Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

15 Datos e historias sobre McDonald’s que muestran a este restaurante desde una nueva perspectiva

Los primeros restaurantes de comida rápida del mundo, bajo la denominación de White Castle, abrieron sus puertas en 1921 en el estado de Kansas, en EE.UU. En estos, a los clientes se les ofrecía un platillo entonces inusual: la hamburguesa, cuyo bajo precio atraía y alarmaba a la vez. Para disipar las dudas sobre los beneficios del bollo con una carne, el propietario del establecimiento recurrió a un pícaro truco: contrató a personas que, vestidos con batas blancas, comenzaron a visitar el negocio, haciendo a todo el mundo creer que incluso los médicos comían hamburguesas. En la década de 1940, White Castle tuvo su primer competidor: McDonald’s, que enseguida abarcó el mercado de comida rápida, convirtiéndose en una de las marcas más famosas del mundo.

Genial.guru, en repetidas ocasiones, ha descrito diferentes peculiaridades de McDonald’s, pero esta vez decidió profundizar y averiguar las causas del vertiginoso éxito de esta compañía.

Un poco de historia

McDonald’s fue fundado por los hermanos Dick y Mac McDonald en 1940. Tras pasar 14 años, el empresario Ray Kroc les compró el derecho exclusivo de vender la franquicia, con la cual ahora funcionan el 80 por ciento de negocios de esta marca. En 1959, el número de estos establecimientos de comida rápida alcanzó el centenar y, un par de años después, Kroc se convirtió en el único propietario de la marca tras pagar a sus fundadores 2,7 millones USD.

A principios de la década de 1960, la empresa de Kroc puso en marcha un logotipo que más tarde se hizo reconocible por todo el planeta: la letra M en amarillo. La compañía también presentó al público su símbolo oficial: el payaso Ronald. Además, en 1963, se vendió la hamburguesa número mil millones.

Hasta hoy en día, encontramos en el mundo más de 38 mil restaurantes McDonald’s.

Egocentrismo

A pesar de que las empresas que compiten a menudo tratan de picar, en cierto modo, a McDonald’s, la empresa en extrañas ocasiones responde a tales ataques. La cadena de comida rápida más famosa del mundo nunca comienza guerras publicitarias, destacando de este modo que no tienen necesidad de demostrar su superioridad: esta es obvia.

Lo adorarán los niños y también sus padres

Gracias a los kits infantiles Cajita Feliz, la empresa se convirtió en el vendedor de juguetes más grande del mundo. Según las estadísticas, más de 1 500 millones de juguetes se venden anualmente en el pack de comida: es más de lo que venden gigantes como Mattel y Hasbro.

Hace unos años, la compañía llevó a cabo un estudio donde descubrió que más del 80 % de los niños de edades entre los 6 y 7 años prefieren McDonald’s por sobre todos los establecimientos de comida rápida: básicamente, porque les gusta recibir un juguete con la comida. En 2014, la compañía gastó más de 3 mil millones USD en reformas de sus restaurantes, durante las cuales, entre otras cosas, aumentó las zonas infantiles con el fin de atraer todavía más a clientes de corta edad y sus padres.

Nada de descuentos

A pesar de que, en ocasiones, McDonald’s reduce el precio de uno u otro platillo, en su publicidad jamás verás la palabra “descuento”. Esto es así porque un descuento puede asociarse a productos de baja calidad por parte de los clientes y de esta manera sembrar dudas sobre la frescura de las mismas hamburguesas o los nuggets.

Convirtieron la comida rápida en ciencia

En 1961, la corporación creó la Universidad de las Hamburguesas, cuyas filiales están repartidas por todo el mundo. La universidad prepara a directores y gerentes que, independientemente de dónde obtuvieron su formación, pueden trabajar en cualquier restaurante de la cadena en cualquier parte del mundo. Esto ayuda no solo a lograr una alta cualificación del equipo directivo, sino también sirve para mantener los estándares únicos en todos sus establecimientos, ya sean los ubicados en EE.UU., Rusia o, por ejemplo, Filipinas.

Política de precios

El precio de los platillos en McDonald’s difícilmente puede clasificarse en el grupo de los bajos, pero tampoco resulta demasiado elevado. Al encontrar el término medio, la compañía mata dos pájaros de un tiro: un precio demasiado bajo generaría sospechas sobre la calidad de los ingredientes utilizados y un precio excesivamente alto asustaría a una parte significativa de potenciales clientes.

Comodidad y confort

Si antes la “tarea” principal del cliente era comer lo más rápido posible y liberar el sitio para que lo ocupase un nuevo consumidor, ahora la estrategia ha cambiado: los restaurantes cuentan con Wi-Fi gratis, en algunos tienen enchufes para cargar dispositivos electrónicos y las incómodas sillas de plástico se reemplazan cada vez más por cómodos y acogedores sofás.

Aquel mismo sabor y aroma

Probablemente, todos conozcan el olor que uno puede percibir a decenas de metros de un restaurante de esta cadena. La misma empresa nunca ha confirmado ni refutado la información sobre si se suelta fragancia cerca de sus establecimientos, pero la realidad es esta: no importa en qué país del mundo te encuentres, el aroma será el mismo. Es más, un olor similar, aunque no muy fuerte, pero aun así reconocible, se puede percibir en casi todos los platillos.

