Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

En vez de una típica fiesta de despedida de soltero, esta se convirtió en el evento más tierno del mundo

Mitchel Craddock, junto con un grupo de amigos, planeaba pasar un par de días en una cabaña en el bosque para celebrar su despedida de soltero. Iba a hacer una fiesta a gran escala pero, en vez de esto, cuando los hombres estaban preparando el desayuno, el primer día de su festejo, en el umbral de la casa apareció esta visitante tierna y hambrienta.

La perrita se veía cansada. Los hombres la alimentaron y le dieron agua. Al ver que se le escurría la leche, se dieron cuenta de que la perrita acababa de dar a luz y que sus cachorros tenían que estar por ahí cerca. La perrita, que en ningún momento quiso entrar a la casa, efectivamente llevó a los chicos al bosque, a una zanja donde estaban escondidos siete perritos.

"Acercamos a cada cachorro a su mamá para que los olfateara. De esta forma ella revisó que todos estuvieran en su lugar, y luego miró a la persona que estaba enfrente de ella con una mirada que expresaba una confianza plena", dice Craddock.

Los amigos llevaron a los cachorros a la casa donde les dieron un baño eliminando pulgas y suciedad. Como resultado, todo el dinero que tenían para "la cerveza" de la fiesta, fue gastado en alimento y cuidados para los cachorros. Al final de sus mini vacaciones, los chicos simplemente no podían dejarlos ahí, se llevaron tanto a los cachorros, como a su mamá, y cada chico le dio un hogar a un cachorro.

Ahora los perros viven a 5 millas el uno del otro y se ven con regularidad en los paseos conjuntos.

"El protagonista" de esa fiesta de despedida de soltero, Mitchel Craddock, hace poco se casó con su prometida Kristen, quien se emocionó mucho con el cachorro. Curiosamente, cuando Craddock le propuso matrimonio, le regaló un labrador de color chocolate. Ahora bromean que de ahora en adelante para cada evento significativo, Mitchel le regalará un perro.

Basado en material de inspiremore.com