Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

20+ Personas que estudian en el extranjero contaron qué cosas les causan un leve shock todos los días

7-16
785

Probablemente, la mayoría de las personas que fueron estudiantes universitarios recuerdan esa época con nostalgia. A veces nos resultaba difícil y nuestros bolsillos estaban vacíos, ¡pero cuántos recuerdos! Una nueva vida adulta e independiente fuera de casa siempre es interesante y emocionante. Y si esta comienza en un país extranjero, las impresiones son mayores.

No solo hay que acostumbrarse a un nuevo lugar, gente, idioma, sino también reconstruir por completo los hábitos educativos, porque en cada país la educación superior tiene sus propias características. Genial.guru se ha quedado leyendo por largo tiempo las historias de estudiantes que no tuvieron miedo de ingresar a universidades extranjeras y compartimos contigo las historias más interesantes.

Cómo funciona el proceso educativo

  • En Finlandia un estudiante no puede ser expulsado de la universidad, incluso si no ha aprobado ni una sola materia. En mi primer año, un estudiante de cuarto año que cursaba matemáticas conmigo había hecho la materia de geometría 2 veces y trató de aprobar el examen en 3 oportunidades. Nunca pasó. Tras el 3er intento, podrá cursar esta materia una y otra vez, pero por dinero (45 € aproximadamente). Lo llaman “igualdad de derechos para todos”. Pudiste ingresar: “exprimirán” de ti a un ingeniero. © Konopataja / Pikabu

  • Australia. En muchos países sucede que puedes no hacer nada durante todo el semestre, luego estudiar duro durante un par de días antes del examen, aprobarlo de alguna manera y listo. En Australia eso no funcionará. La nota final se compone de varios trabajos a lo largo del semestre. Por ejemplo, un informe: 10 %, un proyecto: 35 %, un ensayo: 20 %, un examen: 35 %. Y para que la asignatura se considere aprobada debes obtener una puntuación del 50 % de 100 %. Por lo tanto, si no entregaste uno de los trabajos a tiempo, no recibirás ninguna calificación por él, lo que significa que tendrás que obtener la puntuación más alta posible por los otros trabajos, lo cual es muy difícil. © au4you / Pikabu

  • Noruega. Puedes venir a clases cuando quieras, y también puedes irte cuando quieras. Puedes comer, beber, trabajar en la computadora; no distrae a nadie en absoluto, siempre que todo se haga en silencio. Los franceses iban a clases como a un picnic: venían, se sentaban, sacaban recipientes y termos, y roían el granito de la ciencia junto a un trocito de baguete. Y una mujer noruega tejía en clase: se sentaba en la primera fila, escuchaba, miraba atentamente al profesor y TEJÍA. © Stallert / Pikabu

  • Alemania. ¿Se te ocurren cosas científicas interesantes y quieres probarlas? Aquí tienes un curador y dinero. Lo único que se te pide es el resultado y, posiblemente, un informe científico con nota. Vi gente montando un coche eléctrico alimentado por paneles solares, criando pollos, construyendo turbinas, soldando cientos de artilugios, etc. Solo por diversión. Yo logré desarrollar en la universidad una impresión 3D e incluso ganarme la vida dignamente con ella. © sapporro / Pikabu

  • Italia es el paraíso de los procrastinadores. Es importante aprobar los exámenes antes de la graduación, de lo contrario no recibirás un diploma, pero puedes hacerlo incluso en el último mes antes de defender tu trabajo. Además, aun si al final de la formación el alumno logró cerrar solo una parte de las materias adeudadas, puede pagar otro año de estudio e intentar aprobarlo todo en los próximos 12 meses. En la Universidad de Bolonia, puedes extender tu vida de estudiante de esta manera hasta 5 veces. © vmikhailuk / LiveJournal

Pequeños detalles agradables

  • Noruega. La biblioteca era un placer aparte para mí. Era enorme y cómoda. Había computadoras nuevas y un sistema de ploteadoras gratuitas: imprime todo lo que quieras. Además de la biblioteca, la universidad contaba con una extensa red de aulas de autoaprendizaje. Estos auditorios generalmente están abiertos las 24 horas del día, los 7 días de la semana, la entrada a ellos (como, por cierto, a cualquier otro lugar) es mediante unas tarjetas estudiantiles magnéticas. Curiosamente, tanto la biblioteca como las aulas de autoaprendizaje siempre estaban repletas. A menudo no podía encontrar un asiento vacío enseguida, ¡ni siquiera a las 8 a. m. de un domingo! © Stallert / Pikabu

  • Alemania. La distancia entre profesores y alumnos es muy corta. Esto significa que al maestro se le puede llamar simplemente por su nombre, y también puedes hacer las preguntas más tontas, y él te responderá de todos modos. Puedes comer fideos instantáneos en tu escritorio o poner los pies sobre la mesa. Esto no ofende a los profesores en absoluto. En principio, está permitido comer y beber durante las clases y los exámenes. © sapporro / Pikabu

