Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Por qué las mamás en la India no castigan a sus hijos

La irritabilidad y los gritos no le ayudarán a la crianza: esto es lo que creen los padres hindúes. En este país la actitud tradicional hacia los niños fue formado por el hinduismo, budismo e islam, reuniendo los mejores principios. Aquí evitan dar castigos físicos incluso a los niños más traviesos, y este enfoque tiene un gran sentido oculto.

Hoy Genial.guru te cuenta acerca de las peculiaridades de la crianza en las familias de la India. ¡Aprendamos de su experiencia para ser más atentos con nuestros hijos!

Desde el nacimiento, a los niños en la India se les enseña a ser buenos en el sentido global: no solo hacia las personas, sino hacia cualquier criatura viva. En estas familias la paciencia es lo más importante. Los padres intentan no mostrar sus emociones negativas incluso si tienen razones para ello. Ser reservado es bien visto, sin embargo, la emocionalidad e irritabilidad se perciben como defectos humanos.

Por lo general, la familia limita el acceso a la televisión y controla que el niño solo vea programas creativos y educativos. Este enfoque disciplinario es muy importante en la realidad donde el Internet y la televisión pueden afectar la formación de la personalidad e incluso ser fuentes de peligro.

Las mujeres hindúes prestan una atención especial a los modales de la mesa, al mismo tiempo se dan cuenta de que los niños no aprenderán estas habilidades de forma natural. Por lo tanto, las mamás enseñan a cubrirse la ropa con una servilleta, a tomar la comida con los dedos de la mano derecha, no con la mano o ambas manos, no permiten hablar con la boca llena, jugar con la comida, etc. A los 2 años este tipo de travesuras, por supuesto, se perdonan, pero a los 10 años esta conducta es inaceptable.

"Tus costumbres son los futuros rasgos de personalidad de tus hijos", dicen los padres de la India. Por lo tanto, al niño no se le dan sermones aburridos, sino se le enseña con un ejemplo cómo hay que comportarse, se le enseña a vivir. Pasarle la experiencia personal es la tarea principal de los adultos. En la crianza también participa la generación adulta, porque muchas veces varias familias viven bajo el mismo techo.

Los doctores hindúes recomiendan dormir junto con el niño: así la mamá y el bebé se sentirán mejor y estarán en un estado tranquilo. Si el niño es inquieto, lo cargan de inmediato, lo abrazan y le dan tanta atención y afecto como sea posible.

La educación escolar se basa en el desarrollo de la espiritualidad y tolerancia. Las clases se llevan a cabo en forma de discusiones, a los niños se les enseña a pensar en voz alta. Además de las materias básicas, a los niños se les enseña yoga, clases de memoria y sonrisa. En la India no obligan a estudiar a nadie: el sistema estimula a los niños a pensar, a descubrir su potencial y a formar su personalidad.

Los maestros hindúes deben tener un alto nivel de autocontrol, no pueden mostrar rencor o inconformidad, ni exigir de los niños algo que ellos mismos no hacen. Los maestros se reúnen sin falta para hablar de las reglas de conducta de los profesores, no de los alumnos.

La tarea principal de los alumnos es mejorar sus resultados. Cada mes en una reunión se evalúan los resultados de cada quien, y a los mejores alumnos se les entregan tarjetas especiales. Los niños hindúes buscan tener las mejores notas, superándose a sí mismos, no a sus compañeros.

Los maestros muestran señales de cariño hacia los alumnos. Pueden elogiar y abrazar al niño, alabar sus éxitos y acariciarlo en la cabeza. Pero a los profesores no se les permite mostrar preferencia ni tener favoritos entre los alumnos, deben tratarlos a todos de la misma manera.

Como en cualquier otro país, los principios de la educación y crianza en la India están formados por las peculiaridades de su mentalidad, historia del país y creencias locales. Sin embargo, nada nos impide tomar en cuenta los consejos útiles de este lugar del mundo y aplicarlos en la práctica: ser más bondadosos, pacientes, sonreírles más a nuestros hijos y crear en la familia un ambiente cálido.

Imagen de portada depositphotos, depositphotos
Basado en material de indiaparenting, indianyouth