Genial
Genial

12 Historias que cuentan por qué las personas cambian radicalmente su apariencia y cómo viven con ella

Hoy en día, el llamado síndrome de Barbie no solo preocupa a los psicólogos, sino también a los psiquiatras. El deseo de una parte de la población moderna de encajar en el marco de la belleza de las muñecas, en la mayoría de los casos causa trastornos alimenticios, anorexia y depresión. Pero también hay quienes no solo ven el problema en su propio peso sino que, sin preocuparse por su salud y sin escatimar dinero, literalmente vuelven a moldearse por completo para convertirse en sus personajes favoritos. Y hay muchos de ellos, además de la muñeca más famosa.

Genial.guru ha decidido mostrar cómo se ven las personas que ajustan su apariencia a los estándares inventados por ellos mismos, y, ademas, contar sus historias. Resultó que la similitud con la muñeca es solo externa y no se puede decir que estas personas son huecas y “plásticas” hasta la médula.

1. Venus Angelic

Venus Angelic pasó la mayor parte de su infancia en Suiza, y viajó a otros países con sus padres. Cuando era adolescente, estaba muy interesada en la cultura juvenil japonesa, y el viaje a la Tierra del Sol Naciente solo fortaleció su interés. Venus literalmente se convirtió en una heroína de animé.

Ahora la joven vive en Japón, y parece que allí realmente se siente a gusto. A pesar del hecho de que Venus rara vez sale de su casa sin maquillaje de animé, lentes de contacto y, a veces, hasta pelucas de colores, no oculta su verdadera apariencia a los suscriptores, y comparte todo tipo de fotos en sus páginas de las redes sociales.

Por cierto, el número de seguidores en YouTube de este personaje de dibujos animados de 21 años de edad, ya está cerca de los 2 millones. Allí, Venus no solo comparte los vídeos sobre el maquillaje, pruebas de productos japoneses o su vida cotidiana con su novio, sino que también comparte diferentes consejos que ella misma sigue en su vida. Por ejemplo, cómo aprender varios idiomas extranjeros. Por cierto, ella misma domina siete idiomas.

2. Vanilla Chamu

Por el conrtrario, la japonesa conocida bajo el seudónimo de Vanilla Chamu, quería tener una apariencia europea. Y a diferencia de la heroína anterior, no se limitó al uso de maquillaje, lentes de contacto y cambios de color del cabello.

Vanilla ya lleva gastados más de 100 mil USD en varias docenas de cirugías plásticas para acercarse a la apariencia de sus sueños. Su objetivo es la clásica muñeca de porcelana. Gracias al esfuerzo de los especialistas, esta joven japonesa de apariencia común realmente quedó irreconocible. Se corrigió la nariz, los párpados, los pómulos, los labios, la barbilla y también se convirtió en portadora de unos implantes mamarios. Pero aun así, Vanilla no tiene previsto detener sus experimentos para mejorar su apariencia.

Ahora la famosa “muñeca francesa” participa en numerosos programas de televisión, y también trabaja como modelo y cantante pop.

3. Mauricio Galdi

Mauricio Galdi es un actor brasileño de 29 años, de origen italiano. Cuando era niño, envidiaba a las chicas que podían jugar a las muñecas Barbie y Ken. Él nunca pidió unirse a ellas porque tenía miedo de ser ridiculizado. Mauricio realmente quería convertirse en su personaje favorito, en ese momento la fama y la popularidad no le interesaban demasiado.

Al llegar a la edad adulta, el joven comenzó a recurrir activamente a la ayuda de los cirujanos plásticos. Ahora tiene realizadas casi una docena de operaciones: este Ken se hizo varias veces la rinoplastia y la liposucción, y también se puso implantes de silicona en el pecho, en los gemelos y en los brazos. Parece que la determinación de Mauricio de lograr el máximo parecido con Ken no tiene límites: ni siquiera lo detuvo el grave peligro que implicaba el procedimiento de extracción de algunas costillas, sobre el que había sido advertido por los médicos.

Mauricio tiene dos diplomas: es actor y especialista en marketing. Parece que esta mezcla de profesiones, junto con la apariencia de un muñeco, es muy ventajosa para él. Su fama no para de crecer: es un invitado frecuente a los reality shows y a los programas de televisión, así como a los rodajes de películas y trabajos de modelo. No es de sorprenderse que actualmente Mauricio se sienta realmente satisfecho de sí mismo y de su forma de vida.

4. Amber Luke

Los amigos de la joven de 23 años de Australia, Amber Luke, la llaman dragón blanco de ojos azules. El cuerpo de esta rubia está adornado con 57 tatuajes, tiene túneles en las orejas, piercings, una lengua bífida y globos oculares de color azul.

