Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración
14 Historias cargadas de buena vibra

14 Historias cargadas de buena vibra

Cada día a todo el mundo le suceden cosas divertidas que a veces son difíciles de callar. Gracias a las redes sociales y las páginas especializadas, ahora es posible compartir este tipo de historias con todo el mundo.

En Genial.guru nos inspiran las historias que hicieron la vida de sus autores más felices y divertidas. Y este es el tipo de historias que hemos reunido en este artículo.

Acerca del amor

  • Cuando en la infancia papá comía pescado seco, siempre le daba a mamá la parte más deliciosa, el lomo. Siendo pequeña, incluso me indignaba que no me diera esta golosina a mí. Cuando este verano mi novio, comiendo pescado seco, me dio todo el lomo, me di cuenta de que era verdadero amor.
  • Hoy estaba sentada en un banco enfrente de la casa y observé cómo una niña de ocho años de repente se acercaba al intercomunicador de la casa y llamaba a su mamá para decirle: "Mamá, te quiero mucho". Su mamá le contestaba: "Yo a ti también", y la niña regresaba a jugar con sus amigos.
  • Una vez estuve internada en el hospital y tenía a un chico como vecino del cuarto. Desde entonces estamos en contacto y somos amigos. Un día estábamos hablando de los regalos más inusuales de cumpleaños. Le conté que alguien me había enviado 17 crisantemos y no sabía por qué esa cantidad si yo cumplía 19 años. Sin profundizar en explicaciones, simplemente me contestó: "El hospital #17".
  • Regresando del trabajo justo enfrente de mi casa encontré a un gatito. Me incliné a acariciarlo y le dije: "Oye, ternurita amarilla, ¿quieres hacerle compañía a una mujer fuerte e independiente?". De pronto escuché una voz detrás de mí: "Solo si acepta a este soltero con el gatito". Resultó que él era su dueño. Acepté. Han pasado 3 años y nunca me he arrepentido.

Acerca de los niños

  • Vivimos en una casa bastante vieja, y la acústica es excelente. El vecino de arriba es un hombre bastante grande, a veces camina de tal forma que la lámpara en la sala se sacude. Un día no podía dormir a mi hijo de 2 años, y justo en ese momento pasó el vecino con mucho ruido. Mi hijo pensó que era un oso que lo iba a visitar si no se dormía. Ahora, cada vez que mi niño no se acuesta a tiempo, le envío un mensaje de texto al vecino: "Necesitamos al oso". Al cabo de 3 minutos mi hijo se queda dormido.
  • Mi hija tiene 8 años, siempre lleva a casa a todos los gatos callejeros que se encuentra. Mi marido y yo ya la hemos regañado varias veces, pero sin éxito alguno; la niña sigue acumulando gatos. Ayer vino a visitarnos mi hermana, vio a nuestras nuevas mascotas y le preguntó a mi hija: "Mary, ¿para qué llevas tantos animales a casa?". Ella le contestó: "¿Cómo que para qué? ¡Una mujer soltera debe tener 40 gatos! ¡Y yo no quiero casarme, así que los estoy juntando! ¡Necesito tener 40!".
  • Los hombres son como niños. Acabo de ver una prueba de eso. Estaba en una tienda de ropa y cosméticos para toda la familia. De pronto escuché los gritos de una mujer: "Diego, ¿acaso eres idiota?". Me doy vuelta y veo: detrás de mí, un hombre de unos cuarenta años agarró una muestra de sombras para ojos y con un cotonete se estaba pintando un moretón debajo de un ojo. Me quedé sin palabras.

Acerca de la bondad

  • Ayer estaba esperando mi autobús, y en el banco en la parada estaba un gato. De un autobús salió una señora viejita, sacó de su bolsillo una bolsa con comida para gato y le dio un poco al minino. Al ver mis ojos sorprendidos, me dijo que siempre llevaba con ella comida para animales callejeros, y ese gato cada día a la misma hora se sentaba en la parada de autobuses para esperarla...
  • Hoy, bajando por las escaleras eléctricas en el metro, vi a una niña con su mamá. La niña tenía un globo increíblemente bonito. En la plataforma había otra niña con su mamá y le estaba pidiendo algo, pero su madre decía que no. Así que la niña con el globo se acercó a la otra pequeña, le regaló el globo y le dijo: "Solo sujétalo fuerte para que no salga volando". Y regresó con su mamá.

Acerca de los fracasos

  • Trabajo en turismo. Un cliente canceló su viaje. Le llamé para preguntar por qué. La respuesta fue: "Disculpe, ¡es que ya estamos sobrios!".
  • Compré para el cuarto de baño una bañera acrílica. Llegó el empleado de la tienda a instalarla, todo funcionaba perfecto. Al cabo de unos meses toda la superficie se cubrió de burbujas. Pensé que me habían engañado de alguna manera. Llamé a la tienda, me dijeron que me enviarían a alguien para averiguar qué pasaba. Llegó el empleado de la tienda otra vez, le quitó el plástico protector a la bañera y se fue.

Acerca de la vida

  • En la casa del lado vive una chica que se mueve en una silla de ruedas. Cada mañana observaba cómo ella se movía hacia el estadio. De pronto desapareció durante unas semanas, hasta me preocupé. Hoy la encontré caminando con un bastón. No importa que no la conozca, ¡pero estoy tan feliz por ella!
  • En la escuela era un nerd tranquilo, absolutamente todos los chicos malos se burlaban de mí... Ahora, muchos años después de terminar la escuela, todos esos bravucones tiemblan de miedo enfrente de la puerta de mi consultorio. Y todo porque soy dentista.
  • Entré a un pequeño bar que ofrece narguiles. Era temprano, era el único cliente. El barman, propietario del lugar, me prendió un narguile. De pronto entró una señora ya grande y se dirigió directamente a la barra. Se acercó y empezó a colocar unos recipientes con comida casera. El barman avergonzado rápidamente empezó a esconderla. La mujer le dijo molesta: "¿Pero por qué hay tanto humo aquí?". El joven, rojo como un cangrejo, le contestó casi susurrando: "Mamáaaa, ¡pero si soy dueño de una narguilería!...".