Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Cuál fue el destino de las gemelas más famosas, quienes comparten un solo cuerpo

5--5
169k

Durante 29 años, las gemelas siameses Abigail y Brittany Hensel, a pesar de las dificultades físicas, una operación difícil, la ausencia de pronósticos favorables para una vida saludable y la mirada sorprendida de los transeúntes, viven una vida plena. Las chicas demuestran con su ejemplo que puedes superar cualquier dificultad y alcanzar tus sueños si realmente lo quieres.

Genial.guru se ha sumergido en la vida de las chicas gracias al documental Joined for Life y su propio programa, Abby & Brittany, y estamos listos para presentarte a estas alegres gemelas.

Sus padres solo esperaban un hijo

Abby y Brittany nacieron el 7 de marzo de 1990 en Minnesota. El nacimiento de las gemelas fue una verdadera sorpresa tanto para los médicos como para los padres, que esperaban solo una niña: el diagnóstico por ultrasonido nunca dio indicios de gemelos ni ninguna malformación en el bebé.

Durante el parto, la madre de las niñas comprendió que algo iba mal: los médicos entraron en pánico y no mostraron al bebé durante mucho tiempo. Sin embargo, cuando los padres vieron a las gemelas, se enamoraron al instante y todos los temores de los médicos se desvaneció.

La vida de las hermanas pendió de un hilo desde los primeros minutos: según las estadísticas, de 30 millones de gemelos siameses, solo un organismo sobrevive. Los órganos internos del resto fallan en las primeras 24 horas después del nacimiento. Y, a pesar de los pronósticos decepcionantes de los médicos, las gemelas cruzaron este umbral y año tras año se desarrollaron como cualquier niño físicamente saludable.

Ni siquiera hubo discusión sobre la separación de las niñas: tal decisión implicaba la muerte de una de ellas o la incapacidad de ambas. Las mismas niñas estaban en contra de la operación: estaban acostumbradas a vivir juntas, a tener cerca a la persona más cercana que siempre las entendería y apoyaría.

Los padres hicieron todo lo posible para que las hermanas se sintieran como niñas normales, a pesar de la falta de información sobre su caso. La familia envió a las niñas a una escuela normal, donde aprendieron a ignorar las miradas de reojo y a hacer amigos.

Su madre siempre se negó a hacer experimentos con las gemelas, incluso si podían predecir su desarrollo y estado de salud.

Cómo está formado el organismo de las chicas

Dos cabezas, dos brazos y piernas, dos columnas vertebrales, tres pulmones, dos corazones, un hígado, dos estómagos, tres riñones, un sistema circulatorio común y órganos sexuales compartidos: la anatomía de las chicas es única y los médicos aún no pueden encontrar la respuesta a cómo su organismo trabaja tan armoniosamente.

Cada una de las gemelas solo puede controlar su propio lado, sin sentir el toque del otro. Por ejemplo, Abby no siente cuando alguien le da la mano a Brittany, y viceversa. Ya en la infancia, las niñas aprendieron a sincronizar sus movimientos y coordinar todas las acciones. Resultó tan perfectamente que aprendieron fácilmente a tocar el piano, nadar, andar en bicicleta y practicar deportes.

Los científicos creen que las niñas tienen conexiones neuronales comunes que ningún otro cuerpo humano tiene. Por lo tanto, las gemelas pueden leer los pensamientos de la otra, escribir correos electrónicos sin consultar entre ellas e incluso terminar las oraciones de la otra. Por cierto, las necesidades del cuerpo también se forman en un nivel intuitivo: cuando Abby tiene sed, Brittany comienza a tener sed, cuando una quiere alisarse el cabello o maquillarse, la otro le ayuda.

En qué se diferencian las gemelas

Los problemas en el desarrollo de un organismo tan complejo son cuestión de tiempo. Y a la edad de 12 años, Abby y Brittany se enfrentaron a uno de ellos: Abby comenzó a crecer activamente, su columna vertebral comenzó a estirarse, lo que amenazaba con una fractura del cofre común. Los médicos tuvieron que suspender el crecimiento y salvar las vidas de las niñas, pero Abby todavía logró crecer 10 centímetros, por lo que Brittany tiene que pararse de puntillas con frecuencia.

