Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Estas 7 personas cambiaron sus vidas para inspirar a los demás con sus iniciativas

--1-
24k

Vivimos en un mundo lleno de personas que no tienen miedo de ser calificadas de excéntricas o raras, destruyendo de forma atrevida los estereotipos. Cada una de ellas ha convertido su vida en un experimento y con su propio ejemplo ha sido capaz de inspirar a los demás.

Genial.guru ha recopilado para ti esas iniciativas insólitas que pretenden cambiar para siempre ciertas ideas arraigadas en nuestra mente, así como hábitos muy comunes que transmitimos de generación en generación.

7. Esta mujer fue al trabajo con la misma vestimenta durante 3 años

  • La esencia del experimento: Matilda Kahl, de forma radical, resolvió el problema de elegir cada día con qué ropa ir a la oficina. Esta mujer, durante 3 años, fue a su lugar de trabajo con la misma ropa y no se arrepiente de ello. Un día, cansada de elecciones sin fin al lado del armario, Matilda se compró varios juegos idénticos de blusas y pantalones. Durante los siguientes 3 años, se los puso para trabajar exclusivamente, como si fuera un uniforme.
  • Resultado: la vestimenta llamativa fue guardada por Matilda para ponérsela los fines de semana. El experimento le permitió reducir el tiempo empleado en vestirse a diario porque ya sabía siempre qué ponerse. Así, logró tener más tiempo para pasar junto a su familia y amigos.

6. Este hombre comió durante un año solo patatas

  • La esencia del experimento: Andrew Taylor durante un año solo comió patatas.
  • Resultado: Andrew mostró al mundo qué sucedía con el cuerpo humano si uno se alimentaba solo de patatas. Fíjate, este hombre consiguió con su método perder 53 kilos ¡y se ve muy bien! No obstante, no hay que olvidar que una dieta tan extrema no es saludable para todos por sus altos niveles de carbohidratos.

5. Infancia sin aparatos electrónicos

  • La esencia del experimento: la fotógrafa y madre de una familia numerosa, Niki Boon, vive en una granja en Nueva Zelanda. Ella decidió que sus cuatro hijos crecieran sin televisión ni aparatos electrónicos, en armonía con la naturaleza. La familia, desde hace varios años, mantiene viva esta filosofía de vida.
  • Resultado: la familia de Niki, con su propia experiencia, está demostrando que los niños, para alcanzar la felicidad, no necesitan de este tipo de aparatos, sino amor y un poco de libertad. Crecen sin problemas alejados de las tabletas y los teléfonos inteligentes. Niki se dedicó a sus hijos y su forma de vivir en un gran proyecto llamado "La infancia salvaje".

4. Veinte años sin dinero

  • La esencia del experimento: Heidemarie Schwermer consideró que las personas daban demasiada importancia a los bienes materiales. Por eso, renunció a su apartamento alquilado, regaló casi todas sus pertenencias e inició una gran iniciativa: vivir un año sin dinero. A cambio de comida y alojamiento, ayudaba a la gente en sus quehaceres domésticos. Solía desplazarse a pie y de sus pertenencias solo conservó una maleta con lo esencial.
  • Resultado: Heidemarie vivió 20 años sin dinero. Con su vida, demostró que el dinero no es lo más importante en esta vida. El experimento llamó pronto la atención y empezó a ser invitada a hablar en la televisión y dar conferencias para los estudiantes.

3. Esta pareja vive en la época victoriana

  • La esencia del experimento: Sarah y Gabriel Chrisman trataron de vivir de la misma manera que lo hicieron sus antepasados ​​en la época victoriana. Así, renunciaron a las comodidades de la modernidad: se lavaban utilizando un jarrón, cosían sus prendas de vestir por su cuenta, utilizaban lámparas de aceite y preparaban comida siguiendo un libro de cocina del siglo XIX.
  • Resultado: este inusual estilo de vida los ayudó a ver el mundo y las personas de forma diferente, entendiendo mejor sus propias raíces. Resultó que muchas cosas de hace un siglo y medio son increíblemente cómodas y la cocina de aquellos tiempos es digna de una mención especial. Sarah escribió un libro explicando sus experiencias y el modo de vida de la época victoriana.

2. Vida sin basura

  • La esencia del experimento: Bea Johnson eligió para sí misma y su familia un estilo de vida sin basura. Renunció a las cosas que no podían ser recicladas por ellos mismos: envases desechables, productos químicos domésticos en botellas de plástico y un gran número de cosas innecesarias.
  • Resultado: Bea, con su propio ejemplo, demostró que llevar un estilo de vida tan respetuoso con el medio ambiente no es demasiado difícil: el vidrio y el papel sustituyen perfectamente al plástico. Cada año, su familia produce no más de 1 kilo de residuos sólidos.

1. Un año sin Internet

  • La esencia del experimento: el periodista Paul Miller pasó un año en modo offline. Renunció a las redes sociales, a las aplicaciones móviles e incluso al correo electrónico, reemplazándolo por su buzón de correo habitual. Siendo un usuario habitual de Internet desde los 12 años de edad, Paul decidió averiguar cómo sería la vida del otro lado del navegador.
  • Resultado: comenzó a escribir su novela, perdió 5 kilos y aprendió a concentrarse mejor. Tras terminar el experimento, Paul comenzó a realizar un uso más consciente de Internet porque, después de todo, la red es solo una herramienta que hay que gestionar de manera inteligente.
Imagen de portada Matilda Kahl
--1-
24k