Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Si estas personas no hubieran nacido, estas palabras no existirían

Tal vez no lo imagines, pero muchas de las palabras que usas a diario tienen su origen en el nombre o apellido de personas reales. Dichas palabras fueron bautizadas en honor de estos personajes para recordar su personalidad, reconocer sus aportaciones a la ciencia, al arte o a la historia de la humanidad o, simplemente, para honrar su memoria. En el idioma español, este tipo de términos son conocidos como epónimos.

Genial.guru preparó una lista de algunos de los términos que usamos con mayor frecuencia. Comparte esta lista y sorprende a tus amigos con palabras que tal vez apliquen en la vida diaria sin saber de dónde vienen.

1. Boicot

Esta maniobra que últimamente aprovecha la fuerza de las redes sociales para presionar a una empresa o autoridad fue utilizada en Irlanda en 1880. El primero en sentir sus efectos fue Charles Cunningham Boycott, un administrador de tierras cuyas prácticas abusivas y los malos tratos que le daba a sus subordinados llevó a toda la gente y a diversas empresas, incluyendo el ferrocarril, a negarse a trabajar con él.

2. Bomba mólotov

El artefacto incendiario que se prepara con ingredientes caseros inflamables, como gasolina, no se originó en Rusia, sino en España, durante la Guerra Civil. Sin embargo, se usó ampliamente durante la guerra de Invierno entre Rusia y Finlandia, mientras la Comisaría del Pueblo de Asuntos Exteriores del primer país estaba bajo el mando de Viacheslav Mólotov.

3. Cantinflear

Hablar de manera confusa sin decir realmente nada es un estilo que fue el sello del cómico mexicano Mario Moreno “Cantinflas”. Su influencia en la manera de hablar de la gente fue tal que incluso la Real Academia de la Lengua incluyó la palabra de manera oficial.

4. Cesárea

La operación que consiste en hacer una incisión en el vientre de la madre para que nazca el niño lleva el nombre del emperador romano Julio César. De acuerdo con la leyenda, al parecer, él nació de esta manera.

5. Gardenia

La hermosa y aromática flor debe el nombre que lleva al naturalista y botánico escocés Alexander Garden, sin embargo, él no la descubrió. El botánico Carlos Linneo eligió esa flor para bautizarla en honor de Garden.

6. Guillotina

Se inventó en la época de la Revolución francesa en 1789 y, desafortunadamente, tuvo un uso muy frecuente a lo largo de la historia. Este instrumento de decapitación no fue inventado por Joseph Ignace Guillotin, pero fue este cirujano y diputado francés quien recomendó utilizarla para agilizar las sangrientas ejecuciones.

7. Jacuzzi

Esta tina que lanza burbujeantes chorros de agua que tienen un efecto relajante fue inventada por Cándido Jacuzzi en 1949 para ayudar a su hijo Kenneth, quien tenía un poco más de un año edad cuando fue diagnosticado con artritis reumatoide. El tratamiento médico recomendado era tomar baños, así que Cándido adaptó un motor que impulsara el agua dentro de una tina común. En poco tiempo, esta tina comenzó a ser comercializada y su uso se popularizó rápidamente.

8. Leotardo

Esta prenda, tan útil para los bailarines y gimnastas, surgió de la necesidad de hacer movimientos acrobáticos con libertad. El autor fue el francés Jules Leotard, quien también creó el famoso salto de trapecio que es un número tan popular en las funciones de circo.

Leotard necesitaba prendas que le permitieran ejecutar sus acrobacias sin inhibir sus movimientos, así nació el leotardo. Al principio, era una sola pieza tejida, lo cual le daba la ventaja de que, al ser tan ceñida al cuerpo, no corría el riego de enredarse en las cuerdas. Con el tiempo, la prenda comenzó a hacerse de otros materiales frescos y flexibles como la licra.

9. Magnolia

Otra hermosa flor que lleva el nombre del botánico que la clasificó, el francés Pierre Magnol.

10. Violín Stradivarius

Es un instrumento muy famoso y codiciado por los músicos profesionales porque son piezas extraordinarias que nadie más ha podido reproducir. Estos violines poseen una sonoridad muy especial debido a varios factores, entre ellos la cuidadosa manufactura de Antonio Stradivari.

11. Epónimos en la medicina

En esta categoría incluimos enfermedades que fueron nombradas en honor de los médicos que las descubrieron o que hicieron aportaciones para combatirlas; pero también mencionaremos órganos que llevan el nombre de sus descubridores. En la primera clasificación están el mal de Parkinson (por James Parkinson), enfermedad de Addison (por Thomas Addison), mal de Alzheimer (Alois Alzheimer); y en la segunda, las trompas de Falopio (por Gabriello Fallopio) y las trompas de Eustaquio (Bartolommeo Eustachi).

12. Epónimos en la ciencia

Numerosos fenómenos físicos o químicos y medidas científicas se conocen con el nombre de sus descubridores. Por lo tanto, es común que hoy se hable de grados Fahrenheit (por Gabriel Fahrenheit) y grados Celsius (por Anders Celsius); medidas de fuerza como newton (Isaac Newton); faradio, que mide la capacidad eléctrica (Michael Faraday) y el wat o vatio (James Watt), entre otros.

Como te habrás dado cuenta, los personajes de los que hablamos siguen dejando sentir su presencia en el mundo a pesar de que muchos existieron hace miles de años. ¡Eso es ser un verdadero influencer! ¿Qué otros epónimos conoces?

Compartir este artículo