Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

7 Tipos de conducta infantil que no debes ignorar

¡Ser padre es fabuloso! Pero quienes tienen hijos, seguramente saben que no siempre es fácil. Para que tus hijos estén bien educados y adaptados a la vida, debes dedicarles suficiente tiempo y bastantes esfuerzos. Al lado de los niños nos damos cuenta de que nosotros mismos no siempre sabemos cómo comportarnos en una u otra situación.

Genial.guru decidió analizar los problemas más frecuentes de la conducta infantil que bajo ninguna circunstancia se deben ignorar.

Encubrimiento

A veces a los niños les da miedo contar que han sido testigos de algo malo porque piensan que tendrán problemas por eso. Algunos niños callan lo sucedido intencionalmente, para dar una lección o ganarse la aprobacion de alguien. Otros realmente creen que de esta forma hacen lo mejor y ayudan a los demás.

Solución: hay que explicarle al niño la diferencia entre hablar de más y estar atento. Escucha con calma a tu hijo, no lo juzgues e intenta ayudarle a solucionar el problema.

Rivaldad entre hermanos

A veces son los padres quienes provocan este tipo de conflictos, etiquetando a los niños (por ejemplo, uno de ellos es inteligente, bello, atleta) o teniendo un favorito.

Solución: descubre cuál es la raíz del problema y prohíbeles las peleas físicas. Ayúdales a sentirse un equipo, enséñales a serlo y a resolver los conflictos de forma justa. Explícales que es importante respetar los sentimientos del otro. Intenta pasar tiempo a solas con cada uno de los niños, esto ayuda a mantener una buena relación en familia.

Robo

Los niños pueden empezar a tomar cosas ajenas por falta de atención de sus amigos o familia, debido al deseo fuerte de poseer una cosa que les gustó mucho, por la falta de valores y moral inculcados.

Solución: tu actitud hacia lo sucedido es importante. Mantén la calma. Si es la primera vez que tu hijo se roba algo, descubre por qué lo hizo; explícale que es una conducta inaceptable y dile que regrese (o pague) la cosa y se disculpe. Si esto se repite sistemáticamente, busca ayuda psicológica profesional para que no se vuelva costumbre.

Falta de respeto a los demás

No solo los adolescentes sino los niños a partir de los 2 años pueden mostrar faltas de respeto. Los niños pequeños a menudo repiten lo que vieron por la tele o copian a los adultos o a sus hermanos mayores porque piensan que es normal.

Solución: descubre cuál es la causa de esta conducta. Enséñales a tus hijos a expresar sus emociones y deseos correctamente, a guardar la calma y saber escuchar. Si tu hijo tiene una conducta insolente, suspéndele los privilegios que tiene.

Engaño

Mucha importancia tiene la edad del niño. Porque los niños hasta los 7 años, por lo general, simplemente tienen una imaginación muy buena. Entre las causas de mentiras, los expertos nombran el deseo de evitar problemas, la necesidad de llamar la atención, el miedo de los padres autoritarios y el anhelo de obtener lo deseado.

Solución: guarda la calma. Explícale a tu hijo la importancia de la honestidad y confianza en una relación. Piensa en un castigo adecuado que le muestre al niño que las mentiras son inaceptables. Si engañar se ha vuelto una normalidad para él, puede ser una señal de un problema más grave, es importante trabajar con un especialista para resolverlo.

Lloriqueos

Es una señal de que el niño tiene necesidades insatisfechas. Ante todo, asegúrate de que el niño está bien. También puede ser que le hace falta tu antención o le molesta algo. De esta manera los niños pueden buscar obtener lo deseado, si los padres muestran indecisión o tienen expectativas demasiado elevadas.

Solución: intenta mantener la calma. Recuérdele al niño que hable con su voz normal. Si esta conducta se ha vuelto constante, hay que entender qué es lo que pasa en la familia. Tal vez necesitas hablar de eso con tu hijo para que sienta que también es parte de ella.

Malos modales

Nos puede sorprender por qué los niños comen con la boca abierta y no muestran respeto hacia los demás. Tal vez te asombre esto, pero este tipo de modales se aprenden en familia. Las palabras "por favor", "gracias" y "perdón", así como las reglas elementales de etiqueta en la mesa, son lo básico que debes enseñarle a tu hijo.

Solución: no presiones a los niños cuando se lo enseñas, recuérdales más a menudo que sea más atento con otras personas. También es importante que los padres y otros miembros de familia aprendan a comportarse bien, porque los niños repiten lo que ven.

Ilustradora Yekaterina Ragozina para Genial.guru