  • Inglaterra. Nadie se levanta cuando entra el profesor. Incluso si el decano quiere desearte buenos días, todos permanecerán sentados. En Moscú, todos nos levantábamos de un salto en cuanto el profesor aparecía en la puerta. La mayoría de los profesores pueden ser llamados por su nombre. Sin “señor” y cosas así. Y si el maestro te gritó o te insultó, será todo un acontecimiento. © EuropeTraveller / Pikabu

  • Italia. Lo primero que me sorprendió fue la falta de proyectos y deberes en el 90 % de los cursos. La calificación del curso se basa en la nota del examen final, que se puede tomar varias veces. Es decir, si sacaste una nota que no te conviene, puedes intentar volver a aprobar el examen en la misma cursada. Esta es una buena práctica que libera la tensión y la ansiedad durante el examen. © AlarWhite / Habr

Cómo se rinden los exámenes

  • Australia. En otras partes reprobar un examen no es tan terrible. Puedes prepararte e intentar volver a pasarlo. Las universidades australianas establecen plazos ajustados que no pueden ser violados. Surge una pregunta razonable: ¿qué hacer si tienes un inconveniente que te impida cumplir esos plazos? Tendrás que estudiar esa materia durante todo el semestre y volver a entregarlo el próximo año. En otras palabras, te “quedarás por segundo año”, pero solo en la asignatura fallida. © au4you / Pikabu

  • Alemania. Los estudiantes no tienen que esconder sus hojas con anotaciones, porque se les permite llevar a los exámenes al menos una hoja de papel A4 con fórmulas anotadas. Lo curioso es que hay un montón de problemas y el tiempo se acaba muy rápido, así que si no sabes cómo resolverlos, no te servirá ninguna fórmula. Copiarse y usar el teléfono se castiga con la obligación de cursar la materia el próximo semestre. Puedes volver a cursar hasta 3 veces. © sapporro / Pikabu

  • Noruega. Los exámenes se llevan a cabo en complejos deportivos: en los estadios simplemente instalan un montón de escritorios individuales y los dividen en zonas según las disciplinas. La organización y la supervisión la llevan a cabo los jubilados, muchos, muchos jubilados. También te acompañan al baño durante el examen, que dura 4 horas. Puedes llevar contigo al aula los útiles, una calculadora especial permitida, un libro de referencia matemática, un diccionario y algo para comer y beber. © Stallert / Pikabu

Dónde viven los estudiantes

Una habitación en un hostal de Finlandia.

  • Finlandia. No hay guardia ni puesto de control aquí. Los padres y los amigos pueden pasar la noche sin ningún problema. Las habitaciones se entregan sin amueblar, con paredes blancas desnudas. Tu habitación solo tendrá un armario. Puede que ni siquiera haya una lámpara de araña y ganchos para cortinas. Tendrás acceso a un trastero, un garaje para bicicletas, un sauna y una sala de lavandería. © katieineurope / Pikabu

  • Alemania. La mayoría de los estudiantes alquilan un departamento para compartir y lo distribuyen entre ellos, una habitación para cada uno. Los estudiantes de diferentes sexos a menudo viven juntos sin problemas, no es costumbre acosar a los compañeros de cuarto. Además, debido al cambio regular de residentes, todos aportan algo propio a la apariencia del departamento, por lo que hay obras maestras de arquitectura interna tan acogedoras que inmediatamente te dan ganas de vivir allí por el resto de tu vida. © sapporro / Pikabu

  • Japón. La vida de los estudiantes de primer año en un dormitorio tradicional japonés era como la de unos esclavos. Su deber es servir al clan y hacer lo que ordenen los estudiantes de años superiores. Por la mañana llaman a tu puerta para despertarte, abren las puertas para los mayores, limpian, hacen los recados y llevan comida para la “familia” durante el almuerzo en el comedor. Estaba muy feliz de haberme mudado al dormitorio siendo estudiante de segundo año. © Otawin / Reddit

  • Bélgica. Hay 2 opciones para vivir en Bélgica para los estudiantes menores de 25 años: un hostel (de 300 a 500 €) y un departamento con un período de alquiler mínimo de 1 año (800 € para un estudio de 20 a 25 m y un baño compartido en el piso). Al comienzo del año académico, el estudiante debe proporcionar información sobre el lugar de residencia. Aquellos estudiantes que no encontraron alojamiento durante la segunda semana quedan automáticamente excluidos del instituto. © deinekairena / Habr

  • Francia. Las habitaciones se dividen en “con cocina / sin cocina” y “con ducha y baño / instalaciones compartidas”. La entrada al lugar es libre 24/7, nadie controla nada, lleva a quien quieras (de hecho, está prohibido, pero a nadie le importa). En Francia hay apoyo estatal para quienes alquilan una vivienda, que es aproximadamente el 50 % del monto del alquiler. Solo tienes que presentar una solicitud, y no importa qué ciudadanía tengas. © hello.itsme / Pikabu

  • Escocia. Los dormitorios están ubicados a lo largo del perímetro del campus universitario, por lo que puedes llegar a cualquier aula o laboratorio en 1 a 5 minutos. El dormitorio es un departamento de 2 habitaciones, baño y cocina compartidos. Las habitaciones son grandes y bastante espaciosas, con una cama, una mesa, mesitas de noche, sillas y un armario (incluso tuve mi propia minihabitación para un vestidor, tuve suerte).© STAR_Academy / Habr

Qué comen

  • Noruega. Si vas a algún café, puedes dejar fácilmente 200 coronas (18 USD) allí por un par de panecillos y té. ¡Pero! Muchos lugares tienen un sistema de buffet: pagas alrededor de 200 CZK y consumes comida ilimitada. Hay, por ejemplo, un bar de sushi al que puedes ir por la mañana y quedarte allí hasta la noche. Y bebes agua con la comida. En todos los establecimientos donde he estado el agua se sirve del grifo y es gratuita. En general, nosotros, los estudiantes, solo visitamos esos lugares. © Stallert / Pikabu

  • Alemania. Hay 3 precios por cada comida en el comedor de estudiantes. El primero y el más bajo es para los estudiantes, el segundo es para el personal universitario y el tercero y el más alto es para todos los demás. El precio de una porción del almuerzo siempre es fijo. © GelbeEule / Pikabu

  • Bélgica. Como todas las universidades de Europa, Gante tiene un gran número de comedores. Los horarios de apertura varían, pero se puede encontrar un comedor abierto a cualquier hora del día. El costo es 2 veces menor que en cafés y bistrós locales. Por ejemplo, la sopa cuesta 0,6 € y una minibaguete con queso y lechuga cuesta 2,5 €. © deinekairena / Habr

  • República Checa. Comemos principalmente en el menza (comedor), que abre de lunes a viernes. Sirven comida 2 veces al día: almuerzo y cena. Hay 2 precios en los platos de abajo. El de la izquierda es para los estudiantes, solo puedes comprarlo con un pase estudiantil. El de la derecha es para el resto, se paga en efectivo. El precio es más bajo para nosotros, porque el estado subvenciona los comedores. © bataman / Pikabu

  • Francia. El comedor estudiantil es un lugar de peregrinaje para cualquier estudiante. Suele ser un edificio de 2 plantas que incluye el comedor en sí y el denominado grill. Es una especie de patio de comidas donde se sirven sándwiches, pasta, bocadillos y otras “posesiones” para comer rápido. En ningún otro lugar de Francia se puede encontrar comida más barata que un comedor de estudiantes. © anton-andreyev / LiveJournal

  • Israel. El almuerzo en un McDonald’s sacará 20 USD de tu bolsillo, y un establecimiento normal costará alrededor de 1,5 veces más (dependiendo del lugar, por supuesto). El lugar más barato para comer en la calle son los restaurantes de faláfel, en los que comerás hasta reventar por 10 USD. Aunque es barato, no esperes que alguien se lave las manos antes de preparar tu almuerzo. © Mehdzor / Habr

  • Australia. Las universidades australianas a menudo ofrecen un almuerzo gratuito para los estudiantes justo en la entrada de la universidad. Se colocan barbacoas y se preparan salchichas a la parrilla. Un trozo de pan con cebollas fritas y salchicha es un plato nacional local. Nadie se interesa particularmente en honor a qué hay tanta generosidad, todos simplemente se acercan, toman la comida y siguen ocupándose de sus asuntos. © au4you / Pikabu

  • Noruega. Vivo en una casa de estudiantes, somos 15 en el piso, 12 de los cuales eran noruegos. La semana pasada uno se mudó, y en su lugar vino un francés, sonriente, afable, con una barba casi como la de Gandalf. Esperábamos tener una buena relación de vecindad. La primera campana de alerta sonó cuando me dijo que no soportaba que se usara el modo imperativo en relación a él. También se quejó de que se sentía oprimido por las anotaciones de prevención de incendios y otras inscripciones cotidianas que estaban en la sala común: utilizan el modo imperativo ampliamente. Soy una persona muy liberal, pero ayer me di cuenta de que tengo mucho que aprender de mis puntos de vista progresistas. En resumen, el monsieur francés quitó todos los carteles y señales que no le permitían vivir en paz, incluido el papel con los números de emergencia y una “lista de limpieza” en noruego (recuérdalo, esto es importante), que respetábamos y agradecíamos tener, porque era muy cómodo organizar según ella el horario de turnos de limpieza. Una vez más, soy una persona liberal, progresista y paciente. ¿Sabes en qué momento estallé? La lista de limpieza estaba en noruego. ¡Bueno, el monsieur la quitó porque la había TRADUCIDO y se había ofendido tras encontrar allí el modo imperativo! ¡La tradujo para ofenderse! © Stallert / Pikabu

¿Te gustaría volver a ser estudiante? ¿Qué crees que sería bueno implementar en las universidades de tu país? ¿Qué características estudiantiles locales consideras dignas de mención?

Imagen de portada Stallert / Pikabu
7-16
785