Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

Hombre de la India de 54 años ingresó a MasterChef a pesar de las tradiciones de su país, y demostró que nunca es tarde para cumplir los sueños

8-45
284

Una de las frases más memorables de la película Ratatouille es la que dice el crítico culinario Anton Ego: “No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado”. Esta es especialmente acertada para describir a Subha Ramiah, un hombre de la India de 54 años de edad que decidió presentarse como competidor en MasterChef en Estados Unidos, demostrando con su perseverancia que el talento no hace distinciones, a pesar de que las tradiciones de su país natal indican que solamente las mujeres deben cocinar.

Genial.guru quiere compartir contigo la historia de este gran hombre que, a pesar de las restricciones de sus tradiciones, logró mostrarle al mundo que los sueños pueden hacerse realidad si estamos verdaderamente dispuestos a luchar por ellos.

Su historia

Subha Ramiah nació en Chennai, capital del estado Tamil Nadu. Cuando tenía 11 años, empezó a ayudarle a su madre en la cocina, sin saber todavía que eso terminaría convirtiéndose en su vocación. En aquel entonces, esta mujer, a quién reconoce como un gran pilar en su vida, le enseñó recetas tradicionales de la cocina tamil del sur de la India, las cuales continúa implementando bajo su propia impronta.

Aun así, cuando Subha quiso empezar a cocinar por él mismo, ella se lo prohibió, ya que la tradición en Chennai indica que esa tarea es un deber de las mujeres, y no de los hombres. Afortunadamente, eso no lo detuvo de seguir buscando oportunidades para cumplir su sueño.

Un nuevo país lo inspiró para seguir mejorando y perfeccionándose en ese arte que tanto ama

Siendo adulto, se mudó a Nueva Orleans para hacer una maestría en Ingeniería y Ciencias de la Computación, y allí probó la jambalaya, lo que lo inspiró a modificar recetas para agregarles su propia impronta. Sin embargo, solamente se dedicó a cocinar para sus familiares y amigos.

Tuvieron que pasar años hasta que, viviendo en Nueva York, y siendo ya un ejecutivo sénior de tecnología con esposa e hijos, sin tener ninguna experiencia profesional previa, se armó de valor para presentarse en la famosa competencia de cocina MasterChef USA. Pese a su postura anterior, su madre viajó desde la India para acompañarlo en el casting junto con toda la familia.

Esto le permitió conseguir la aprobación más importante, la de su madre

A pesar de tener más edad que la mayoría de sus contrincantes, Subha no se detuvo y persistió en el reto de ingreso, puesto que, en sus propias palabras, “nunca fui capaz de seguir mi pasión, así que quiero probarle al mundo que nadie es demasiado viejo para alcanzar sus sueños”. Se presentó al jurado con un plato de jambalaya acompañado con salsa Raita, propia de la India. De esta forma, fusionó dos culturas en un solo platillo, lo que impresionó a los presentes por su originalidad.

Al probar la comida, uno de los miembros del jurado, el conocido chef británico Gordon Ramsay, quedó tan encantado que salió de la habitación para buscar a la madre de Subha y hacerla probar el platillo también. Ella aceptó la invitación y no pudo ocultar la emoción que le inspiró comer lo que su hijo había elaborado. Tras expresar su orgullo maternal, fue ella quién le colocó el delantal que lo habilitó a entrar en el certamen.

Un esfuerzo que valió la pena

Subha, cuyo lema es “la comida es tu medicina, y la medicina es tu comida”, afirmó que ingresar a MasterChef fue un gran reto que le exigió dar todo de sí, pero que, a la vez, fue una de las mejores experiencias de su vida, ya que le permitió adquirir conocimientos y competencias nuevas en la cocina, permitiéndole hacer lo que ama con el apoyo de su familia y sus seres queridos.

Actualmente se encuentra en el top 12 de los competidores que aspiran a ganar el concurso, el cual todavía está en emisión.

¿Piensas que hay edad para hacer realidad los sueños? Cuéntanos en los comentarios qué meta quieres cumplir y qué logros te enorgulleces de haber alcanzado.

8-45
284
Compartir este artículo