Y si uno pide papas fritas en cualquier restaurante, ya sea en Italia o en China, el sabor será el mismo. De esta manera, la compañía le brinda al viajero la posibilidad de sentirse como en casa esté donde esté.

Lo reconocerás de inmediato

Los dos arcos amarillos, que cualquiera que haya visitado un McDonald’s al menos una vez reconocerá, son el símbolo más reconocible del mundo. Así, según una encuesta, tan solo el 54 % de los participantes reconoció la cruz católica, mientras que la proporción de aquellos que identificaron sin margen de error el logotipo de esta empresa fue del 90 %.

El lema I’m lovin’ it (“Me encanta”, en español), que se lanzó en 2003, se ha vuelto tan popular que ahora se utiliza también en el habla cotidiana, incluso a pesar de que, en inglés, desde un punto de vista gramatical, está escrito incorrectamente. Es más, es esta “falta” deliberada la que aporta al eslogan más carga emocional y atractivo.

Otro símbolo de la empresa, el payaso Ronald McDonald, es el segundo personaje ficticio más reconocible entre los escolares estadounidenses, tan solo lo supera Santa Claus.

Estar al día con el paso del tiempo

La compañía reacciona muy rápidamente a todos los cambios que se producen en el mercado y McDonald’s no se corta a la hora pedir prestados algunos trucos de sus competidores: por ejemplo, después de que en 2016 el volumen de ventas cayera bruscamente, la compañía introdujo la entrega a domicilio, que se había implementado antes por otras cadenas.

No en vano, McDonald’s no teme a la hora de recurrir también a los trucos que ya se consideran anticuados. En muchos restaurantes, ya han aparecido meseros, a pesar de que en todo el mundo existe una tendencia a renunciar al servicio humano en pro de la automatización. La estrategia de McDonald’s consiste en garantizar la mayor comodidad posible para sus clientes y, según la propia compañía, el beneficio de esta innovación excederá significativamente los gastos relacionados con los salarios de los meseros.

Capacidad de adaptación

Los restaurantes de McDonald’s operan en más de cien países. A pesar de que el menú básico es igual en todas partes y puedes pedir un Big Mac, hamburguesa y papas fritas en cualquier lugar del mundo, la carta siempre tiene platillos adaptados a las tradiciones locales.

Por ejemplo, en Israel, se sirven platillos kosher, mientras que en China, en las hamburguesas de pollo, no recurren a la pechuga típica, sino la carne de los muslitos, ya que los habitantes de este país la prefieren. Y en los establecimientos japoneses, el tamaño de las hamburguesas y las raciones no es tan grande como estamos acostumbrados, simplemente, porque los japoneses tradicionalmente consumen menos alimentos que los habitantes de Occidente.

Saben lo que vamos a pedir

En marzo de 2019, la compañía adquirió una startup israelí, que permitirá a la inteligencia artificial predecir los deseos de los clientes en base al tiempo atmosférico, hora del día, filas e incluso las preferencias de los clientes de los establecimientos de restauración vecinos. Además, en un futuro cercano, McDonald’s planea introducir la tecnología de reconocimiento de matrículas, lo cual permitirá recordar la elección de uno u otro cliente en McAuto.

En el lugar correcto y en el momento correcto

A pesar de que el 90 % de los restaurantes McDonald’s trabajan como franquicia, la ubicación de un futuro establecimiento es determinado por los empleados de la corporación; es más, a menudo se hacen cargo de la construcción del mismo. Para sus restaurantes, la compañía elige lugares concurridos: en la esquina de las calles, así como en la intersección de grandes flujos de tráfico y peatones.

La empresa aprecia su propia imagen positiva: según sus condiciones, solo una persona con una reputación comercial impecable puede convertirse en propietario de una franquicia. Además, nada más abrir el establecimiento, el dueño deberá participar en todos los programas benéficos de McDonald’s en la ciudad, y no son pocos, ya que la corporación presta mucha atención a ayudar a quienes lo necesitan.

Bono: historias de usuarios

  • Una vez, me llegó un pedido de una hamburguesa triple con queso, pero sin pan y sin relleno. Lo releí varias veces y finalmente serví una caja vacía de este tipo de hamburguesa. El cliente explicó que tenía una razón personal para hacer un pedido así. Pero qué pedido, nunca llegó a decírmelo. © Ryan Turner / Quora
  • Crecí en un pequeño pueblo provincial. Una vez fui a la capital para ir a McDonald’s. Como todos sabemos, lo más importante en un McDonald’s es su baño limpio, diáfano y grande. A la salida, vi una hoja de papel: una lista con nombres, la hora y firma. Todavía desconocía que se trataba de un horario de limpieza, hice lo primero que se me ocurrió: apunté mi apellido, la hora de la visita y lo firmé. Ahora me río cuando imagino las caras de los empleados. © ctin / Pikabu

¿Cuál de los restaurantes de comida rápida prefieres tú? O, tal vez, ¿no van contigo?

Imagen de portada Ryan Turner / quora