Cuando era pequeña, Amber consideraba su apariencia aburrida y poco interesante. Comenzó a cambiarla a partir de los 16 años, empezando por los tatuajes. En sus entrevistas, Amber habla sin adornos sobre todas las complejidades de las intervenciones que se ha realizado, y también sobre las dificultades de los períodos de recuperación. Uno de los procedimientos más dolorosos fue el cambio de color de los globos oculares, que consiste en inyectarles con jeringas un pigmento colorante especial. Después de esa operación, la joven tardó casi un mes en recuperar la vista.

Con cada nuevo procedimiento, Amber se siente cada vez más y más satisfecha consigo misma. Hace poco, la joven soñaba con hacerse unos cuernos, pero cambió de opinión. Ahora planea afilarse los colmillos y hacerse algunos tatuajes más.

5. Alina Kovalevskaya

La modelo de 25 años, Alina Kovalevskaya, nació en Ucrania. La joven se llama a sí misma la viva encarnación de la muñeca Barbie. Alina creció en Odessa, donde se graduó en psicologa. Desde hace poco, vive en Moldavia.

La joven afirma que se ve como una muñeca gracias al maquillaje bien aplicado, que su apariencia se debe solo a la naturaleza y que no realizó ninguna cirugía plástica. Se mantiene en forma gracias a la alimentación saludable. Además, trata de evitar la exposición prolongada al sol para preservar su color de piel de porcelana.

Hace algunos años, la joven vio una muñeca de ojos grandes llamada BJD. Eso fue lo que la inspiró a probar esa imagen en ella misma. Y el primer paso para lograrlo fue la adquisición de unos lentes de contacto especiales. Otro dato interesante es que, muchas veces, Alina trata de enfatizar en sus fotos la característica propia de las muñecas: la ausencia de emociones en el rostro. El conjunto de todos estos detalles realmente le permite a la joven desempeñar con éxito el papel de una Barbie viviente.

6. Los hermanos Bogdanoff

Igor y Grichka Bogdanoff son unos científicos franceses que se hicieron famosos en la década de 1970 del siglo pasado, después de la publicación del libro “Claves de la ciencia ficción”, y también por sus participaciones en programas televisivos de popularización de la astronomía y la física cuántica.

Los hermanos eran muy exitosos y famosos, pero aun así no estaban contentos con cómo se veían. Ahora tienen implantes en las mejillas, en los pómulos y en el mentón, repetidos estiramientos faciales, así como rellenos introducidos en los labios. No es de extrañar que los retratos fotográficos de estos dos hombres que luchan por la eterna juventud se hayan convertido, en más de una oportunidad, en memes de Internet. Los hermanos dicen que su apariencia es alienígena. Y parecería que solo la ciencia ficción puede explicar la forma en que se ven, porque Igor y Grichka niegan su obsesión por la cirugía plástica.

Ahora los hermanos tienen 68 años y continúan llevando una vida colorida y entretenida, apareciendo mucho en diversos programas de televisión y en diferentes eventos sociales. Además, no pierden la oportunidad de participar en actividades docentes.

7. Wang Jia Yun

Wang Jia Yun, de 26 años de edad, fue apodada “muñeca inflable” por su figura cincelada, piernas largas, piel de porcelana, enormes ojos y bellos rasgos faciales.

Wang Jia Yun nació y creció en Hong Kong, estudió en la provincia de Shenzhen (China). Hace unos años, cuando sus videos aparecieron en la red, ganó una gran popularidad entre los usuarios de Internet de Corea del Sur. Más tarde, por las masivas críticas y acusaciones de uso excesivo de photoshop en sus fotos, la joven disminuyó su actividad en las distintas redes sociales.

Ahora, Wang Jia Yun continúa trabajando como modelo, y también se dedica al diseño fashion.

8. Lolita Richi

Lolita Richi se hizo famosa en la web hace varios años. En ese momento, la oriunda de Ucrania que vivía en Turkmenistán solo tenía 16 años y era llamada la “Barbie viviente” más joven.

Lolita compartía gustosamente sus numerosas fotos caracterizada de muñeca. Y esta afición también fue alentada por la madre de la joven Barbie. En su infancia, según Lolita, ella jugaba con los niños varones, era marimacha y no estaba interesada en los juegos de niñas. Lo que la impulsó a adoptar la apariencia de una muñeca fue el deseo de verse perfecta.

Actualmente, en los perfiles de las redes sociales de la joven Barbie, las fotos de este estilo son una rareza. Solo se pueden encontrar en grandes cantidades en sus fan pages. La joven dice que ahora se dedica a la percepción extrasensorial.

