visible y marca cada avance hacia la meta.

Qué aprenderá: El niño aprende a establecer metas y ver los pasos para llegar a ellas. Percibirlo como un juego lo ayudará a acercarse al final, conseguir la cosa deseada y valorarla.

Basado en material de journal.tinkoff