Las visitas al cirujano, neurólogo y pediatra fueron una rutina para las gemelas desde la infancia. Y, a pesar de los constantes exámenes, Abby se enfermó dos veces de neumonía y Brittany tuvo que pasar semanas en cama con su hermana.

A pesar de la semejanza física, Abby y Brittany son completamente diferentes en carácter y personalidad. Abby es una persona introvertida a la que le encanta pasar las tardes en casa, mientras que le encanta mandar y teme a las alturas. Brittany, a su vez, a pesar de ser silenciosa y reflexiva, felizmente pasa tiempo en compañía de amigos. Por cierto, incluso los gustos gastronómicos de las chicas varían: Abby odia la leche y Brittany la bebe sin problemas, pero rechaza rotundamente la carne y el pescado.

Si en la infancia las niñas a menudo discutían e incluso peleaban, ahora llegan rápidamente a un acuerdo. Por ejemplo, a Abby le encanta el púrpura y a Brittany le encanta el dorado, por lo que los estantes dorados se encuentran en las paredes de color púrpura de su habitación.

También hay dificultades para elegir la ropa: es difícil para las gemelas encontrar ropa cómoda que les guste a ambas. Por cierto, después de ir de compras, las cosas se doblan de acuerdo con su tamaño y gusto individual.

En una cosa las chicas están de acuerdo: no les gusta cuando las fotografían sin permiso o simplemente las quedan viendo. No se oponen a responder preguntas de extraños o tener una buena conversación, pero las personas rara vez tratan esto con comprensión, y las hermanas tienen que esconderse detrás de sus amigos con demasiada frecuencia.

En la escuela las gemelas siempre hacían los exámenes de manera independiente, a cada una le otorgaban una versión individual y las vigilaban para que no se ayudaran mutuamente. Prácticamente siempre tuvieron calificaciones distintas, Abby tiene cabeza para los números y Brittany para las ciencias humanitarias.

Para obtener la licencia de manejo, tuvieron que pasar el examen de manejo dos veces sobre la misma ruta. Abby controlaba los pedales y, cambios y Brittany los faros e intermitentes.

A qué se dedican actualmente las hermanas

La universidad se convirtió en otro reto para las hermanas Hensel, las cuales no solo obtuvieron buenas notas en su carrera, sino también una vez más le demostraron al mundo que podían llevar una activa vida normal al tener un cuerpo para dos.

Las chicas siempre se llevaron bien con los niños; durante sus vacaciones en la escuela, ellas trabajaban como niñeras, por eso no es de extrañar que las gemelas hayan elegido la enseñanza.

Actualmente, las chicas tienen diferentes títulos, ellas trabajan en una escuela primaria dando clases de distintas materias: Abby enseña matemáticas y física, Brittany literatura e historia. Pero las chicas únicamente reciben un salario, algo que, por supuesto, es molesto.

A pesar de que desde 2002 las chicas se encuentran bajo la intensa supervisión de los medios de comunicación, hace unos años atrás ellas decidieron dejar de colaborar con periodistas e incluso dejaron sus redes sociales. Posiblemente, esta decisión se tomó después de escuchar el rumor que se propagó por todo Internet, el cual decía que Brittany estaba comprometida.

Otros gemelos siameses

A pesar de que gemelos siameses nacen rara vez: 1 por cada 200 mil partos, las hermanas Hensel no son el único ejemplo actual de gemelos con una vida activa y alegres por la vida.

Shivanath y Shivram Sahu nacieron en un pequeño pueblo indio en 2002. Los hermanos tienen 4 manos, 2 piernas pero su tórax está unido en la región el abdomen. En 2014 los gemelos siameses rechazaron una oferta por parte de los doctores para separarlos.

Sus padres abandonaron a Lori y George Schappell inmediatamente después de su nacimiento, cuando vieron las cabezas unidas de los niños. Pero, a pesar de esto, George se convirtió en una reconocido exponente de música country y Lori se comprometió e incluso jugaba bolos profesionalmente.

Ronnie y Donnie Galyon, los siameses más viejos del mundo (actualmente tienen 68 años). Por desgracia, los hermanos no fueron llevados a ninguna escuela, por eso, siendo analfabetos, tuvieron que ganarse la vida mostrando su cuerpo y hablando sobre la vida en él.

¿Consideras que los avances en la ciencia podrán ayudar a este tipo de personas más adelante?

5--5
169k