9. Gabriela Jirackova

Otra aspirante al título de la Barbie más joven vive en la República Checa. Gabriela Jirackova, que usa el seudónimo Lolo ta Bella, solo tiene 18 años.

La joven comenzó a experimentar con su apariencia a los 16, cuando se hizo un tatuaje y un aumento de labios y se puso extensiones artificiales de pestañas y cabello. Al cumplir la mayoría de edad, se realizó su primera cirugía plástica: unos implantes mamarios. Lola gasta en el mantenimiento de su belleza alrededor de 1 500 USD por mes, que le proporcionan sus padres. Lo que inspiró a la joven a realizar cambios en su apariencia no solo fueron los centenares de muñecas de su colección, sino también los ejemplos de otras Barbies vivientes modernas.

Gabriela asegura que nunca sufrió de baja autoestima. Y considera que no hay nada de malo en el hecho de que le guste la belleza artificial, porque, según ella, ya no hay nada natural en este mundo. Ahora, la joven Barbie está afianzando su carrera de cantante y, paralelamente, se prepara para una cirugía de extracción de costillas, así como para volver a agrandarse el pecho.

10. Alexander Shpak

Alexander Shpak es un fisicoculturista ruso y un popular blogger. Comenzó la escuela a la edad de 5 años y, a los 15, ya ingresó a la universidad. Se graduó en 2 profesiones en las áreas de “gestión financiera” y “especialista en valores”. Comenzó a dedicarse al físicoculturismo en la adolescencia.

El atleta, que ahora tiene 39 años, se hizo famoso por su impactante apariencia: tatuajes que le cubren todo el cuerpo; implantes glúteos y torácicos, que posteriormente fueron removidos; colmillos afilados; manicura de colores; cortes audaces; tatuajes de labios y de párpados. Según Alexander, la disposición a cambiar la apariencia comenzó en su juventud, cuando solo quería verse más arreglado de lo que en aquel entonces prescribían las instituciones públicas. Shpak no se molesta por los haters y los comentarios negativos que le dirigen, prefiriendo centrarse más en gustarse a sí mismo, y no a los demás.

Actualmente, la popularidad de Alexander no disminuye. Publica muchos videos en las redes sociales, no solo sobre el entrenamiento y la nutrición, sino también sobre su vida cotidiana con su esposa. Además, en su página hay muchos videos en los que Alexander comparte con sus suscriptores procedimientos del cuidado personal.

11. Hannah Gregory

La muñeca viviente británica, Hannah Gregory, tiene 24 años. Comenzó a ganar popularidad en Internet hace un par de años, siendo estudiante. Ahora ya hay varias decenas de miles de personas entre sus fanáticos.

Cuando era niña, Hannah era muy tímida y creía que no podía gustarle a nadie. Más tarde, después de ingresar a la universidad, la joven escuchó varias veces la opinión de sus compañeros de que se parecía a una muñeca. Eso fue lo que la inspiró a crear su nueva imagen.

Hannah siempre se despierta temprano, porque el maquillaje, el peinado y la selección del vestuario le llevan varias horas. La joven confiesa que se siente incómoda y ansiosa usando la ropa normal, mientras que su estilo de muñeca, por el contrario, le da confianza. Los familiares de Hannah prefieren evitar reunirse con ella, ya que no les gusta la reacción de los transeúntes cuando la ven. A pesar de eso, Hannah sigue llevando su estilo de vida de muñeca y se considera de lo más feliz.

12. Aaron Brueckner

En 2011, en la versión alemana de la revista GQ Style, se publicó una sesión de fotos que llevó al modelo Aaron Brueckner a la fama, y se le otorgó así el título de Ken viviente. Se fusionó tanto con esa imagen que el público quedó atónito por la increíble similitud del modelo con el muñeco. Hay más fotos del Ken alemán aquí.

Sin embargo, Aarón se tomó todo aquello como una simple parte de su trabajo, sin convertir su imagen en un culto y adaptando su apariencia cada vez más al papel que a la gente tanto le gustaba que él interpretara.

No completó la carrera de modelo pero la misma pasó a un segundo plano. Actualmente, el Licenciado Aaron Brueckner es un consultor en el area de la economía y del emprendimiento. Y, según él, la experiencia de vida más valiosa que recibió no fue en la universidad, sino en la industria fashion.

¿Y tú qué piensas sobre el deseo de algunas personas de verse a toda costa como muñecas o cualquier otro personaje que no tenga nada que ver con la vida real?

Genial/Historias/12 Historias que cuentan por qué las personas cambian radicalmente su apariencia y cómo viven con ella
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos