Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cómo vive la mujer que tuvo a su primera hija a los 66 años, y qué dificultades ha enfrentado

8-19
69k

En 2005, la historia de Adriana Iliescu, quien dio a luz a su primera hija a la edad de 66 años, recibió una gran reacción social. La madre primeriza entró a El libro Guinness de los récords como la mamá más vieja en el mundo. Durante 14 años, la mujer más de una vez se ha enfrentado al desagrado del público, el cual ha logrado superar gracias al amor de su hija.

Genial.guru se conmovió mucho con la historia de esta fuerte mujer, quien decidió cumplir su sueño de ser madre, y quiere que la conozcas un poco más.

Por qué no dio a luz antes

Cuando Adriana tenía 20 años, contrajo matrimonio, pero su esposo se opuso estrictamente a los niños. Al final, la chica terminó divorciándose. Sin embargo, posteriormente, se concentró en su trabajo de profesora en la Universidad de Rumanía.

Durante 9 años, Adriana pasó por un tratamiento contra la infertilidad e intentó embarazarse, pero no tuvo éxito. Entonces, la mujer decidió optar por una fecundación in vitro. Para ese momento, ella ya tenía 66 años y entendía perfectamente que era muy arriesgado. Pero a pesar de todo, Adriana por fin supo lo que significaba la felicidad de la maternidad. Muchos conocidos condenaron la decisión de la mujer de convertirse en mamá. Otros, en general, le dieron la espalda, considerando que su acto era inmoral.

A qué dificultades se enfrentó Adriana después de dar a luz

Cuando la mujer por fin quedó embarazada de trillizos, dos de ellos murieron en el útero. Sin embargo, su hija Eliza se desarrolló normalmente y logró nacer, aunque antes del tiempo establecido, por lo cual pasó un tiempo en cuidados intensivos. Pronto, el estado de la pequeña mejoró y Adriana, al ser una persona muy religiosa, decidió bautizar a la pequeña.

Diversas organizaciones religiosas declararon que la decisión de la mujer sobre el nacimiento de un hijo a una edad tan avanzadas era algo horrible y egoísta. Durante el rito del bautismo, las monjas la miraron de mala manera y Adriana incluso escuchó cuando una de ella nombró a Eliza fruto de espíritus malignos. Pero la mujer considera que su hija había sido enviada por Dios.

Cómo vivió la madre soltera con su bebé

Adriana inmediatamente se encargó del futuro de su hija al concertar un acuerdo con el doctor que realizó el procedimiento de la fecundación in vitro. En este se estipulaba que, en caso de que la madre falleciera, el doctor se convertiría en padrino de la niña y sería el tutor oficial de Eliza hasta que cumpliera la mayoría de edad.

En la calle, frecuentemente piensan que Adriana es la abuela de Eliza. La mujer más de una vez ha demostrado que el nacimiento de su hija es más que un deseo de alimentar su ego, ya que ya estaba pensionada y todo su tiempo libre lo podía dedicar a la crianza de su hija.

Cómo vive la mujer actualmente con su hija adolescente

Adriana es profesora de lengua rumana y literatura; además, es autora de más de 25 libros infantiles. Su hija siente atracción por las ciencias exactas. La chica lleva una vida habitual de adolescente y ha recibido una gran cantidad de diplomas y ratificaciones por victorias en olimpiadas de conocimiento. En el futuro, Eliza confía en obtener un lugar gratuito en la universidad.

Adriana y Eliza tienen un lazo en cuerpo y alma. La madre le dedica a su única hija todas sus fuerzas, experiencia y conocimientos. La mujer aún lleva un estilo de vida activo y saludable, e intenta participar en la vida social de Eliza. Adriana actualmente tiene 80 años y se siente perfectamente. Espera ver que su hija cumpla la mayoría de edad.

¿Piensas que existe una edad límite para que una mujer pueda convertirse en mamá? ¡Comparte tu opinión en los comentarios!

8-19
69k