Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Científicos descubrieron a qué edad nos olvidamos completamente de nuestra infancia

Todos saben que los niños absorben la información tal como una esponja. Pero si es así, ¿por qué nos resulta difícil recordar los primeros años de nuestras vidas?

Genial.guru juntó para ti información que arroja luz sobre esta cuestión.

Cómo cambia la memoria de acuerdo a la edad

¿Por qué sucede esto?

Existe un fenómeno llamado la amnesia infantil: aparece aproximadamente a la edad de 7 años, cuando se nos empiezan a olvidar los eventos de los primeros años de nuestra infancia.

Esto es necesario para el funcionamiento saludable de la memoria en los adultos. La parte del cerebro que responde por la formación de la memoria, determina una especie de "equilibrio para la convervasión" y, como resultado, el ser humano no solo graba la nueva información sino también borra los recuerdos innecesarios para poder seguir grabando los nuevos.

Debido a que los eventos que sucedieron en la infancia pueden seguir influyendo en nuestra conducta durante mucho tiempo después de que nos olvidamos de ellos, algunos psicólogos suponen que seguramente permanecen en nuestra memoria. Precisamente por eso en la mayoría de las personas, el velo sobre los recuerdos se levanta a diferentes edades. Por ejemplo, algunas personas recuerdan qué les pasó cuando tenían 2 o 5 años, pero al mismo tiempo, muchos no tienen recuerdos hasta la edad de 7-8 años.

Al mismo tiempo, hay que tener cuidado con los recuerdos, ya que nuestra mente puede dejar que la memoria caiga en una trampa. En 1980, Elizabeth Loftus, psicóloga de la Universidad de California, llevó a cabo un experimento curioso: juntó un grupo de voluntarios para una investigación y empezó a "arrojarles" recuerdos falsos. Casi la tercera parte de los participantes cayó en la trampa, algunos incluso lograron recordar los eventos "impuestos" en todos los detalles.

Por eso no confíes mucho en todos tus recuerdos infantiles: puede ser que simplemente te imaginaste lo sucedido, basándote en los cuentos de otras personas, y crees que te pasaron cosas que nunca sucedieron en realidad.