Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Frases peligrosas que no debes decirle a tu hijo

--3-
40k

La crianza es una de las tareas más importantes para todos los padres. Las palabras que dices sin pensar pueden formar en el niño las nociones erróneas sobre la vida.

Genial.guru descubrió algunas frases que afectan el desarrollo psicológico de los niños y encontró formas de sustituirlas.

#7. "Debes obedecerles a los adultos"

Al escuchar esta frase, el niño piensa: "Todos los adultos son buenos e inteligentes. Debo hacer lo que ellos me digan". Esta frase es peligrosa porque el niño empieza a tenerles confianza a todos los adultos, incluyendo a aquellos a quienes no conoce y no espera que le puedan hacer algo malo.

La frase correcta: "Debes obedecerles a tus padres". Así el niño desarrolla el pensamiento crítico y una desconfianza sana hacia los desconocidos.

#6. "No llores"

Al escuchar esta frase, el niño piensa: "Mostrar emociones es malo y, si lloro, me van a regañar". Puede crecer silencioso y tímido. Y las emociones reprimidas tarde o temprano se manifestarán en forma de agresión o lágrimas.

La frase correcta: "Dime qué es lo que te preocupa", "¿Por qué lloras?". Si tu hijo se cayó o se golpeó: "¿Estás llorando porque te duele o tienes miedo?". Así el niño sabrá entender la situación y valorarla adecuadamente.

#5. "No seas tacaño"

Al escuchar esta frase, el niño piensa: "Debo compartirlo todo. No tengo nada mío". Con el tiempo, estos pensamientos lo convertirán en una persona sacrificada que no protegerá sus pertenencias, creyendo que no merece tener nada.

La frase correcta: "Deja que juegue un poco con tu juguete", "¿No quieres intercambiar juguetes por un tiempo?". Deja que tu hijo disponga de sus cosas por su cuenta. Si no quiere compartirlas, no insistas.

#4. "¿Quién te enseñó esto?"

Al escuchar esta frase, el niño piensa: "Mis padres no saben que lo inventé yo". Así tu hijo va a pensar que puede hacer lo que le dé la gana echándoles la culpa a los demás.

La frase correcta: "¿Por qué hiciste esto?". Así descubrirás si el niño lo hizo solo o por la iniciativa de alguien más. Deja que explique sus actos.

#3. "Mira qué buena niña"

Al escuchar esta frase, el niño piensa: "Soy peor que otros, no tiene caso que me esfuerce, de todas formas no me saldrá bien". La comparación con otras personas afecta su autoestima, piensa que no podrá lograr nada.

La frase correcta: "También puedes hacerlo". Habla de los lados fuertes de tu hijo, demuéstrale que crees en él. Recuerda que tu hijo es único y tiene sus ventajas.

#2. "Hablamos en casa"

Al escuchar esta frase, el niño piensa: "Mis padres pueden hacer lo que sea conmigo, no me quieren, no quiero ir a casa". De sus seres queridos, sus padres pasan a convertirse en sus supervisores y la casa se convierte en el lugar donde el niño espera ser castigado.

La frase correcta: "Deja que te cuente qué es lo que me molestó tanto". Así tu hijo no sólo tomará en cuenta sus sentimientos y, al cometer sus actos, empezará a pensar en las consecuencias que pueden provocar.

#1. "Es muy pronto para que pienses en esto"

Al escuchar esta frase, el niño piensa: "¡Pero me da curiosidad, voy a preguntarle a alguien más entonces!". Si tu hijo te hace preguntas incómodas pero no recibe respuestas, las encotrará en otras fuentes, mucho menos competentes.

La frase correcta: "Ahora no puedo contestarte, necesito un tiempo". No ignores a tu hijo; si te pregunta algo, intenta responderle. Así seguirás siendo una persona de autoridad para tu hijo y no perderás su confianza.

Ilustradora Natalia Kulakova para Genial.guru
--3-
40k