Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Otra historia acerca de una pareja que dejó todo y se fue de viaje. Sólo que esta dice la verdad

--2-
119k

Casi todos los días vemos en internet algun tipo de historia de personas muy valientes que se cansaron de su trabajo de 8:00 a 17:00, dejaron todo y se fueron dejando todo atrás, de cara a un mundo de aventuras y descubrimientos. En Genial.guru nos sentimos inspirados por esas historias. 


Pero esta en especifico, la de Chanel y  Stevo de Sudáfrica tiene algo de especial. Esta pareja renunció a una vida estable y un trabajo exitoso en el mundo de la publicidad para ver qué tan lejos de casa podrían llegar. 

Los dos jovenes llevan un diario de su viaje en su blog cuyo nombre se traduce al español como "Un poco lejos de casa". Al inicio de cada aventura ponen fotos con paisajes maravillosos de distintos rincones del planeta.

Y si juzgaramos por sólo por las fotografías, Chanel y Stivo viven una vida de ensueño y la envidia de todos los trabajadores de oficina. 

Pero ellos quieren que sus lectores sepan toda la verdad que envuelve su travesía. 

Cuando no están practicando yoga en una playa de Grecia o disfrutando de los fiordos en Noruega, ellos lavan baños y realizan casi cualquier trabajo para obtener algo de dinero. 

Todo porque un día Chanel y Stevo entendieron que las fotografías en su blog no son suficientes para contar la verdadera historia de su viaje. Ellos no quieren que sus lectores sólo ven "la parte dulce del pastel". 

"Decidimos darles una idea de lo que en verdad sucede a todos los que quieren repetir esta experiencia y creen que un viaje contínuo es fácil, además de estar lleno sólo de momentos fabulosos". - dice Chanel. 

"Según mis cálculos hemos lavado cerca de 135 retretes, enterrado cerca de 250 kilos de estiércol, desenterrado dos toneladas de piedras, hecho cerca de 60 metros de carretera, armado 57 camas, distribuído cientos de artículos a diferentes tiendas de comestibles y ya ni recuerdo cuántas copas de vino hemos pulido. Eso, teniendo en cuenta que crecimos en la suficientemente lujosa Johannesburgo y ahora somos prácticamente voluntarios que aceptan casi cualquier trabajo con tal de tener nuevas experiencias".

"Esto también es físicamente muy difícil. Yo no soy la persona más preparada para algo así. No podría decirse que estoy muy en forma o completamente saludable. La mayor parte del tiempo Stevo y yo comemos galletas crackers con mermelada, dormimos 5 horas al día y llevamos nuestro pesadísimo equipaje de un lugar a otro. 

"Pero puedes creerme, vale completamente la pena. Esto es el cielo para nosotros. Claro, debemos poner cada tronco en su lugar y sacar la basura, pero tan pronto como acabamos ese trabajo somos olas libres de hacer lo que queramos: pasear, explorar, descubrir cosas nuevas y disfrutar ".

"De cada una de estas cosas hemos aprendido valiosísimas lecciones que no hubiesemos podido tener si siguiésemos trabajando en el ámbito publicitario. Ese tipo de momentos nos enseñan humildad y nos obligan a disfrutar de cada día como si fuera el último de nuestras vidas". 

"Cuando recién empezabamos nuestro camino, nos prometimos no darnos por vencidos, no regresar y escuchar cualquier llamado que nos haga el destino. Queremos inspirar a otras personas a que salgan de los límites de su zona de confort y entiendan que no hay nada más emocionante y revelador que decirle "no" a la vida corriente y decirle "sí" a todo lo que la vida tiene para ofrecer". 

--2-
119k