Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

10 Personas fuertes, cuyas historias demuestran que las limitaciones son fruto de la mente

Muchas personas están seguras de que si uno sufre ciertos problemas de salud, no podrá vivir una vida plena y la felicidad se antoja inalcanzable. Pero esto no es así.

Por eso, Genial.guru te contará hoy las historias de algunas personas que, aun sufriendo una enfermedad dura y las dificultades de la vida, pese a todo lo que ello supone, lograron hacer realidad sus metas y son felices por vivir y hacer aquello que más aman.

Turia Pitt sufrió graves quemaduras en un incendio

La historia de esta modelo australiana, Turia Pitt, que perdió su rostro en un incendio, no deja indiferente a nadie. A los 24 años, fue víctima de un fuego terrible en el que sufrió quemaduras en un 64 por ciento de su cuerpo. La joven pasó seis meses en el hospital, superó muchas intervenciones, perdió todos los dedos de su mano derecha y 3 de la izquierda. Pero ahora vive la vida en su plenitud, posa para las revistas, practica deporte, hace surf, monta en bicicleta y trabaja como ingeniera de minas.

Nando Parrado sobrevivió tras un accidente de avión y esperó al servicio de rescate durante 72 días

Los sobrevivientes de esta catástrofe bebieron nieve derretida y durmieron pegados el uno al otro con el fin de no congelarse. Había tan poca comida que cada uno hacía todo lo posible para encontrar al menos algo que compartir. El día 60, tras el accidente, Nando y sus dos amigos decidieron caminar por el desierto helado en busca de ayuda. Con el accidente de avión, Nando sufrió la pérdida de la mitad de su familia y, tras el desastre, también perdió más de 40 kilos de peso. Ahora se dedica a impartir conferencias sobre el poder de la motivación en la vida para alcanzar metas.

Jessica Cox se convirtió en la primera piloto del mundo sin los dos brazos

Esta joven nació en 1983 sin brazos. Por qué nació así, no se sabe. Mientras tanto, la chica creció y sus padres hicieron todo lo posible para que viviera una vida en plenitud. Como resultado de tantos esfuerzos, Jessica aprendió a ser autosuficiente: comer, vestirse y hasta fue a la escuela ordinaria, donde también aprendió a escribir. Desde la infancia, ella tenía miedo a volar e incluso se columpiaba con los ojos cerrados. Pero consiguió superar sus miedos. El 10 de octubre de 2008, Jessica Cox obtuvo la licencia para pilotar una avioneta ligera deportiva. Se convirtió en la primera piloto en el mundo sin los dos brazos, por lo que entró en el Libro Guinness de los Récords.

Tanni Grey-Thompson ganó su fama mundial como participante exitosa en carreras de sillas de ruedas

A Tanni, al nacer, le diagnosticaron "espina bífida", pero alcanzó su fama mundial como participante en carreras en sillas de ruedas.

Sean Swarner venció al cáncer y visitó los 7 picos más altos de los 7 continentes

Este hombre, con letras mayúsculas, es un verdadero luchador: superó un cáncer y visitó los 7 picos más altos de los 7 continentes. Él es la única persona en el mundo que sobrevivió después de serle diagnosticada la enfermedad de Hodgkin y el tumor de Askin. Le diagnosticaron cáncer en su cuarta y última fase cuando tenía 13 años y según las previsiones médicas, no podría aguantar con vida más de 3 meses. Pero Sean superó milagrosamente la enfermedad. Sin embargo, al poco tiempo los doctores nuevamente le descubrieron un tumor (del tamaño de una pelota de golf) en su pulmón derecho.

Después de someterse a una segunda cirugía para extirparlo, los médicos predijeron que el paciente no viviría más de 2 semanas... Pero, 10 años más tarde, utilizando su pulmón parcialmente, Sean es conocido en todo el mundo por el hecho de haberse convertido en el primer sobreviviente del cáncer que alcanzó la cima del Monte Everest.

Jillian Mercado, diagnosticada con distrofia, entró en el mundo de la moda y lo hizo exitosamente

Ella es el mejor ejemplo de que para entrar en el mundo de la moda uno no puede conformarse con seguir a rajatabla los cánones socialmente aceptados. Y es posible amarte a ti misma y a tu cuerpo, aunque no seas perfecto. En la infancia le diagnosticaron una terrible enfermedad, la distrofia, debido a la cual vive en silla de ruedas. Pero esto no le ha impedido adentrarse en el mundo de la alta costura.

Esther Vergeer gana infinidad de títulos de tenis en silla de ruedas

En su infancia, le fue diagnosticada una mielopatía vascular. Como consecuencia de ello, se sometió a una intervención que, desafortunadamente, solo empeoró la situación, desembocando en la paralización de ambas piernas. Pero ir en silla de ruedas no impidió a Esther practicar deporte. Jugaba bastante bien al baloncesto y al vóleibol, pero el tenis fue lo que le concedió su fama mundial. Vergeer ha sido 42 veces ganadora de un torneo de Grand Slam.

Michael J. Fox vive con la enfermedad de Parkinson y apoya a quienes también la sufren

El famoso actor de la película "Volver al futuro" se enteró de que estaba enfermo cuando solo tenía 30 años. Fue entonces cuando comenzó a abusar del alcohol, pero a pesar de todo, lo cortó para dedicar su vida a combatir el Parkinson. Gracias a su ayuda, se consiguieron recaudar 350 millones USD para estudiar esta dolencia.

Patrick Henry Hughes, siendo invidente y con las extremidades no desarrolladas, se convirtió en un gran pianista

Patrick nació sin ojos y con las extremidades deformadas y débiles, por lo que no puede mantenerse en pie. A pesar de estas condiciones, el niño, a la edad de un año, comenzó a intentar tocar el piano. Más tarde, ingresó para estudiar en la University of Louisville School of Music Marching and Pep Bands, para después empezar a tocar en Cardinal Marching Band, a donde lo llevaba en silla de ruedas su incansable padre. Ahora Patrick es un virtuoso pianista, ganador de muchos concursos y sus actuaciones son emitidas por muchos canales de televisión.

Mark Inglis, la única persona sin piernas que llegó a la cima del Monte Everest

El escalador Mark Inglis, de Nueva Zelanda, se convirtió en la primera persona, y sigue siendo la única, sin piernas que conquistó el Everest. 20 años antes de esto, había perdido ambas piernas tras congelárseles en una de sus expediciones. Pero Mark no quiso separarse de su sueño, practicó mucho y consiguió conquistar el pico más alto, un logro cuanto menos difícil, incluso para cualquiera de los mortales. A día de hoy, sigue viviendo en Nueva Zelanda con su esposa y sus 3 hijos. Escribió 4 libros y trabaja en una fundación de caridad.

Imagen de portada Turia Pitt/instagram