Genial
NuevoPopular
Inspiración
Creación
Admiración

La leyenda maya del ave mágica

¿Alguna vez ha volado un colibrí a tu alrededor? Dicen que si ves un colibrí nunca trates de atraparlo, más bien alégrate y déjalo tranquilamente seguir su dirección; aquí en Genial.guru te decimos por qué.

Cuentan los mayas que cuando todas las cosas fueron creadas, faltaba alguien que llevara los deseos y pensamientos de un lado a otro. Los dioses ya no tenían barro ni maíz, así que tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña. Al terminarla, soplaron sobre ella y ésta salió volando.

Ya no era más una piedra, habían creado al x ts’unu’um, el colibrí. Era muy frágil y ligero, tanto que podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo. Un día el hombre quiso atraparlo y los dioses se enojaron y dijeron: "Si alguien quisiera atrapar un colibrí, éste morirá".

Y fue así como se respetó la libertad del ave para así poder cumplir su misión: llevar los pensamientos y deseos de los hombres de un lado a otro.

Por eso, si un colibrí vuela cerca de ti, no lo asustes, concéntrate en pensar cosas positivas para los demás, deja que tome tus pensamientos y los lleve a aquella persona amada, deja que te lleve a ti los buenos deseos de aquellos que te aman. Tómalo como un buen augurio, de amor y mucha dicha.