Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
Genial

Cómo saber si un bebé tiene una cardiopatía congénita (se puede detectar a tiempo)

Las alteraciones más comunes en el desarrollo de un bebé durante su gestación son aquellas que se relacionan con el corazón. En otras palabras, el corazón no se forma como debería y presenta defectos, lo que puede provocar graves problemas en quien lo padece si no se detecta a tiempo.

En Genial.guru siempre queremos que todo ser vivo en el planeta mantenga una excelente calidad de vida pese a sus posibles condiciones, es por ello que le damos la importancia que requiere a este padecimiento para que se detecte a tiempo.

Qué son las cardiopatías congénitas

En el medio de la salud, a estos problemas del corazón que se presentan desde el nacimiento se les denomina cardiopatías congénitas (cardiopatía significa “enfermedad del corazón” y congénito quiere decir que se nace con tal). Las cardiopatías congénitas son pequeñas diferencias en un corazón, con respecto a los que se forman de manera normal, como orificios u obstrucciones, que hacen que la sangre circule donde no debería o no circule donde debería.

Las cardiopatías congénitas, al ser defectos del corazón, se presentan desde que este órgano se forma en el útero de la madre, es decir, aproximadamente entre la semana 4 y 8 de embarazo, cuando el feto desarrolla su órgano.

Bebés con cardiopatías en el mundo

Estos son algunos datos interesantes que nos ayudarán a comprender la magnitud a nivel mundial de este problema congénito:

  • Cada año nacen alrededor de 135 millones de bebés.
  • Un bebé tiene una anomalía congénita por cada 33 bebés nacidos.
  • 1/3 de estas anomalías son de origen cardíaco (1,3 millones de recién nacidos sufren de una cardiopatía).
  • Desafortunadamente, 90% de estos recién nacidos pierden la vida por un tratamiento inadecuado durante el primer año de vida, principalmente debido a la escasez de recursos.
  • Tan solo en Latinoamérica, nacen aproximadamente 54 mil niños con cardiopatías congénitas al año.
  • De los 54 mil, 47 mil requieren de tratamiento especial.
  • Solo 17 mil de esos 47 mil bebés son intervenidos.
  • Existen entre 40 y 50 tipos de cardiopatías diferentes.

Si tu bebé presenta estos síntomas, presta especial atención

Si tu bebé presenta los siguientes síntomas, podría sufrir alguna alteración en el corazón:

  • una coloración azulada en la piel, pies, labios y uñas (nombrada médicamente como cianosis),
  • fatiga al alimentarse,
  • sudoración excesiva,
  • manos y pies muy frías,
  • ritmo del latido anormal (rápido, lento o algún sonido añadido),
  • dificultad para respirar.

Aunque estos son los síntomas más comunes y generalmente se detectan de manera casi inmediata, cabe mencionar que, al haber muchos tipos de cardiopatías, también existen muchas y diferentes manifestaciones para este problema; los síntomas podrían incluso ser silenciosos o no presentarse hasta en otras etapas del crecimiento o la edad adulta.

Cómo detectarlo

Como hemos dicho, hay muchos tipos de cardiopatías, por lo tanto, habrá muchas maneras de manifestarse y también niveles de gravedad que podríamos clasificar en leves, moderados y graves. Las alteraciones del corazón que deben localizarse con tiempo son aquellas que se consideran graves, las cuales se pueden detectar desde el útero y una vez que el corazón se ha formado.

He aquí la gran importancia de llevar un control médico durante el embarazo. Si se lleva un control y se mantienen las revisiones constantes, es posible detectar, a través de una ecografía fetal, si el bebé puede o no padecer un problema grave del corazón. Al saberlo con antelación, será mucho más sencillo todo el proceso; desde los temores de los padres, hasta la corrección del problema inmediatamente al nacer. La tecnología ha avanzado tanto en favor de la salud que ahora también es posible, aunque poco común, realizar la intervención desde el embarazo y a través del útero. No obstante, el estudio por excelencia para las cardiopatías lleva por nombre ecocardiografía y se realiza una vez que se tenga la sospecha del padecimiento.

¿Se puede prevenir?

Lamentablemente, las cardiopatías no son prevenibles porque la ciencia aún no ha encontrado una condición que determine por completo los defectos del corazón, pero sí existen factores que aumentan el riesgo de propiciar un problema del corazón en el bebé y que podemos evitar si los conocemos:

  • embarazos adolescentes o precoces,
  • embarazo en mujeres mayores de los 35 años,
  • antecedentes familiares,
  • alteraciones cromosómicas como el síndrome de Down,
  • enfermedades virales en el embarazo,
  • consumo de drogas o fármacos.

Tratamiento de las cardiopatías congénitas

Nuevamente volvemos a la premisa de la existencia de muchas cardiopatías; de eso dependerá el tipo de tratamiento que se lleve a cabo. En realidad, hay cardiopatías que no son curables y lo que se hace es paliar con medicamentos sus consecuencias, con la finalidad de que el bebé pueda vivir con ella sin que afecte de manera importante su calidad de vida. Habrá otras que se mantengan bajo un control de revisiones para determinar si el defecto evoluciona para bien o empeora.

En casos más comunes, las cardiopatías requieren de una cirugía para su corrección, dichas intervenciones pueden ser a corazón abierto o a través de un catéter que se inserta por la ingle y por el cual se llega al corazón con el fin de cerrar orificios o abrir obstrucciones para que el corazón funcione como debería. Lo cierto es que muchas de estas cirugías requieren de una acción urgente una vez que nace el bebé, y paradójicamente, cuanto más pequeño es el paciente, más compleja será la cirugía.

Hay situaciones más extremas en las que la única solución es un trasplante de corazón y las donaciones de corazones en bebés no suelen ser muy comunes, no solo por la falta de cultura de la donación, sino por la alentadora y baja tasa de mortalidad en los pequeños.

Creemos que el cuidado y la salud de los más pequeños y los más indefensos es un deber humano de carácter mundial, de una humanidad fraterna, solidaria e informada. Sea a través de donaciones, de información o incluso de un abrazo, ¿cómo ayudarías a personas que padecen de cerca este problema?

Ilustradora Ekaterina Gapanovich para Genial.guru
Compartir este artículo